Flujo vaginal: la diferencia entre el flujo normal y las infecciones

Una vagina saludable

La vagina sirve como vía de paso entre el exterior del cuerpo y los órganos reproductores internos. El equilibrio del pH de la vagina es ácido, lo que desalienta a las infecciones. Este ambiente ácido es creado por las bacterias que normalmente viven allí. Una vagina sana produce secreciones para limpiarse y regularse a sí misma, al igual que la saliva limpia y regula el medio ambiente de la boca. Estas secreciones vaginales son un flujo vaginal normal, pero cualquier interferencia con el delicado equilibrio vaginal, crea un ambiente propicio para las infecciones.

Flujo vaginal normal

Todas las mujeres tienen un poco de flujo vaginal. El flujo normal puede aparecer con aspecto claro, color blanco turbio, y / o amarillento cuando se seca en la ropa. También puede contener manchas blancas y en ocasiones puede ser fino y fibroso. Los cambios en el flujo normal pueden ocurrir por muchas razones, incluyendo el ciclo menstrual, el estrés emocional, el estado nutricional, el embarazo, el uso de medicamentos, incluyendo las píldoras anticonceptivas, y la excitación sexual.

Efectos del ciclo menstrual

El ciclo menstrual afecta el medio ambiente vaginal. La mujer puede notar un aumento de la humedad y del flujo transparente aproximadamente durante la mitad del ciclo. El equilibrio del pH de la vagina fluctúa y es menos ácido en los días justo antes y durante la menstruación. Las infecciones, por lo tanto, son más comunes en este momento.

Los signos de un flujo anormal

image31Cualquier cambio en el color o la cantidad de flujo puede ser signo de una infección vaginal. Las infecciones vaginales son muy comunes, la mayoría de las mujeres experimentan algún tipo de infección vaginal en su vida. Si experimentas alguno de los siguientes síntomas, puede estar en presencia de una infección vaginal:

• Secreción vaginal acompañada de picazón, sarpullido o dolor
• Aumento de la secreción persistente
• Ardor en la piel durante la micción
• Flujo blanco con aspecto similar al queso cottage
• Flujo de color blanco/gris o amarillo/verdoso con un olor fétido

A continuación veremos información básica sobre tres infecciones vaginales muy comunes

La vaginosis bacteriana: similar a una infección por hongos, esta condición se presenta cuando hay un crecimiento excesivo de bacterias y se afecta el delicado equilibrio del medio ambiente vaginal. La recurrencia de la vaginosis bacteriana es común y puede coexistir con otras infecciones vaginales. Se dice que las mujeres que tienen múltiples parejas sexuales o reciben sexo oral tienen un mayor riesgo de contraer la vaginosis bacteriana.

Signos y síntomas

• Aumento de la cantidad de flujo
• Secreción blanca-grisácea, de aspecto delgado y acuoso
• Secreción con olor a pescado
• Aumento del olor y del flujo vaginal inmediatamente después del coito

Casi la mitad de las mujeres con vaginosis bacteriana no muestran ningún síntoma.

Tratamiento

Hay dos opciones de tratamiento con metronidazol (Flagyl), como antibiótico oral o como crema antibiótica tópica. El metronidazol puede causar náuseas y oscurecimiento de la orina. Mientras se esté tomando este medicamento debe evitarse el consumo de alcohol. Cuando se está utilizando la preparación antibiótica vaginal, debe ser aplicada diariamente.

La tricomoniasis: esta infección es causada por un protozoo unicelular y casi siempre se transmite por contacto sexual. Sin embargo, el organismo protozoario puede sobrevivir hasta 24 horas en un ambiente húmedo, por lo que las toallas mojadas o trajes de baño son posibles instrumentos de transmisión de una persona a otra.

Signos y síntomas
La mayoría de los hombres y algunas mujeres no presentan síntomas, que pueden incluir:
• Secreción amarilla / verdosa con aspecto espumoso
• Flujo vaginal con mal olor
• Aumento de la cantidad de flujo
• Inflamación de la vulva / vagina
• Aumento de la frecuencia de micción
• Picazón

Tratamiento

El tratamiento utilizado es el metronidazol como antibiótico oral. Recuerde, no se debe consumir alcohol mientras esté tomando el medicamento ni durante 48 horas después de finalizar el tratamiento. Se recomienda que la pareja sea tratada al mismo tiempo para evitar las infecciones recurrentes. La pareja debe ser tratada incluso si no está mostrando ningún síntoma. Evite las relaciones sexuales hasta completar el tratamiento.

La infección por monilia (levadura): normalmente en la vagina existe una pequeña cantidad de levadura (Candida albicans). Una infección por levaduras se produce cuando hay un exceso de levadura, a menudo causado por un cambio en el equilibrio del pH vaginal. Las infecciones por hongos no son de transmisión sexual. Algunos factores que pueden aumentar la susceptibilidad a las infecciones por hongos son:
• El aumento del estrés
• El uso de anticonceptivos orales
• La diabetes
• El embarazo
• El uso excesivo de antibióticos, ya que las bacterias protectoras son destruidas por los antibióticos y se produce el crecimiento excesivo de levaduras

Signos y síntomas

• Aumento de la cantidad de flujo
• Descarga vaginal de color blanco y aspecto grumoso como el queso cottage
• Enrojecimiento, picazón y ardor en la zona vaginal / vulvar

Tratamiento

Dado que las levaduras están presentes normalmente en la vagina, no es realista tratar de eliminarlas  totalmente. Por lo tanto, el objetivo del tratamiento es reducir el crecimiento excesivo de organismos y retornar la vagina a su equilibrio saludable. El tratamiento comprende agentes antifúngicos en forma de comprimidos, cremas vaginales o supositorios, sin embargo cuando la mujer está embarazada siempre debe asegurarse de tener todos los medicamentos aprobados por su médico. La pareja por lo general no es tratada, a menos que esté mostrando síntomas como picazón o irritación en el área genital. El tratamiento para las parejas masculinas consiste en el uso de una crema fungicida en el pene.

Reglas para la prevención y el tratamiento de las infecciones vaginales

• Haga que las nuevas parejas sexuales usen condón durante las relaciones sexuales.
• Cuide su salud, coma bien, duerma lo suficiente, beba suficiente líquido.
• Mantenga el área vaginal limpia y seca.
• Use ropa interior de algodón.
• Límpiese de adelante hacia atrás después de orinar o defecar.
• Evite el uso de pastillas desodorantes o tampones.
• No use vaselina u otros aceites como lubricantes.
• No use duchas vaginales.
• Use la medicación durante el tiempo indicado.
• Evite las relaciones sexuales hasta completar el tratamiento y esté libre de síntomas.
• No se rasque las áreas infectadas o inflamadas, puede causar más irritación.
• Si está utilizando la medicación dentro de la vagina, siga usándola durante el período menstrual.
• Durante una infección, use almohadillas sanitarias y no tampones durante la menstruación.
• Evite los irritantes vaginales, incluyendo los jabones o desodorantes vaginales muy perfumados.
• Si los síntomas persisten después de completar el tratamiento, acuda al médico para obtener nuevas indicaciones.

LIBRO GRATIS "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).
foto "Muchas mujeres hemos logrado una cura definitiva con solo usar el método y los consejos descritos en este libro para una infección vaginal de leve a moderada, sin embargo, con tu descarga también obtendrás acceso a soluciones más efectivas en casos recurrentes y severos."

Dra. Sandra F. Alonso.

 

¿Eres nueva en el blog? Hay mucho, mucho más para ti

Recibe en tu e-mail temas de interés femenino de los cuales no se habla en ninguna otra parte ...