Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Niveles bajos de estrógeno: causas, síntomas y tratamiento

El estrógeno es una de las hormonas sexuales femeninas básicas, sintetizada en los ovarios y órganos suprarrenales (en pequeña cantidad). Es responsable de la formación de las características sexuales primarias y secundarias, así como de la regulación del ciclo menstrual. A temprana edad, los niveles bajos de estrógeno apuntan a la insuficiencia ovárica primaria o secundaria. En las mujeres que pasan los 45 estos síntomas pueden ser fisiológicos, considerando el hecho de la inminencia de la menopausia. En el primer caso, es necesario aplicar un tratamiento específico, mientras que el segundo caso se trata únicamente de corregir los síntomas irritantes.

PUBLICIDAD

Como se mencionaba anteriormente, el estrógeno determina las características femeninas y :

• Estimula el desarrollo natural de los genitales
• Es responsable del desarrollo de las características sexuales secundarias
• En línea con la progesterona, el estrógeno regula el ciclo menstrual, específicamente provoca la expulsión del endometrio “inútil” que se ha engrosado para el embarazo, traduciéndose en la aparición de los períodos.

PUBLICIDAD

Los estrógenos participan en el metabolismo de los carbohidratos y lípidos, evitan la dispersión del tejido óseo.

La insuficiencia ovárica primaria como la principal causa de bajos niveles de estrógenos en mujeres jóvenes

mujer preocupadaLa insuficiencia primaria de las glándulas sexuales se puede desarrollar como consecuencia de una patología genética (como el síndrome de Turner o hermafroditismo). Dichas enfermedades se muestran más prominentes en la pubertad (maduración), cuando se hace evidente el desarrollo retrasado de las características sexuales secundarias. Estas características incluyen:

• El crecimiento de los senos
• El patrón femenino de crecimiento del pelo (sin distribución de vello en la cara, pechos, hombros)
• EL patrón típico de distribución de la grasa en las nalgas y el vientre
• La voz aguda, entre otras.

El tratamiento de la insuficiencia ovárica primaria se basa generalmente en la etiología de la enfermedad y el nivel de su avance. Así, las niñas que carecen o tienen genitales externos subdesarrollados, deben someterse a una reconstrucción quirúrgica. En otros casos puede ser utilizada la terapia sustitutiva de estrógenos.

Amenorrea primaria y secundaria como la principal causa de los niveles bajos de estrógeno en edad fértil

En el caso de ausencia de ovarios (por ejemplo, la eliminación de los ovarios debido a una enfermedad oncológica) o su inacción completa, (debido a la radiación o terapia química) es apropiado hablar de insuficiencia ovárica primaria.

De lo contrario, si las glándulas sexuales suelen estar situadas y desarrollados, pero su rendimiento no proporciona el nivel suficiente de estrógeno en la sangre, esta patología se denomina amenorrea secundaria. Puede ser provocada por afecciones del hipotálamo y la hipófisis, especialmente inflamación, tumores, agotamiento nervioso, pérdida de peso significativa, entrenamientos físicos excesivos.

Signos de deficiencia de estrógeno:

• Ciclo menstrual irregular
• Imposibilidad de concebir
• Sequedad vaginal e inflamación frecuente
• Senos caídos
• Cambios en la piel (acné, arrugas antes de tiempo)

La solución se puede encontrar dependiendo de la causa del problema. Por ejemplo el tratamiento de una neoplasia requiere la opinión de un oncólogo, mientras que otros problemas deben ser resueltos por el ginecólogo. En la mayoría de los casos, el método más óptimo para la corrección de los bajos niveles de estrógeno es el consumo de anticonceptivos orales. Sin embargo, en caso de insuficiencia ovárica primaria adquirida es apropiado prescribir estrógenos en dosis de maquillaje.

sintomasDisminución de la función reproductiva en mujeres de determinada edad

Las causas discutidas anteriormente tienen naturaleza patológica y son típicas para los grupos de edad más jóvenes, ya que las mujeres después de 45 años experimentan alteraciones fisiológicas del perfil endocrino. Su punto final es la menopausia, o sea, la terminación definitiva de la menstruación debido a la ausencia de actividad ovárica.

La menopausia natural se define como la ausencia de períodos durante un año (12 meses), que no está asociada con otras causas. La edad promedio de la menopausia es 50 a 51 años. El período de 4 años que le precede, se conoce como perimenopausia, cuando se observan los primeros síntomas de niveles bajos de estrógeno, y al año siguiente se le llama la post menopausia.

Se observan niveles reducidos de todas las hormonas sexuales, sin embargo, la principal causa de los cambios obvios no es la disminución en sí, sino el desequilibrio entre los estrógenos y andrógenos. Estos cambios provocan síntomas básicos de bajos niveles de estrógeno:

En el sistema reproductor:

1. La irregularidad de los ciclos eventualmente se convierte en amenorrea.
2. Los signos de atrofia cervical, vaginal y uretral, acompañados de dolor durante el coito y la inflamación frecuente.

En el sistema nervioso central:

1. El deterioro de los centros hipotalámicos de termorregulación que resulta en los llamados sofocos, sensación repentina de fiebre, especialmente en los senos y la cara.
2. Los cambios de humor, insomnio, depression

En la piel y sus anexos:

1. La piel pierde elasticidad, los senos cambian de forma y la caída del cabello.

En el sistema cardiovascular:

1. Perturbación del metabolismo de los lípidos y la microcirculación de la sangre, que se asocia con el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En el sistema locomotor:

1. El tejido óseo se vuelve menos protector, conduciendo al riesgo de fracturas espontáneas, en particular fracturas de cadera cervicales.

La menopausia no implica ningún tipo de tratamiento ya que es un proceso natural. Sin embargo, sus molestias pueden ser controladas mediante la compensación de los niveles bajos de estrógeno. Por ejemplo, el tabaquismo tiene un efecto hipo-estrogénico, se recomienda dejar de fumar en este período.

A las mujeres no fumadoras, que no sufren de hipertensión u otras patologías vasculares, se les puede recomendar tomar dosis bajas de anticonceptivos orales. La terapia de estrógeno sustitutivo es una opción para las mujeres, que por alguna razón desean retrasar la menopausia, pero esta es una medida más radical. Es mucho más seguro tratar la recepción de esta hormona mediante la corrección de la nutrición. Se pueden introducir productos que contienen estrógenos, tales como la soja, el ñame, la malta y otros.

Sin importar la edad, ante la presencia los síntomas antes mencionados, no se debe dudar en consultar a un especialista, que identifique la causa de los bajos niveles de estrógenos y ayude a corregirlos o aliviar los síntomas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD