Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Qué puedes esperar después de una histerectomía?

Una histerectomía es un procedimiento quirúrgico para eliminar la matriz o útero. Dependiendo de cada caso se pueden remover o no los ovarios. En general estos son los cambios que se pueden esperar tras un procedimiento como este:

PUBLICIDAD

  1. No tendrá períodos menstruales ni quedará embarazada

La mujer experimenta el período y es capaz de albergar el desarrollo de un feto gracias a los cambios que ocurren en el interior de su matriz. Al extirpar este órgano de su anatomía, dejan de existir procesos como el engrosamiento uterino y por tanto la posibilidad de alojar y alimentar a un bebé.

  1. Pueden quedar cicatrices o no

Existen cinco opciones quirúrgicas para realizar una histerectomía. La opción que plantea el mayor riesgo de cicatriz notable es el enfoque tradicional, donde el útero se elimina a través de una incisión grande en el abdomen (generalmente a lo largo de la línea del bikini). Hay dos procedimientos laparoscópicos; uno de ellos requiere una incisión vaginal y otro sólo comprende incisiones en el abdomen. Debido a que las incisiones en ambos casos son pequeñas, puede haber cicatrices mínimas, si las hay. La cuarta opción, la histerectomía asistida por robot, consiste en pequeñas incisiones en el abdomen que, al igual que los dos últimos procedimientos mencionados, pueden conducir a una mínima cicatrización. La quinta opción es histerectomía vaginal no implica incisiones, ya que el útero se extrae a través de la vagina.

PUBLICIDAD

Si la mujer es propensa al desarrollo de queloides, puede tener mayor probabilidad de desarrollarlos en las áreas donde se realizan incisiones. Actualmente hay tratamientos con láser capaces de reducir el tejido cicatricial y los queloides.

  1. Puede experimentar dolor y otras complicaciones después de la cirugía

Algunas mujeres pueden sentirse muy cansadas y adoloridas después de su cirugía. Todo depende del tipo de histerectomía, la razón de la cirugía y la salud general del paciente. Algunas personas pueden experimentar dolor durante cinco semanas. Aunque la mayoría de las mujeres no tienen problemas de salud relacionados con una histerectomía, algunas pueden experimentar:

  • Secreción vaginal de color rojo parduzco
  • Dolor asociado al paso de los gases
  • Aumento del peso corporal por inactividad después de la cirugía
  • Síntomas de la menopausia como ansiedad y sofocos

Otras complicaciones tienen menos probabilidades de ocurrir como una infección, lesiones en el tracto urinario, obstrucción intestinal, problemas con la anestesia, coagulación de la sangre en las venas, sangrado anormal durante o después de la cirugía, entre otras.

  1. Pueden surgir cambios en la vida sexual

Las relaciones sexuales después de una histerectomía pueden ser más agradables para algunas mujeres,  ya que ya no tienen que preocuparse por ciertas cuestiones, por ejemplo un embarazo no deseado. Aquellas que normalmente experimentaban contracciones uterinas durante el orgasmo, ahora experimentarán una sensación diferente. Si los ovarios fueron removidos, puede aparecer sequedad vaginal, se recomienda el uso de un lubricante vaginal o de estrógeno. Es importante señalar que una histerectomía no puede prevenir la transmisión de infecciones de transmisión sexual (ITS), se debe seguir usando preservativo como medio de protección.

  1. Puede surgir un sentimiento de pérdida y tristeza

Esta posibilidad está determinada por la edad de la mujer y la razón que motivó dicha cirugía. Hay casos en los que se produce un sentimiento de pérdida de la “feminidad” y esto puede conducir a la depresión. Si bien el tratamiento puede ser necesario para remediar algunos problemas emocionales, otros pueden ser tratados con más facilidad utilizando un grupo de apoyo. Todos estos sentimientos negativos pueden ser disminuidos.

  1. Se necesita tiempo para volver a la vida normal

Es necesario tomarse un tiempo para recuperarse después de una histerectomía. Se aconseja restringir las actividades que puedan causar cansancio o dolor. En caso de no tener un trabajo donde se requiere esfuerzo manual o levantamiento de objetos pesados, se puede volver a trabajar entre 4-8 semanas.

Asegúrese de sentirse absolutamente cómoda con la conducción, especialmente porque debe usar un cinturón de seguridad. Puede necesitar 3-8 semanas para retomar esta actividad.

Tan pronto como sea posible se debe comenzar a caminar, y una vez que las heridas se han curado, se puede realizar otras actividades como nadar.

Las personas que rodean a la paciente, como familiares o amigos, deben estar conscientes de toda la información aquí presente. De esa forma estarán mejor preparados para cuidarla adecuadamente en su recuperación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD