Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Infecciones por levaduras recurrentes

La infección vaginal por levaduras típicamente causa irritación, flujo vaginal anormal y abundante, olores desagradables, picor intenso en la vulva y la vagina, entre otras molestias. Cuando la mujer experimenta estos síntomas cuatro o más veces en un año, se dice que la infección es recurrente. En ese caso se requiere un tratamiento más integral y cuidadoso. (Ver: Lo que debes saber sobre la infección vaginal por levaduras)

PUBLICIDAD

Veamos cuáles pueden ser las causas más comunes de las infecciones por levaduras reccurrentes y cómo puedes prevenirlas de forma efectiva.

¿Por qué tienes infecciones por levaduras recurrentes?

PUBLICIDAD

Vínculo genético. Uno de los microorganismos responsables de la mayoría de estas infecciones es la Candida albicans. Según varios estudios, algunas mujeres son más susceptibles a este hongo, ya que son portadoras de defectos genéticos específicos, que impiden la creación de ciertas proteínas claves y necesarias para combatirla.

El embarazo. Se cree que el aumento de glucógeno en las secreciones vaginales durante el embarazo aumentan el riesgo de desarrollar una infección por levaduras recurrente. Podría decirse que esta es la infección vaginal más común en las embarazadas, pudiendo permanecer incluso después del parto. (Ver: ¿Por qué la candidiasis es más recurrente durante el embarazo?)

Cambios en el pH vaginal. Mantener el pH vaginal equilibrado es fundamental para evitar las infecciones recurrentes. Muchas mujeres sufren durante años sin imaginar que algo tan simple como cambiar su rutina de higiene, sus productos vaginales o la ropa, puede ayudarlas a eliminar el problema. Cuando el pH no es adecuado, se crean las condiciones perfectas para que las levaduras crezcan sin control y dominen el entorno vaginal.

Sistema inmune deprimido. Tener el sistema inmune debilitado como resultado de una enfermedad o el uso de ciertos medicamentos que lo suprimen, pueden hacerte más susceptible a las infecciones por hongos. Las mujeres que toman antibióticos frecuentemente también son  propensas a la candidiasis recurrente y a la vaginosis bacteriana.

La menopausia. La disminución en los niveles de estrógeno típica de esta etapa puede causar un desequilibrio en la población de bacterias vaginales, y favorecer el crecimiento de la Candida.

Cómo prevenir las infecciones por levaduras recurrentes

Evita la ropa interior sintética; en su lugar usa ropa interior de algodón o que tenga forro de algodón en la entrepierna. El algodón facilita el flujo de aire en la zona genital, disminuye la acumulación de humedad y evita el sobrecrecimiento de las levaduras. No uses ropa interior por la noche para dormir. (Ver: Tipos de ropa interior que aumentan las posibilidades de una infección vaginal)

Evita las duchas vaginales y los jacuzzis. Las duchas vaginales pueden empeorar los síntomas de una infección por levaduras porque eliminan parte de las bacterias saludables que ayudan a proteger la vagina. Los jacuzzis también pueden causar este efecto y contribuir al avance de las infecciones por levaduras, favoreciendo el crecimiento de la Candida.

Evita el nonoxinol-9. Los productos que contienen nonoxinol-9 son ampliamente utilizados como ingrediente de en los espermicidas vaginales y algunos preservativos. Varios estudios lo han relacionado con el aumento de las infecciones por levaduras recurrentes. Así que es recomendable consultar la lista de componentes en estos productos antes de usarlos.

Evita los productos perfumados. Evita el uso de perfumes, aerosoles o polvos para la higiene del área genital, así como los tampones, almohadillas y protectores perfumados. Estos artículos pueden alterar el equilibrio de la flora vaginal y provocar síntomas muy recurrentes. (Ver: Cosas de chicas: el cuidado y la recuperación de la flora vaginal)

Limpia tu área vaginal de adelante hacia atrás. Mantén una buena higiene de limpieza y secado vaginal, comenzando siempre desde adelante hacia atrás. De lo contrario, es posible que introduzcas más bacterias y hongos en tu vagina. Recuerda lavarte bien las manos al terminar.

Mantén tu área vaginal seca y aireada. La humedad favorece el desarrollo de las infecciones por hongos. Por lo tanto, asegúrate de mantener tu área vaginal seca y cambia tu traje de baño o ropa sudada tan pronto como puedas. La ropa ajustada tampoco es recomendable, ya que mantiene la humedad cerca de tu cuerpo. Trata de elegir ropa holgada que permita el flujo de aire en el área genital.

¿Cómo se trata una infección por levaduras recurrente?

Muchas mujeres optan por el tratamiento médico, el cual se basa típicamente en el uso de medicamentos antifúngicos del tipo azoles (Miconazol, Terazol, Clotrimazol, Butoconazol, Nistatina, entre otros). Estos medicamentos se pueden comprar con o sin prescripción médica, y vienen en diferentes formatos, como pastillas orales, supositorios, cremas vaginales. Es necesario seguir al pie de la letra todas las indicaciones del médico para obtener los mejores resultados.

Otras pacientes prefieren adoptar un tratamiento no medicamentoso que les permita poner su cuerpo en equilibrio y corregir la verdadera causa de su infección recurrente. Existen muchos remedios caseros que ayudan a controlar los síntomas más molestos, al mismo tiempo que logran restablecer el pH y la microflora adecuada. Para esas mujeres hemos creado un sistema de curación integral, el cual ya está disponible en este blog y al que puedes acceder desde el siguiente enlace: Sistema para controlar y erradicar la Candidiasis Vaginal sin medicamentos.

✿ ¿Sufres de candidiasis vaginal? ¿Estás cansada de probar un tratamiento detrás del otro pero no ves grandes resultados? ¿La picazón y el flujo anormal han estado arruinando tu calidad de vida desde hace tiempo? Continúa en: Sistema para controlar y erradicar la Candidiasis Vaginal sin medicamentos »

PUBLICIDAD

Descarga GRATIS

LIBRO "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).

“…ojalá todo el mundo conociera acerca de tu libro...hay tantas mujeres sin esperanza por ahí. Sé que nunca tendré que pasar por eso otra vez…”.

Carla.

Más comentarios como este en: ¿Hablamos? ¡Ya son más de 2900 consultas respondidas!

Tests auxiliares de auto-diagnóstico (infecciones vaginales):

PUBLICIDAD