Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Qué sabes acerca de los cuerpos extraños dentro de la vagina?

Algunos objetos están diseñados para usarse dentro de la vagina, por ejemplo los tampones, los supositorios vaginales, diafragmas. Sin embargo otros objetos que no están diseñados para ello pueden introducirse en la vagina de forma accidental o intencional. Los médicos se refieren a esos objetos encontrados en la vagina como “cuerpos extraños“, los cuales pueden producir síntomas o permanecer asintomáticos durante largos períodos de tiempo.

PUBLICIDAD

Los objetos pequeños introducidos en la vagina generalmente no causan dolor. Pero otros objetos inusuales, generalmente más grandes que el diámetro vaginal habitual, pueden causar dolor debido a la distensión. Algunos causan dolor debido a la presencia de bordes afilados.

Aunque existe una variedad de síntomas provocados por un cuerpo extraño dentro de la vagina, el más común es el sangrado o secreción vaginal maloliente. Los síntomas menos comunes pueden incluir dolor o malestar urinario.

PUBLICIDAD

La perforación a través de la vagina en la cavidad abdominal también puede resultar en síntomas abdominales agudos. La infección sistémica puede ocurrir en raras ocasiones.

Causas de un cuerpo extraño vaginal

El cuerpo extraño más común en niñas pequeñas es el material fibroso de ropas, alfombras, o más a menudo trozos de papel higiénico. También pueden colocar objetos en su vagina en un momento de auto-exploración. Esos objetos pueden ser olvidados, o una vez colocados en la vagina no pueden ser removidos por la niña. Otros cuerpos externos incluyen marcadores o crayones. En general son objetos pequeños, que no causan dolor ni distensión.

Por su parte, las adolescentes pueden usar tampones una vez que comienza el período. Ocasionalmente esos tampones quedan olvidados y permanecen en la vagina por días. La rotura de un condón también puede dar lugar a que queden trozos de látex en la vagina.

Las mujeres adultas pueden colocar objetos extraños en la vagina como parte de una experiencia sexual. Al igual que las adolescentes, pueden dejar tampones olvidados y fragmentos de un preservativo. Los objetos menos comunes pueden ser el resultado de un caso de abuso sexual.

Síntomas de un cuerpo extraño en la vagina

  • Secreción vaginal anormal, generalmente maloliente y amarilla, verde, rosada o marrón
  • Hemorragia vaginal, casi siempre es una hemorragia leve
  • Picazón vaginal o mal olor
  • Molestias al orinar
  • Flujo vaginal que produce malestar e irritación de la piel
  • Dolor abdominal/pélvico por la colocación de objetos grandes o la perforación de un cuerpo extraño en la cavidad abdominal
  • Enrojecimiento de la piel
  • Hinchazón de la vagina y su entrada
  • Erupción en la zona vaginal

La presencia de un cuerpo extraño puede alterar la flora bacteriana normal de la vagina, dando lugar a esfuerzos repetidos para tratar la “vaginitis”. Los síntomas pueden interpretarse como vaginitis, una infección de transmisión sexual e incluso una infección por levaduras. Tenga en cuenta que el uso repetido de antibióticos u otros medicamentos no eliminará los síntomas si la causa es un cuerpo extraño vaginal.

¿Cuándo se debe solicitar atención médica?

Si se colocó un objeto extraño en la vagina y todavía permanece allí, es muy importante acudir al médico. Ocasionalmente una mujer adulta o adolescente puede recordar que se ha dejado un tampón, pero no puede sacarlo de su vagina por más que lo intente. Casos como este pueden necesitar la intervención de un médico o enfermera.

Hay situaciones en las que se aplica sedación o anestesia para evitar el dolor. Esto resulta particularmente cierto en pacientes de poca edad o en mujeres que no toleran el examen vaginal.

Exámenes y pruebas para cuerpos vaginales extraños

Los cuerpos vaginales extraños se observan más comúnmente en las niñas que en las mujeres adultas y adolescentes. Algunas niñas pueden no ser capaces de explicar la historia de un objeto colocado en esa zona, pero otras dirán que han perdido un objeto en su vagina. Además de obtener información específica sobre el cuerpo extraño en cuestión, el médico realizará un examen físico. En casos determinados es apropiado que se hagan preguntas relacionadas con el abuso sexual o físico.

Los métodos para diagnosticar y recuperar cuerpos extraños dependen de la edad de la paciente y en ocasiones, del tiempo que el objeto ha estado dentro.

Si la paciente es una niña, el médico puede examinar suavemente la vulva y la entrada vaginal separando los labios y vislumbrando el objeto extraño. Esto puede permitir una fácil remoción a través de técnicas como el lavado con agua caliente, pero si el objeto es grande puede requerir sedación o examen bajo anestesia para su eliminación.

En pacientes adolescentes y mujeres adultas, la solución más eficiente puede ser la visualización del cuerpo extraño utilizando un espéculo y su eliminación con una pinza. Los objetos inusuales, o que puedan interrumpir la pared vaginal, requieren sedación o anestesia para la extirpación, así como para completar un examen minucioso de la vagina y el cuello uterino.

Si un objeto ha estado presente en la vagina durante mucho tiempo puede causar erosión en la pared vaginal. La colocación aguda de un objeto inusual en la vagina puede causar perforación y síntomas secundarios de una infección intraabdominal.

Aunque el examen generalmente revela la presencia de un cuerpo extraño, algunas técnicas de imagen también pueden ser útiles. Por ejemplo una tomografía computarizada (TAC) o una radiografía abdominal. La ecografía también puede ayudar en la localización de un cuerpo extraño en la vagina o la pelvis.

Dado que algunos casos pueden resultar en infección y síntomas adversos, es muy importante no ignorar un episodio de secreción vaginal, sangrado, olor anormal y síntomas del tracto urinario. Si estos síntomas continúan después que un objeto ha sido removido, se recomienda repetir la evaluación médica.

Igualmente la repetición del examen puede ser recomendada si el médico no está seguro de que el objeto se ha eliminado completamente o si se diagnostica alguna complejidad, como una infección secundaria, en el momento de la extracción del cuerpo extraño.

Prevención de las infecciones vaginales por cuerpos extraños

La prevención de infecciones relacionadas con objetos extraños en la vagina comienza con una buena higiene vulvovaginal.

En las niños pequeñas, los padres deben enseñar cómo se realiza la limpieza perineal, limpiándola de adelante hacia atrás. Esto disminuirá la cantidad de bacterias y heces que pueden entrar en la vagina. Una higiene incorrecta puede causar irritación de la vulva/vagina.

Los padres también pueden ayudar hablando con sus hijos acerca de las partes que componen el cuerpo y cuáles son sus nombres específicos, como vagina, uretra, ano y recto. Conocer los nombres correctos de las partes del cuerpo permitirá que una niña comunique mejor cualquier problema. Serán capaces de describir estas partes del cuerpo en caso de dolor, secreción o posible abuso.

Para las mujeres es fundamental mantener una buena higiene, limitando la cantidad de tiempo que los objetos permanecen en su vagina. Un detalle significativo es que los tampones deben usarse no más de unas pocas horas. También deben evitarse las actividades sexuales que resulten en la colocación dolorosa de objetos en la vagina.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD