Flujo claro y acuoso: ¿Cuándo ocurre y por qué?

El flujo claro y acuoso es una de las secreciones vaginales más comunes en la mujer. Generalmente indica que existe un buen equilibrio entre bacterias y levaduras en la flora vaginal. Pero lo cierto es que tratándose del flujo siempre surgen dudas, preocupaciones, temores; a veces pueden presentarse algunos síntomas adicionales que nos hacen dudar de si este flujo claro y acuoso es totalmente saludable. Hablemos un poco sobre este tema, ¿te interesa?

 

Flujo claro y acuoso: ¿cuándo ocurre y por qué?

A continuación describimos los momentos más comunes en los que se puede experimentar una secreción clara y acuosa:

Flujo claro y acuoso durante la ovulación

La ovulación es la fase del ciclo menstrual donde observamos este tipo de flujo por excelencia. Cuando estás ovulando, los niveles de estrógeno aumentan significativamente, lo que da lugar a una gran cantidad de flujo vaginal acuoso. La cantidad alcanza su pico máximo el mismo día en que se libera el óvulo, o el día anterior. Durante la ovulación la vagina producirá hasta 30 veces más moco cervical de lo habitual. Siempre debe ser un flujo claro, acuoso y sin mal olor. (Ver: Más sobre el flujo vaginal en la ovulación)

Flujo vaginal claro y acuoso después del sexo

Si eres una mujer sexualmente activa habrás notado un incremento en la descarga vaginal durante y después del sexo. Esta descarga generalmente es clara, resbaladiza y se produce como resultado de la excitación sexual. Pero en lugar de provenir desde el interior de la vagina, como el flujo regular, esta secreción es producida por glándulas específicas situadas por encima y por debajo de la abertura vaginal (glándulas de Bartholin y de Skene). (Te puede interesar: Flujo blanco después de tener relaciones sin protección ¿qué hago?)

Este flujo claro y acuoso actúa como lubricante y su función es facilitar la penetración durante el coito, haciendo del acto sexual una experiencia más placentera. Las glándulas continuarán produciendo flujo lubricante varias horas después del acto sexual, por lo que tu vulva se sentirá pegajosa y resbaladiza por más tiempo.

Flujo vaginal claro y acuoso durante el embarazo

Pocas mujeres son conscientes de los cambios hormonales que se producen en su cuerpo una vez que han quedado embarazadas. Al igual que durante la ovulación, los niveles de estrógeno aumentan drásticamente al principio del embarazo, lo que conduce a una mayor producción de flujo en la vagina y el cuello uterino. A veces la descarga vaginal puede ir acompañada de restos de sangre, un hecho que se conoce como sangrado o manchado de implantación.

La mayoría de las mujeres experimentan grandes cantidades de moco durante el embarazo; esto es normal siempre y cuando no haya otros síntomas como picazón, hinchazón, enrojecimiento de la vulva, dolor al orinar o sangrado. La cantidad aumentará a medida que la fecha de parto se acerque, culminando el día en que se libera el tapón de moco cervical. (Ver: Cuestiones sobre el flujo vaginal en el embarazo)

Flujo claro y acuoso durante el período

Antes y después del período menstrual la cantidad de flujo es relativamente pequeña, pero durante el período aumenta de manera significativa debido a los cambios hormonales que tienen lugar. Durante los primeros dos o tres días, el flujo puede no ser evidente por la salida natural de la sangre. Una vez que el sangrado comienza a disminuir, puede notarse mejor la presencia de flujo vaginal mezclado con los restos menstruales. (Ver: El flujo vaginal acuoso antes y después del período)

Signos a tener en cuenta

Si experimentas un aumento repentino en la cantidad de flujo vaginal, o si algunas características como el color, consistencia u olor también han cambiado, debes acudir al médico y obtener su valoración. Por ejemplo, una secreción maloliente similar al requesón, o de color verde, gris y amarillo puede indicar la presencia de una infección y es crucial recibir un tratamiento tan pronto como sea posible para prevenir consecuencias más graves, como la enfermedad inflamatoria pélvica, el embarazo ectópico o la infertilidad.

Veamos una lista con los principales tipos de flujo anormal que puedes notar, junto con sus síntomas y las causas potenciales.

Flujo blanco

  • Características: color blanco lechoso o nublado, espeso, con olor fuerte y una consistencia parecida al queso cottage.
  • Otros síntomas: picazón, hinchazón o enrojecimiento de la vagina, ardor al orinar, dolor abdominal bajo.
  • Las posibles causas: infección por levaduras o vaginosis bacteriana.

mujer flujo picor dolor

Flujo vaginal amarillento

  • Características: de color amarillo pálido a oscuro, olor a pescado, con textura gruesa y cremosa que se siente como loción cuando se frota entre los dedos.
  • Otros síntomas: picazón, hinchazón o enrojecimiento de la vagina, dolor al orinar, dolor durante el coito, dolor abdominal bajo.
  • Las posibles causas: vaginosis bacteriana o gonorrea.

Flujo vaginal verdoso

  • Características: color verde-amarillento, olor a pescado o agrio, de consistencia pastosa.
  • Otros síntomas: incontinencia urinaria, dolor pélvico, picazón, hinchazón o enrojecimiento en la vagina, sangrado (manchado) entre períodos.
  • Las causas posibles: tricomoniasis o clamidia.

Flujo vaginal gris

  • Características: color gris, blanco pálido o nublado; olor más fuerte de lo habitual, de consistencia cremosa.
  • Otros síntomas: enrojecimiento o inflamación en la vagina y la vulva, ardor, malestar vaginal general.
  • Las causas posibles: vaginosis bacteriana.

Si experimentas cualquiera de estas descripciones, por favor asegúrate de ir pronto al médico para someterte a los exámenes vaginales necesarios y diagnosticar la causa subyacente. El tratamiento oportuno te ayudará a prevenir posibles complicaciones, especialmente si estás embarazada. El médico también puede recomendarte que cambies tus hábitos de higiene y estilo de vida para prevenir que la infección reaparezca.

Otras mujeres han consultado: Flujo vaginal claro: lo que nuestros lectores preguntan;   Flujo vaginal claro antes, durante y en lugar del período: ¿debería estar preocupada?;   5 Consejos para controlar el flujo vaginal claro y grueso;   ¿El flujo acuoso es un síntoma de embarazo?;   Flujo vaginal acuoso y abundante: 6 posibles causas

LIBRO GRATIS "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).
foto "Muchas mujeres hemos logrado una cura definitiva con solo usar el método y los consejos descritos en este libro para una infección vaginal de leve a moderada, sin embargo, con tu descarga también obtendrás acceso a soluciones más efectivas en casos recurrentes y severos."

Dra. Sandra F. Alonso.

 

¿Eres nueva en el blog? Hay mucho, mucho más para ti

Recibe en tu e-mail temas de interés femenino de los cuales no se habla en ninguna otra parte ...