Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Calambres fuera del período: causas y tratamiento

Como regla general, la menstruación provoca malestar o dolor pélvico debido a las contracciones activas del útero para expulsar su revestimiento engrosado hacia el exterior. Pero los calambres no siempre se limitan a este momento del ciclo, también pueden aparecer fuera del período menstrual, siendo un síntoma que suele causar dudas, e incluso temor, en muchas mujeres. Es importante saber que a veces los calambres fuera del período se deben a ciertos procesos normales en el cuerpo femenino, pero que no siempre es así. 

PUBLICIDAD

Causas anormales como la presencia de quistes funcionales, los fibromas, las inflamaciones pélvicas, la endometriosis y algunas condiciones no ginecológicas también pueden provocar calambres entre períodos menstruales.

Sigue leyendo a continuación para conocer cuáles son las principales causas de este síntoma y qué tratamiento se suele aplicar en cada caso.

PUBLICIDAD

Calambres fuera del período: causas normales

Calambres de ovulación

dolor en el abdomenAproximadamente en la mitad del ciclo, un óvulo maduro emerge de su folículo y tiene lugar la ovulación. Este proceso puede ser muy evidente en algunas mujeres, quienes experimentan dolor abdominal o calambres en el bajo vientre similares al dolor menstrual, sangrado ligero, inflamación, aumento considerable del flujo vaginal. Estos síntomas constituyen lo que se conoce síndrome ovulatorio y se deben principalmente a la ruptura folicular, al daño en pequeños vasos sanguíneos y a los cambios hormonales  típicos de esta fase. No se necesita tratamiento, pero se recomienda descansar, aplicarse calor en el vientre o tomar un analgésico / anti-inflamatorio de venta libre si los calambres son fuertes.

Calambres en el embarazo temprano

Otra posible causa de los calambres fuera del período es el proceso de implantación del óvulo cuando ha tenido lugar el embarazo. La implantación hace que la pared del útero se contraiga y cree espacio para el futuro embrión, provocando calambres en el bajo vientre. Este síntoma puede estar acompañado de un manchado muy ligero, denominado sangrado de implantación. Si has tenido relaciones sexuales desprotegidas en la etapa fértil del ciclo menstrual, has presentado estos signos y luego tienes un retraso en tu período menstrual, quizás desees hacerte un test de embarazo.

Las mujeres embarazadas también pueden experimentar calambres normales, aunque no tengan el período menstrual. El crecimiento del feto, el estiramiento del útero y sus ligamentos, así como las fluctuaciones hormonales, pueden provocar dolor pélvico en el embarazo.

Calambres fuera del período: causas anormales

Calambres por la presencia de quistes o fibromas

Cuando un óvulo no emerge desde el folículo, se produce la formación de un quiste ovárico. Esto suele causar calambres agudos entre períodos, inflamación e incluso puede alterar la llegada de la menstruación. En ocasiones se puede producir el rompimiento de un quiste, lo cual es una patología ginecológica aguda que requiere hospitalización inmediata. El síntoma principal de esta complicación es el dolor punzante y / o sangrado vaginal anormal.

De igual forma, la formación de fibromas uterinos puede provocar dolor y sensación de presión en la pelvis, sobre todo cuando son de gran tamaño. Aunque estos síntomas pueden aparecer fuera del período, en la mayoría de los casos son más notables durante la menstruación.

Cuando los quistes y fibromas permanecen sin causar síntomas, no se suele aplicar ningún tratamiento. Si han alcanzado gran tamaño o están causando muchas molestias y alteraciones menstruales, se puede recurrir a la extirpación quirúrgica.

Calambres como signo de un proceso infeccioso / inflamatorio en la pelvis

Los calambres fuera del período pueden ser el resultado de un proceso infeccioso o inflamatorio que se está desarrollando en la pelvis. El ascenso de agentes infecciosos desde la vagina hacia el útero debido a infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana) o ETS (clamidia, gonorrea) no tratadas, puede conducir a condiciones serias como la enfermedad inflamatoria pélvica, la endometritis (infección de la membrana mucosa uterina), la salpingitis (inflamación de trompas uterinas) y la ooforitis (inflamación de los ovarios).

Además de los calambres entre períodos, estas condiciones pueden estar acompañadas de hemorragia moderada o abundante. Los siguientes síntomas pueden ayudarte a diferenciarla de un período normal:

  • El sangrado aparece de forma inesperada después de una relación sexual.
  • El sangrado se produce sin regularidad, es decir, aparece varias veces en el mismo ciclo, posiblemente acompañado de otros síntomas, como flujo con mal olor.
  • La hemorragia y los calambres se acompañan de malestar corporal y fiebre.

El tratamiento médico más frecuente en estos casos se basa en el uso de antibióticos, especialmente que sean efectivos contra los microorganismos N. gonorrhoeae y C. trachomatisLa duración del tratamiento dependerá de qué tan extendida esté la enfermedad. Siempre es importante que la pareja sexual de la paciente también se someta al mismo curso de antibióticos. Cuando existe obstrucción en las trompas de Falopio, se suele indicar la cirugía para retirar o drenar dicha estructura.

Calambres por torsión de los anexos uterinos

Bajo la influencia de ciertos factores, como el aumento significativo de peso, el embarazo ectópico, la presencia de tumores, los cambios fisiológicos en ovarios nomales, entre otros, los anexos uterinos pueden torcerse. Esta complicación puede involucrar tanto a los ovarios como a las trompas de FalopioLa presión resultante en los vasos puede impedir el flujo de salida venoso, conducir a la inflamación de los órganos y finalmente causar su necrosis. Todo este proceso se acompaña de dolor agudo y constante en forma de calambres. Tanto la torsión de los anexos uterinos como la apoplejía del ovario (desorden espontáneo), son condiciones que presentan gran peligro para la vida de la paciente y requieren intervención quirúrgica inmediata.

El objetivo del tratamiento es desenredar las estructuras afectadas y reducir la inflamación, de forma que se restablezca el flujo sanguíneo y no se pierda el órgano. El procedimiento se realiza mediante laparoscopia o laparatomía.

Calambres fuera del período por patologías endometriales

image20Aquí nos referimos a la endometriosis y a la adenomiosis. La endometriosis es la proliferación del tejido endometrial fuera de la cavidad uterina y sobre la superficie de otros órganos. La adenomiosis es el crecimiento del tejido endometrial en la capa muscular del útero. Ambas enfermedades implican un conjunto muy similar de síntomas, que incluye dolor pélvico o calambres entre períodos, menstruaciones dolorosas, dolor durante las relaciones sexuales, sangrado vaginal intermitente e infertilidad.

El tratamiento en estos casos abarca el uso de medicamentos analgésicos para controlar el dolor, la terapia hormonal para reducir la intensidad de los calambres y el sangrado menstrual, y la cirugía en casos avanzados para retirar los parches de tejido anormal. En algunas mujeres se realiza la histerectomía para retirar el útero, los ovarios y las trompas, sin embargo los síntomas pueden reaparecer después de un tiempo. La elección de las opciones de tratamiento depende de factores como la extensión de la enfermedad, la intensidad de los síntomas y si la mujer desea tener hijos en el futuro. (¿Puede la endometriosis repetirse después de la histerectomía?)

Calambres por dolor pélvico crónico

Se denomina dolor pélvico crónico al dolor que se localiza en el abdomen inferior o la pelvis, y que persiste durante al menos 6 meses, o más. Estos calambres se presentan de forma continua o intermitente, pero no se asocian exclusivamente al período menstrual. Según Mayo Clinic, esta condición suele ser el resultado de otra enfermedad subyacente, como la endometriosis, la enfermedad inflamatoria pélvica, los fibromas, el síndrome de intestino irritable, el síndrome de congestión pélvica, entre otras causas. El tratamiento depende de la causa en cuestión, pero generalmente incluye el uso de analgésicos, antibióticos, terapias hormonales y antidepresivos. Algunas mujeres pueden necesitar someterse a una cirugía.

Calambres entre períodos por causas no ginecológicas

Los calambres agudos en el abdomen o el bajo vientre sin tener la regla también pueden deberse a ciertas enfermedades de las vías urinarias, como la cistitis (inflamación de la vejiga urinaria), la pielonefritis (infección renal), la estenosis uretral y un absceso alrededor del riñón. En estos casos el dolor está acompañado por la perturbación de la micción, síntoma que hace sospechar de una causa urinaria. Es muy importante acudir al médico para obtener el diagnóstico correcto, y el tratamiento en caso de ser necesario.

Los calambres fuera del período también pueden ser provocados por una apendicitis aguda, la obstrucción intestinal, la colecistitis y una hernia estrangulada. Todas estas enfermedades pueden confundirse con problemas ginecológicos, por eso el diagnóstico diferencial debe ser realizado por un cirujano.

PUBLICIDAD

Descarga GRATIS

LIBRO "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).

“…después de años de sufrir un gran número de síntomas, de ir de médico en médico, sin ninguna esperanza al final del túnel, finalmente conseguí el alivio que soñaba después de seguir el método de tu libro.

Muchas gracias por existir Sandra…”. Sulmira.

Más comentarios como este en: ¿Hablamos? ¡Ya son más de 2900 consultas respondidas!

Tests auxiliares de auto-diagnóstico (infecciones vaginales):

PUBLICIDAD