Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

El orgasmo femenino

Las mujeres pueden alcanzar el orgasmo a través de diferentes maneras y tipos de estimulación.

El orgasmo femenino sigue siendo objeto de un intenso debate científico. Los médicos aún no arman el rompecabezas sobre los diferentes medios por los cuales las mujeres pueden alcanzar el orgasmo, así como las cosas que pueden impedirlo.

Cuando las mujeres alcanzan el orgasmo, “se producen cambios a lo largo de todo el cuerpo, una especie de experiencia de la cabeza a los pies”, según la opinión de los terapeutas sexuales.

orgasmo femenino¿Cómo las mujeres alcanzan el orgasmo?

Las mujeres alcanzan el orgasmo a través de un proceso de cuatro pasos, descritos por primera vez por los investigadores sexuales William Masters y Virginia Johnson hace décadas:

  1.  Emoción. La mujer inicia o está de acuerdo con el sexo, y cuando comienza ella se encuentra centrándose principalmente en el estímulo sexual. La sangre comienza a inundar el clítoris, la vagina y los pezones, y crea un rubor sexual de cuerpo completo. La frecuencia cardíaca y la presión arterial aumentan.
  2. Platea. La tensión sexual se construye como un precursor al orgasmo. Un tercio exterior de la vagina se vuelve particularmente lleno de sangre, creando lo que los investigadores llaman “la plataforma orgásmica”. El enfoque en el estímulo sexual ahoga todas las otras sensaciones. La frecuencia cardíaca, la presión arterial y la respiración siguen aumentando.
  3. Orgasmo. Se produce una serie de contracciones rítmicas en el útero, la vagina y los músculos del suelo pélvico. La tensión sexual causada por la liberación de hacer el amor y los músculos de todo el cuerpo la hacen contraerse. Una sensación de calor por lo general emana de la pelvis y se extiende por todo el cuerpo.
  4. Resolución. El cuerpo se relaja, la sangre fluye fuera de los órganos sexuales congestionados. La frecuencia cardíaca, la presión arterial y la respiración vuelven a la normalidad.

La estimulación y el orgasmo femenino                    

Las mujeres estamos bendecidas con cuerpos capaces de alcanzar el orgasmo en más de un sentido. La estimulación del clítoris, se ha probado, es la ruta más segura para lograr el orgasmo. “Creo que la estimulación del clítoris es probablemente el análogo más cercano al orgasmo masculino, donde se tiene tejido eréctil, hay liberación y después de la liberación es incómodo continuar”, dice Steven R. Goldstein, obstetra y ginecólogo en la Universidad de Langone en la ciudad de Nueva York y profesor de obstetricia y ginecología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Sin embargo, algunas mujeres también pueden alcanzar el orgasmo a través de la estimulación vaginal. Un grupo de investigadores da crédito al punto G, un lugar situado en la pared frontal de la vagina, una o dos pulgadas detrás de la parte posterior del hueso púbico. Estos investigadores creen que cuando se estimula, el punto G produce un intenso placer sexual en algunas mujeres. Sin embargo, no existe un acuerdo universal entre los investigadores sexuales sobre la existencia de este espacio en todas las mujeres.

Las mujeres también han sido capaces de alcanzar el orgasmo mediante la estimulación de los pechos u otras partes del cuerpo, o mediante el uso de imágenes sexuales sin ningún contacto en absoluto. Los investigadores incluso han encontrado una vía nerviosa fuera de la médula espinal, a través del nervio vago sensorial, que conducirá a una mujer al orgasmo a través de sensaciones transmitidas directamente al cerebro.

Problemas para llegar al orgasmo

Existen problemas físicos que pueden evitar que una mujer alcance el orgasmo, pero los investigadores del sexo afirman que la mayoría de las cosas que bloquean el orgasmo implican la psiquis de una mujer. Una mujer puede no ser capaz de dejarse ir y centrarse por completo en el estímulo sexual, porque está experimentando sentimientos de miedo, culpa, distracción, ansiedad, o una pérdida de control. Se estima que hasta una cuarta parte de las mujeres tienen problemas para alcanzar el orgasmo.

Los médicos y terapeutas sexuales utilizan varios tipos de terapias para ayudar a las mujeres a superar estos bloqueos al orgasmo. Estas incluyen masturbación dirigida, educación sexual y la terapia conductual. Las mujeres también pueden intentar usar un vibrador para proporcionarse una mayor estimulación del clítoris, o un consolador concebido para ofrecer una mejor estimulación del punto G.