Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Flujo vaginal amarillo y espeso: ¿normal o anormal?

Este tipo de flujo en cuestión puede ser normal o anormal dependiendo de la causa que lo provoca, pero casi siempre es una secreción anormal. Siempre les digo que prestar atención a las características del flujo vaginal es un aspecto importante para mantener una buena salud femenina. El flujo normal suele ser blanco o claro, por lo general sin olor fuerte y con una consistencia variable dependiendo del momento en el ciclo menstrual. Pero, ¿qué pasa si lo que tienes es un flujo de color amarillo y espeso? O peor aún, ¿qué pasa si el flujo es ligeramente verdoso y existen otros síntomas como picazón, dolor y enrojecimiento?

PUBLICIDAD

Hablemos un poco sobre este tema y sus posibles causas…

Flujo vaginal amarillo y espeso: los tampones olvidados

PUBLICIDAD

Muchas mujeres se olvidan de retirar el último tampón al final de un período, lo cual después de unos días provoca secreción mucosa espesa y amarilla, que generalmente se acompaña de olor nauseabundo. Es importante evitar este tipo de descuidos. Si una vez que hayas retirado un tampón olvidado, continúas expulsando flujo amarillo y espeso, debes consultar a un médico de inmediato.

mujer pensativaFlujo vaginal amarillento y espeso: el embarazo

El aumento del flujo vaginal blanquecino es absolutamente normal durante el embarazo, ya que el aumento del flujo sanguíneo hacia la vagina impulsa la producción de estrógenos y este a su vez, impulsa la producción de flujo vaginal. Dado que en algunas ocasiones la cantidad de secreciones acumuladas puede ser significativa, es normal que el flujo adquiera una tonalidad amarillenta, especialmente si se ha mezclado con pequeñas fugas de orina que también suelen ocurrir en esta etapa. (Ver: ¿Es normal tener flujo vaginal amarillo durante el embarazo?)

Flujo vaginal amarillo y espeso: enfermedades de transmisión sexual

Este tipo de flujo es un síntoma común de varias enfermedades de transmisión sexual, especialmente de la gonorrea y la tricomoniasis. Por lo general tiene un olor fuerte, consistencia espesa y el color puede tornarse amarillo-verdoso. Otros síntomas que lo acompañan incluyen picor, enrojecimiento, dolor en los labios y la vulva, así como dolor durante el coito, dolor pélvico y un aumento repentino en la cantidad de flujo. Si eres una mujer sexualmente activa y notas que tu flujo pasa de claro o blanquecino a amarillo / verdoso, asegúrate de consultar a un médico para determinar la causa subyacente. (Ver: ¡Tengo flujo amarillo verdoso! ¿por qué? ¿cómo me curo?)

Flujo vaginal amarillo y espeso: infecciones por hongos

Las infecciones por hongos o candidiasis por lo general causan un flujo abundante, blanco y muy grueso, pero en ocasiones este desequilibrio entre bacterias y levaduras que habitan en la vagina produce una secreción no tan blanca, sino amarillenta, espesa y con mal olor. (Ver: ¿Puede el flujo amarillo ser un signo de una infección por hongos?)

Ahora que conoces algunas de las posibles causas del flujo vaginal amarillo y espeso, no cometas el error de no acudir al médico sólo porque es “embarazoso”. Cuando las cosas no están bien, es esencial obtener el tratamiento de la causa subyacente y prevenir posibles complicaciones en tu sistema reproductivo.

Te puede interesar: Flujo amarillo con olor a pescado ¿cómo curarlo?;   Flujo amarillo después del parto;   Tengo flujo amarillo y espeso. 6 causas y sus soluciones;   Guía completa sobre el flujo vaginal amarillo: ¿qué necesitas saber?;   ¿Por qué tengo flujo amarillo con olor fuerte?

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD