Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Qué causa las venas azules en los senos y el pecho?

Es normal que una mujer se siente preocupada por la presencia de venas azules en sus senos y en el pecho. Se trata de un síntoma común, que no suele causar mayores molestias que el aspecto poco atractivo de esa zona (más notable en mujeres de piel muy clara), sin embargo es importante no pasarlo por alto, ya que en ocasiones las venas azules en los senos y el pecho pueden deberse a una condición subyacente.

En muchos casos estas venas azules se desvanecen por sí solas, pero si notas que no desaparecen o que empeoran con el paso del tiempo, lo mejor es acudir al médico para ser examinada y determinar la causa.

¿Qué causa las venas azules en los senos y el pecho?

Las venas azules, dilatadas y prominentes se observan con más frecuencia en las piernas, pero también pueden aparecer en otras partes del cuerpo, incluyendo los senos y el pecho, el torso, las manos y la cara. Estas venas son más prominentes en las personas con piel clara y pueden ser causadas por diversos factores, algunos de naturaleza normal y otros que se asocian con problemas de salud. Veamos:

La genética

Las venas azules en los senos y el pecho pueden ser un rasgo hereditario. Eso significa que eres más propensa a tenerlas si tu madre o tu padre también las tienen.

El entrenamiento regular con peso

Si realizas ejercicio físico que implique el levantamiento de peso es probable que desarrolles venas azules en el área del pecho debido al aumento del flujo sanguíneo; recuerda que el cuerpo no puede limitar el suministro de sangre solo a una parte específica. Además del aumento del flujo sanguíneo, los vasos sanguíneos empiezan a dilatarse para permitir que se disipe más calor y el cuerpo se enfríe. Como resultado, comienzan a ser más visibles en varias zonas del cuerpo, incluyendo los senos.  

El trabajo manual pesado

Al igual que en el entrenamiento pesado, la actividad física que implica un trabajo manual intenso provoca el aumento del flujo sanguíneo. Esto puede conducir a la aparición de venas azules en los senos, el pecho y otras partes de tu cuerpo.

La pérdida rápida de peso o el sobrepeso

Una pérdida de peso demasiado rápida puede originar la aparición de venas azules debido a que tu cuerpo no tiene tiempo suficiente para adaptarse a los cambios que se están produciendo. Tu piel se volverá frágil y pálida, por lo que tus venas serán más visibles.

Así mismo, tener sobrepeso a menudo puede causar venas azules en el pecho debido a la mayor deposición de grasas en los senos. Esta grasa comienza a presionar contra las venas de la zona y hace que se vuelvan más prominentes.

El crecimiento rápido del tejido mamario

La expansión que experimenta el tejido mamario de las chicas durante la pubertad y luego en el embarazo es una causa común de las venas azules en los senos y el pecho. Desde las primeras etapas de la gestación ocurre un aumento en el flujo sanguíneo hacia las mamas de cara a la producción de la leche materna. Este aumento hace que las venas de los senos se agranden y sean más notables. Durante el período menstrual se puede notar un efecto similar debido a los cambios hormonales que tienen lugar.

El agrandamiento de los senos mediante la colocación de implantes

Los implantes de silicona se insertan por delante de la pared toráxica, de forma que empujan la grasa y los vasos sanguíneos de los senos hacia afuera. Esto hace que aparezcan venas azules en los senos y el pecho de algunas mujeres. 

La enfermedad del hígado

Aunque no es una de las causas más comunes, es importante mencionar que la cirrosis hepática puede provocar la aparición de venas azules en varias partes del cuerpo. En ese caso se suelen observar otros signos anormales, como ampliación de abdomen y una mayor acumulación de líquidos corporales.

La ropa interior apretada

El uso de sostenes / brasieres muy ajustados en los senos puede interferir con la circulación sanguínea hacia esta zona, y causar la presencia de venas azules abultadas temporalmente.

Cómo evitar o desvanecer las venas azules de los senos y el pecho

Si te preocupa la presencia de venas azules muy prominentes en tus senos es recomendable que acudas al médico para ser examinada; esa es la mejor forma de saber si son un síntoma inofensivo o si se deben a un problema de salud. De cualquier forma, aquí tienes algunos consejos útiles para evitar o tratar de eliminar las venas azules del pecho.

Aplicar una crema hidratante enriquecida con vitamina K. La aplicación diaria de una crema hidratante con vitamina K protege y alimenta la piel, al mismo tiempo que mejora su apariencia. Varios estudios han indicado que la vitamina K es importante en la producción de colágeno, el cual es uno de los principales componentes de nuestra piel.

Aplicar crema autobronceadora. La aplicación diaria de una crema autobronceadora ayuda a broncear suavemente la piel para que las venas azules sean menos visibles. Es una buena opción para disimular las venas causadas por el ejercicio físico muy pesado, factores genéticos y cambios en el peso.

Usar sostenes de tamaño adecuado. El uso de sostenes de tamaño adecuado ayuda a eliminar las venas azules en los senos causados por la tensión gravitatoria de la sangre en esa zona. Cuando el soporte es adecuado, el flujo de sangre no se ve afectado por la presión.

Realizarse la escleroterapia. La escleroterapia es un procedimiento que utiliza agujas muy finas para inyectar un líquido esclerosante en las venas abultadas. Esto produce una inflamación dentro de las paredes internas de las venas, seguida por el colapso y desvanecimiento de las mismas en cuestión de semanas. Esta terapia es segura para tratar las venas azules abultadas causadas por los implantes mamarios. Después del tratamiento con escleroterapia pueden quedar moretones y aumentar la sensibilidad, sin embargo estos efectos son temporales.

Descarga GRATIS

LIBRO "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).
foto "Muchas mujeres hemos logrado una cura definitiva con solo usar el método y los consejos descritos en este libro para una infección vaginal de leve a moderada, sin embargo, con tu descarga también obtendrás acceso a soluciones más efectivas en casos recurrentes y severos."

Dra. Sandra F. Alonso.

 

“…Estoy segura de que su libro ha salvado incontables miles de personas como yo del sufrimiento y nos han permitido recuperar nuestras vidas.

Nunca entenderé por qué los médicos no nos lo dicen o se investiga más sobre el tema del flujo vaginal y las infecciones vaginales.…”. Claudia.

Más comentarios como este en: ¿Hablamos? ¡Ya son más de 2900 consultas respondidas!

Tests auxiliares de auto-diagnóstico (infecciones vaginales):