Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Flujo acuoso transparente ¿Qué es? ¿Me preocupo?

El flujo vaginal es por lo general un fenómeno normal y regular. Algunos tipos de flujo que presentan apariencias verdosas, espumosos y mal olor, pueden ser indicativo de una infección, sin embargo, es importante que aprendas a reconocer los distintos tipos de flujo que puede expedir tu vagina en condiciones normales o no, durante todo el clico menstrual. Aquí te hablaremos específicamente del flujo acuoso transparente, a qué se debe y si es señal de preocupación.

PUBLICIDAD

¿Qué es el flujo acuso transparente?

Este tipo de flujo bastante líquido y transparente que en ocasiones puedes encontrar en la ropa interior o en la toalla de diario, son perfectamente normales y pueden ocurrir en cualquier momento del mes. Algunos pueden inclusive, mostrarse un poco espesos después de practicar una rutina de ejercicios bastante activa.

Un flujo acuoso y transparente, también puede tornarse en ocasiones, un poco elástico. Este evento es señal de que estás en la fase de ovulación.

El flujo vaginal es una función corporal normal y saludable, su evidencia es una forma de saber que tu zona vaginal interna está funcionando correctamente y está realizando su proceso de autolimpieza para protegerse. Estos flujos se tornan más acuosos, cuando se realizan prácticas de ejercicios vigorosas, durante la excitación sexual, la ovulación o el uso de la píldora anticonceptiva. Por lo tanto un flujo acuoso transparente nunca debe ser razón para preocuparse.

Cómo mantener la buena salud de tu vagina.

Para prevenir la transformación de la flora vaginal, debes poner en práctica algunas costumbres. De manera que puedas garantizar una buena salud en tus partes íntimas. Algunas recomendaciones son:

PUBLICIDAD

  • Practicar una buena higiene sin el uso de jabones ni cremas con olores.
  • Usar ropa interior de algodón que permita que tu cuerpo transpire.
  • Evitar el uso de tampones y toallas con olores agradables, en su lugar, elegir los que tienen olores neutros.
  • No utilizar lavados vaginales, ya que pueden empeorar un flujo vaginal mediante la eliminación de las bacterias útiles. Utilízalos sólo cuando el ginecólogo te lo indique.
  • También es recomendable la práctica de sexo seguro para evitar enfermedades de transmisión sexual.
PUBLICIDAD