Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Flujo vaginal blanco: sus posibles causas, cura y algunas precauciones

image22El flujo vaginal blanco es un tema con el que las mujeres obviamente no se sienten cómodas, pero el escenario requiere la atención y un tratamiento antes de que pueda causar grandes problemas. Muchas mujeres en algún momento de su vida experimentan problemas con el flujo vaginal blanco, que puede ser más que el rango normal. Es crucial entender por qué ocurre, cómo se debe diferenciar lo normal de lo anormal y cómo debe ser tratado.

PUBLICIDAD

¿Qué es el flujo vaginal blanco?

Como el nombre sugiere este flujo vaginal es blanco puro o blanco cremoso. Aunque es normal tener flujo vaginal en el principio o en el final del ciclo menstrual, la descarga en ese caso contiene algunos copos blancos y no tiene olor. Sin embargo, en el caso de una infección el flujo puede llegar a ser grumoso, maloliente y más grueso de lo normal.

PUBLICIDAD

¿Por qué el flujo vaginal puede volverse blanco?

El flujo vaginal puede cambiar de color por varias razones. La cantidad de secreción cambia durante todo el ciclo, notándose más antes y después de la menstruación, pero existen otros escenarios en los que puede haber flujo vaginal irregular o anormal.

Ovulación: Aquí la descarga se vuelve transparente y elástica.

Candidiasis: Si la mujer tiene candidiasis, la descarga se vuelve blanca, espesa y grumosa.

Gonorrea: La descarga vaginal puede ser de color blanco y sin olor.

El flujo vaginal también puede volverse blanco debido a algunos medicamentos. Puede presentarse acompañado de prurito en la vagina y una sensación de ardor durante la micción. Este problema se observa mayormente cuando hay una infección bacteriana, en cuyo caso es esencial seguir un tratamiento. También puede haber erupciones cutáneas y dolor en la piel cercana.

Las enfermedades asociadas con el flujo vaginal blanco

La vaginosis bacteriana, la infección de monilia (levadura) y la tricomoniasis son las tres enfermedades o infecciones más frecuentes asociadas al cambio en el color del flujo vaginal en las mujeres. En algunos casos, el color también puede ser de amarillo, cremoso o verdoso. Sin embargo, todas estas enfermedades son curables y con acción rápida, la mujer puede encontrar una solución.

Tratamiento para el aumento del flujo vaginal

Como la secreción blanca está asociada con numerosas enfermedades es importante asegurarse de cuál es la causa real de los síntomas. El flujo blanco es un síntoma que puede estar asociado con varios problemas, sin embargo también hay que mencionar que no siempre significa que hay una infección. Puede ser un signo de la ovulación o del embarazo.

Para la mayoría de las infecciones bacterianas, los antibióticos son el mejor método de tratamiento y en caso de una infección por levaduras es muy importante cambiar el estilo de vida.

Precauciones contra el flujo vaginal blanco

Algunos cambios saludables en tu estilo de vida te pueden salvar de una infección bacteriana y sus síntomas asociados, por ejemplo:

  • Comer sano y mantenerse sano, beber gran cantidad de líquido.
  • Mantener una pareja sexual estable y en caso de tener una nueva pareja, usar el condón para protegerse.
  • Mantener la vagina seca y limpia.
  • No rascar la vagina si hay infección.
  • Usar ropa interior de algodón.
  • Evitar las relaciones sexuales mientras se sigue un tratamiento.
  • Evitar el alcohol durante un tratamiento.

Algunas de estas precauciones pueden ayudarte a llevar una vida más relajada, pero si los problemas persisten incluso después de ellas, puedes requerir más atención médica.

PUBLICIDAD

Descarga GRATIS

LIBRO "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).

“…Estoy segura de que su libro ha salvado incontables miles de personas como yo del sufrimiento y nos han permitido recuperar nuestras vidas.

Nunca entenderé por qué los médicos no nos lo dicen o se investiga más sobre el tema del flujo vaginal y las infecciones vaginales.…”. Claudia.

Más comentarios como este en: ¿Hablamos? ¡Ya son más de 2900 consultas respondidas!

Tests auxiliares de auto-diagnóstico (infecciones vaginales):

PUBLICIDAD