¿Se puede nacer con herpes?

El herpes es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del herpes simple (VHS). En el artículo de hoy estaremos respondiendo una pregunta bastante común sobre esta enfermedad: ¿Se puede nacer con herpes?

Ver: Herpes simplex, causas, síntomas, tratamientos y remedios

La respuesta es sí. Los bebés pueden contraer el herpes de las siguientes formas:

La madre infectada con el virus del herpes puede pasarlo al feto durante su desarrollo en el útero (herpes congénito).

La madre que tiene una infección activa por herpes puede transmitirlo a su bebé durante el parto vaginal. Las madres que tienen el virus del herpes inactivo en el momento del parto rara vez lo transmiten al bebé (herpes adquirido al nacer).

Si el bebé entra en contacto con el herpes bucal, puede contraer la infección. El virus es básicamente el mismo que el herpes genital, pero se transmite mediante el contacto con la boca y los labios de una persona infectada.

¿Cuáles son los síntomas del herpes en los bebés?

Los síntomas son distintos de los que se presentan cuando se adquiere la enfermedad siendo adulto. Estos son algunos síntomas en los bebés:

Casos asintomáticos. El bebé puede estar infectado con el virus del herpes y ser completamente asintomático. Sólo un análisis de sangre revelará la presencia del VHS en su sistema. Aunque el bebé no tenga síntomas, puede pasar la infección a otra persona a través del contacto con la sangre o la saliva.

Lesiones. El bebé puede desarrollar ampollas o lesiones por herpes. Estas pueden ocasionar llagas en la boca, en toda la piel o en el área genital. Los brotes causan irritación y enrojecimiento de la piel, la lesión/ ampolla se forma unos días más tarde. Después de un tiempo, la ampolla se rompe, secreta fluido y finalmente forma una costra antes de curarse. El líquido de la lesión puede ser claro, con sangre o purulento.

Signos de infección. El bebé puede desarrollar síntomas leves del herpes entre 2 y 12 días después de la exposición al virus. Puede presentar fiebre de bajo grado (aproximadamente 100.4 °F o más) y no tener apetito. Estos síntomas pueden empeorar y evolucionar a fiebre alta, letargo y convulsiones. Las convulsiones pueden ocurrir si hay inflamación en el cerebro, lo que resulta en una encefalitis. La encefalitis es grave y puede conducir a trastornos del sistema nervioso y problemas cerebrales; puede ser letal si no se trata.

Signos de una infección sistémica. El bebé puede desarrollar una infección diseminada, es decir, la infección por herpes se ha extendido por todo su cuerpo. Este tipo de infección puede provocar daños en los pulmones, los riñones, el cerebro, el hígado, y en algunos casos puede provocar la muerte.

Otros síntomas. Un bebé que tiene herpes puede desarrollar otros síntomas, como dificultad para respirar, formación de hematomas con facilidad, aumento del tamaño del bazo o el hígado, insuficiencia renal, ictericia, shock o baja temperatura corporal. En un recién nacido puede existir cianosis de la piel, ojos o piel amarilla, quemazón nasal, respiraciones ruidosas y períodos de apnea, en el cual el bebé deja de respirar. 

Cómo tratar el herpes en un bebé

El tratamiento habitual para el herpes es el aciclovir. Es posible que el bebé necesite tomar el medicamento durante varias semanas para curarse completamente. Los bebés que tienen herpes sistémico pueden no mejorar con el tratamiento y es muy posible que tengan más riesgos para su salud. Si el herpes se disemina, el bebé puede entrar en coma, tener complicaciones neurológicas o incluso morir. Estos bebés suelen estar muy enfermos y necesitan ser tratados en una unidad de cuidados intensivos neonatales.

Aunque el herpes adquirido al nacer puede ser tratado, el virus nunca se erradica completamente. El herpes permanecerá en el sistema por el resto de su vida, pero permanecerá inactivo en muchos períodos. En presencia de un sistema inmunológico deprimido, el bebé puede re-infectarse y desarrollar complicaciones como ceguera, encefalitis, convulsiones, infecciones respiratorias e inflamación en los ojos.

Te puede interesar: 21 remedios caseros para el herpes;  30 remedios caseros para el herpes labial;  Condiciones frecuentemente confundidas con el herpes;  Síntomas, causas y tratamiento de las llagas genitales;  ¿Qué es la ulceración genital no adquirida sexualmente?

LIBRO GRATIS "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).
foto "Muchas mujeres hemos logrado una cura definitiva con solo usar el método y los consejos descritos en este libro para una infección vaginal de leve a moderada, sin embargo, con tu descarga también obtendrás acceso a soluciones más efectivas en casos recurrentes y severos."

Dra. Sandra F. Alonso.

 

¿Eres nueva en el blog? Hay mucho, mucho más para ti

Recibe en tu e-mail temas de interés femenino de los cuales no se habla en ninguna otra parte ...