Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Por qué tienes dolor pélvico al toser?

La pelvis es el área que se encuentra por debajo del ombligo, es decir el abdomen inferior. Cuando una mujer siente dolor pélvico, la causa puede ser difícil de diagnosticar, ya que es un síntoma común de muchas condiciones. En el caso específico de un dolor pélvico que se presenta en repetidas ocasiones al toser, es importante acudir al médico para ser examinada y ver que todo esté bien.

PUBLICIDAD

Causas del dolor pélvico al toser

Normalmente una mujer puede sentir dolor pélvico debido a procesos naturales como la ovulación, el período menstrual, las relaciones sexuales, la práctica de ciertos ejercicios, entre otros. Este dolor no es un motivo de preocupación, ya que seguramente desaparecerá en pocas horas. Pero un dolor en la pelvis que siempre aparece cuando la mujer tose o se estira no debe ser tomado a la ligera; este podría ser el síntoma de alarma para alguna de las siguientes causas:

Quistes ováricos

PUBLICIDAD

La mayoría de las mujeres desarrolla quistes ováricos en algún momento de su vida. Estos quistes se producen cuando un folículo no ha liberado su óvulo, o cuando un folículo comienza a llenarse de líquido después que el óvulo ya ha sido liberado. Generalmente desaparecen por sí solos y no representan un problema para la salud. Sin embargo es importante buscar atención médica si experimentas dolor pélvico severo y repentino al toser, en especial si se acompaña de fiebre, respiración rápida, debilidad, vómitos o mareos. En ocasiones los quistes ováricos pueden alcanzar gran tamaño, romperse o torcerse, causando síntomas agudos como los anteriores.

Enfermedad inflamatoria pélvica 

Considerada una enfermedad potencialmente peligrosa, la enfermedad inflamatoria pélvica es una condición que implica la infección / inflamación del cuello uterino, los ovarios, el útero y las trompas de Falopio. Los síntomas incluyen dolor pélvico que empeora al toser, náuseas, fiebre o vómitos. Si no se diagnostica y se trata a tiempo, puede dar lugar a embarazos ectópicos o problemas de infertilidad.

Embarazo ectópico

El embarazo ectópico o tubárico ocurre cuando un óvulo fecundado se adhiere fuera del útero, casi siempre dentro de las trompas de Falopio o en los ovarios. Esta condición suele pasar inadvertida hasta que se produce el sangrado vaginal, pero hay ocasiones en las que el primer síntoma es dolor pélvico e hinchazón en el abdomen. Otros signos de alarma dolor en el hombro derecho, necesidad urgente de defecar, mareos, desmayos y fiebre. Si has tenido relaciones sexuales de riesgo, sospechas que has podido quedar embarazada y además presentas cualquiera de estos síntomas, acude al médico para ser examinada.

Dolor del ligamento redondo

Este dolor pélvico es más frecuente durante el embarazo, casi siempre en el segundo trimestre. El ligamento redondo se ubica en la pelvis, alrededor del útero, conectando la porción frontal del útero a la ingle. A medida que el feto crece, el útero se expande y los ligamentos se estiran, engrosándose cada vez más para compensar esta situación y seguir sosteniendo al útero. Cualquier movimiento que estire o contraiga rápidamente estos ligamentos, puede causar dolor pélvico, por ejemplo pasar de una posición sentada a estar de pie, reír o toser. Según la American Pregnancy Association (Asociación Americana de Embarazo), el descanso es una de las mejores maneras de aliviar este dolor, así como cambiar de posición lentamente o flexionar las caderas al estornudar, toser o reír.

Apendicitis

El dolor pélvico es el síntoma más común de la apendicitis, condición que resulta tras la inflamación del apéndice por una infección bacteriana. Si no se diagnostica y se trata a tiempo, la apendicitis puede convertirse en una afección potencialmente mortal, ya que el apéndice se llena de pus y puede romperse. Por lo general, el dolor se intensifica rápidamente y empeora cuando te mueves, te estiras, o al toser.

Obstrucción intestinal

Después de una cirugía, un traumatismo o una infección el intestino puede llegar a obstruirse debido a la formación de adherencias en el colon o el intestino delgado. Los signos típicos de esta obstrucción incluyen sensibilidad en la zona pélvica, dolor alrededor del ombligo, dolor abdominal al toser, náuseas, estreñimiento severo, calambres en el estómago y vómitos. Aunque no es una de las causas más comunes, sí es un escenario a tener en cuenta para muchas mujeres.

Endometriosis

La endometriosis se origina cuando las células endometriales del útero crecen fuera de este, en órganos como la vejiga, los ovarios y el recto. Los signos de este trastorno incluyen dolor durante la ovulación, dolor durante las relaciones sexuales, dolor menstrual sin tener el período, dolor durante la micción o los movimientos intestinales, inflamación del bajo vientre, sangrado rectal durante el período, dolor de espalda baja y media.

Diverticulitis

Una persona tiene diverticulitis cuando desarrolla pequeñas ampollas o sacos infectadas que sobresalen en el colon o el intestino grueso. Los signos de esta condición pueden incluir hinchazón abdominal, dolor pélvico al toser, dolor abdominal durante los movimientos intestinales, sensación de hinchazón, pérdida del apetito, náuseas o vómitos.

Cuándo consultar a un médico por un dolor pélvico al toser

No es necesario consultar al médico si tu dolor pélvico claramente se relaciona con la ovulación, la menstruación, una postura incómoda durante el coito, etc. Sin embargo, la presencia de un dolor pélvico inexplicable, que se repite siempre al toser, empeora con el tiempo o que se acompaña de otros malestares inusuales, debe ser evaluado por un médico.

PUBLICIDAD

Descarga GRATIS

LIBRO "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).

“…me siento tan viva y en control por primera vez en mi vida que no puedo AGRADECERLE lo suficiente. ¿Por qué no hay más médicos que sepan acerca de tu libro?

Quiero darle las gracias de nuevo desde el fondo de mi corazón y puede utilizar este testimonio en su sitio si lo desea…”. Maria Jesús.

Más comentarios como este en: ¿Hablamos? ¡Ya son más de 2900 consultas respondidas!

Tests auxiliares de auto-diagnóstico (infecciones vaginales):

PUBLICIDAD