Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Puedo sentir la ovulación? Los síntomas de la ovulación y la fertilidad

Cada fase del ciclo menstrual se acompaña de ciertos cambios hormonales que causan una serie de condiciones emocionales y físicas. La ovulación no es una excepción y, por tanto, si pones atención a tu cuerpo, serás capaz de detectar los días más fértiles de tu ciclo.

PUBLICIDAD

Para detectar la ovulación muchas mujeres utilizan pruebas especiales de ovulación. Aunque estas pruebas son precisas y confiables, el precio puede ser bastante alto. Si no quieres experimentar con estos métodos, debes prestar atención a las señales naturales que el cuerpo te da. Veamos cuáles son los signos que buscarás en tu próxima ovulación.

Moco cervical: Varios días antes de la ovulación, las mujeres pueden notar cambios en el color, la cantidad y consistencia del moco cervical. Cuando el cuerpo se prepara para ovular, comienza a producir más mucosidad, que es necesaria para el transporte de los espermatozoides. Si notas que el flujo vaginal se asemeja a una clara de huevo, esta es la primera señal de alta fertilidad. En otras palabras, tu cuerpo está listo para la concepción.

PUBLICIDAD

mujer pensativaSensibilidad de los senos: Antes o después de la ovulación muchas mujeres notan sensibilidad en sus mamas, que es similar a la sensibilidad mamaria premenstrual.

Esto ocurre debido al aumento de la progesterona, que también puede causar un ligero aumento de la temperatura corporal basal. Por lo tanto, si notas dolor en los senos en la mitad del ciclo, esto significa que has ovulado o estás muy cerca de la ovulación.

Sensación de humedad: Como se acerca la ovulación, el flujo vaginal se hace más abundante, más delgado y constante. No todas las mujeres notan si el flujo vaginal es de un color o consistencia “normal”. Pero incluso si no se observan cambios evidentes en el líquido cervical, pero notas que tus bragas están más húmedas de lo normal durante el día, o si tu vagina está más lubricada durante las relaciones sexuales, entonces estás a punto de ovular.

Manchas: Muchas mujeres notan manchas durante la mitad del ciclo menstrual. El manchado de ovulación puede ser de color rosado o marrón claro y por lo tanto a veces se confunde con la menstruación. Durante la ovulación un huevo sale del folículo y esto puede provocar un sangrado ligero. Si las manchas no causan incomodidad es un signo de fertilidad.

Cólicos o dolor abdominal: Alrededor del 20% de las mujeres experimentan síntomas de la ovulación que se acompañan de dolor abdominal. El dolor puede ser causado por la retracción de la trompa de Falopio, por donde transita el óvulo hacia el útero. Las molestias pueden ocurrir antes, durante e incluso después de la ovulación.

Estado emocional: La ovulación es acompañada por el incremento de ciertas hormonas. Si bien no somos capaces de sentir la explosión del huevo a través del folículo, el aumento de las hormonas tiene un impacto directo en nuestro estado emocional. El aumento de estrógeno tiene un impacto positivo en el estado emocional de la mujer. Muchas mujeres se vuelven más activas, seguras de sí mismos y satisfechas. Algunas sienten un aumento del apetito deseo sexual.

Estos son los principales signos de la ovulación. Si deseas notar estas señales necesitas estar atenta y observar los cambios en tu cuerpo. Por supuesto, si te animas, también tienes a tu disposición las pruebas adicionales, como los kits de predicción de la ovulación.

5 Remedios caseros para aliviar los síntomas de la ovulación

A continuación, te enterarás de efectivos remedios caseros para los síntomas de la ovulación.

  1. Toma té de canela: Lo obtienes al hervir una taza de agua y agregarle una ramita de canela, puedes endulzar con edulcorantes. Esta bebida te hará sentir relajada, efecto que buscas durante la ovulación.
  2. Bebe una infusión de manzanilla: Hierve el equivalente a dos tazas de agua. Retira del fuego. Agrega dos cucharaditas de manzanilla y endulza. La puedes tomar fría y agregarle anís si lo deseas. Esta bebida es conocida por ayudar en la digestión, pero también te aliviará tus malestares de ovulación, pues tiene efectos calmantes y sedantes.
  3. Dieta: En esos días escoge consumir cereales integrales, como arroz, avena, quinoa, frutos secos, jugos naturales. Evita el consumo exagerado de sal, productos azucarados, chocolate, café y carnes rojas.
  4. Masajes: Si estás muy incómoda, uno de los remedios caseros para los síntomas de la ovulación, son los masajes abdominales y en la zona lumbar de modo circular. Realízalos con aceite de romero o naranja y agrégale un poco de vinagre de manzana, que es antiinflamatorio.
  5. Aplica Calor: Recuéstate y coloca compresas, paños o almohaditas calientes en la zona del vientre, mientras descansas. Este es uno de los remedios más populares, pero efectivos en caso de molestias en la ovulación.

Estas molestias generalmente son temporales, pero pueden afectar tu ritmo de vida mientras la padeces. Recuerda, consultar a tu medico en caso de que persistan o presentes otros síntomas.

Respuéstas rápidas a preguntas frecuentes

¿La ovulación puede ser dolorosa?

Las mujeres no solo experimentan dolor durante la menstruación, pues la ovulación también puede ser dolorosa en algunas ocasiones. Esto se debe al crecimiento del folículo o a una irritación en los tejidos abdominales. Los síntomas de la ovulación dolorosa, pueden aparecer dos semanas después  de la menstruación. Entre los síntomas más comunes, se encuentran los siguientes:

  • Molestias en la parte inferior del abdomen
  • Calambres
  • Pinchazos muy leves
  • Dolores un poco más agudos debajo del vientre
  • Molestias en la cintura y caderas
  • La temperatura basal se eleva
  • Los pechos duelen y pueden hincharse
  • Abunda el flujo vaginal transparente.

¿Cómo se diferencian los síntomas de la ovulación y la fecundación?

Cada mujer es única, pero cuando se trata de los signos o síntomas de la ovulación y la fecundación suelen confundirse. Por eso, es importante que aprendas a identificarlos. Los síntomas de la ovulación, varían pero existen ciertos indicadores, que te pueden ayudar a diferenciarlos, tales como mucosa cervical, incremento del deseo sexual, vagina hinchada, abdomen inflamado, mal humor y sensibilidad en los pechos.

Por otra parte, los síntomas de la fecundación, surgen cuando ya el óvulo se ha instalado en el útero, es decir, existe embarazo. Presentado síntomas como: Mareos y náuseas, manchas de sangre escasa fuera de la fecha de menstruación, repulsión hacia algunas comidas u olores, dificultad respiratoria, sabor a metal, más ganas de orinar, cólicos, entre otros. Más; Síntomas que acompañan la implantación: ¿En qué debo fijarme?.

¿Es posible tener los síntomas de ovulación sin ovular?

Si. Cuando el ciclo de ovulación no es regular pudiera pasar que tienes los síntomas de ovulación, más no estás ovulando. Esa ausencia de ovulación se denomina anovulación, que puede aparecer por las siguientes tres razones:

  1. Ovarios poliquísticos.
  2. Exceso de hormonas hipofisarias o ausencia de la hormona FSH, la cual causa la ovulación.
  3. El hipotálamo y la hipófisis son los que controlan la ovulación, sino ocurre, es porque no están realizando bien su función.

¿Es posible tener los síntomas de ovulación sin ovular? Como ya se mencionó, cuando hay un descontrol en el ciclo de ovulación puede ocurrir que presentes los síntomas, más no la ovulación.

¿Se puede tener síntomas de ovulación sin flujo?

Positivamente, si es posible tener síntomas de ovulación sin flujo. El flujo cervical es indispensable para que ocurra la fecundación, pues ayuda a los espermatozoides a viajar al útero. Si deseas quedar embarazada y no produces este flujo, consulta a tu doctor refiriéndole los tratamientos que tomas, pues algunas medicinas causan sequedad vaginal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD