Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Remedios caseros para la vaginosis bacteriana

Los remedios caseros para la vaginosis bacteriana han ido ganando popularidad y confianza entre las mujeres que padecen esta condición tan molesta. A diferencia de algunos tratamientos médicos agresivos que pueden llegar a empeorar la situación, los tratamientos naturales pueden ofrecer un alivio más rápido, e incluso la cura definitiva que tanto anhelamos.

PUBLICIDAD

Teniendo en cuenta la gran incidencia de la vaginosis bacteriana en la población femenina y lo difícil que puede resultar su eliminación, hoy queremos hacer un resumen de sus principales causas y recomendarte los remedios caseros más efectivos para erradicarla.

¿Por qué tienes vaginosis bacteriana?

PUBLICIDAD

La vaginosis bacteriana se desarrolla cuando existe un desequilibrio en la población normal de microorganismos vaginales, especificamente las bacterias. Este desequilibrio puede producirse por varias razones, por ejemplo la limpieza inadecuada de la zona genital, el uso frecuente de duchas vaginales, el uso prolongado de medicamentos antibióticos, el cambio frecuente de parejas sexuales, entre otras.

image27

De forma general se tienen dos grupos de bacterias vaginales, las bacterias buenas o beneficiosas (lactobacillus, bifidubacterium), y las bacterias malas o patógenas (gardnerella, staphylococcus). Como es de esperar, la vaginosis bacteriana se produce cuando las bacterias malas superan a las buenas y toman el control del medio vaginal. En este punto es normal que la mujer comience a notar los signos típicos de la infección, como el flujo vaginal abundante, acuoso, grisáceo o turbio, el ardor, la incomodidad vaginal y el mal olor como a pescado

La buena noticia es que este desequilibrio se puede corregir y el número de bacterias buenas puede aumentar nuevamente si pones en práctica algunos de los remedios caseros que te sugerimos a continuación. Pero antes quiero que tengas en cuenta otros aspectos relacionados con la vaginosis bacteriana.

Sobre la acidez vulvovaginal…

En condiciones normales los niveles de pH en la vagina son ligeramente ácidos, lo cual favorece a las bacterias buenas y desalienta a las malas. Si el nivel normal de acidez vaginal se ve alterado (se torna alcalino) por cualquiera de los motivos que mencionamos al principio, las bacterias dañinas se ven beneficiadas y comienzan a proliferar, a diferencia de las bacterias buenas, que disminuyen drásticamente. Esto explica por qué los remedios caseros para la vaginosis bacteriana deben ir encaminados también a restaurar el nivel de acidez perdida. (Te puede interesar: 11 remedios para balancear el pH vaginal naturalmente)

Sobre la vaginosis bacteriana y los antibióticos

A pesar de que los antibióticos pueden llegar a curar la vaginosis bacteriana, su efectividad es limitada, ya que en parte actúan sobre los síntomas, pero no resuelven la causa real del problema.

Con los antibióticos sucede algo particular, y es que pueden eliminar tanto a las bacterias dañinas como a las beneficiosas. Al no poder diferenciar entre un grupo de bacterias y otro, las bacterias buenas también se ven muy afectadas. Por eso es muy probable que los síntomas vaginales se alivien solo por un tiempo, para luego reaparecer al cabo de unas semanas. Las mujeres que siguen tratamientos antibióticos frecuentemente pueden llegar a desarrollar lo que se conoce como vaginosis bacteriana recurrente.

Una vez que los medicamentos han hecho su efecto, ambos grupos de bacterias comienzan a repoblar la vagina, pero lamentablemente las bacterias malas tienden a aumentar más rápido que las buenas, sobre todo después de las relaciones sexuales o del período menstrual. Esta es la razón por la cual aproximadamente el 75% de las mujeres que toman antibióticos para la vaginosis bacteriana experimentan el retorno de la enfermedad en un corto período de tiempo.

¿Cómo puedo tratar la vaginosis bacteriana con remedios caseros?

Para comenzar a frenar tu vaginosis bacteriana de forma natural y segura te recomiendo que pruebes uno, o varios, de los siguientes remedios caseros, los cuales están enfocados en fortalecer tu sistema inmunológico, re-equilibrar del pH vaginal y aumentar la población de tus bacterias beneficiosas. Si lo deseas, también puedes descargar mi libro gratuito “Venciendo la Vaginosis Bacteriana” para recibir las instrucciones precisas que te permitirán controlar los síntomas en tan solo 3 días.

Remedios caseros para tratar la vaginosis bacteriana rápidamente

Solución de vinagre de sidra de manzana y agua

Este es uno de los remedios caseros más efectivos para equilibrar el nivel de acidez vaginal. El vinagre de manzana tiene un pH ácido, y si lo usas en su justa medida podrá ayudarte a frenar el avance de la infección. Sólo tienes que preparar un baño de asiento y sumergirte aproximadamente durante 20 minutos. Dependiendo de la cantidad de agua que acumules en tu bañera, puedes agregar de 2 a 3 tazas de vinagre de sidra de manzana puro, sin filtrar. Consumir este vinagre en la mayor cantidad de comidas posible también es una buena alternativa para obtener sus beneficios.

Ver: ¿Cómo usar el vinagre de manzana para tratar la vaginosis bacteriana en casa?

Consumo y aplicación de yogurt natural

El yogurt natural, que no contiene aditivos ni saborizantes, está colmado de bacterias saludables, incluyendo a los lactobacilos, que es el grupo principal de bacterias beneficiosas que habitan en la vagina. Consumir una taza de yogurt natural diariamente te ayudará a recuperar el pH ligeramente ácido de la vagina y por tanto favorecerá la proliferación de dichas bacterias. Para obtener los mejores resultados se recomienda consumir un yogurt que contenga cultivos de bacterias vivas.

El yogurt natural también se puede aplicar directamente en el tracto vaginal para frenar el desarrollo de las bacterias dañinas. Algunas mujeres han notado que la inserción de un tampón empapado en yogurt dentro de su vagina hace que la vaginosis bacteriana comience a retroceder rápidamente. Puedes probar este remedio casero en la noche o varias horas durante el día.

Ver: ¿Cómo usar el yogur para la vaginosis bacteriana (VB)?

Lavado con aceite del árbol de té

El aceite del árbol de té es una de las sustancias antibacterianas naturales más fuertes que se conocen hasta ahora. Su uso como remedio casero en este caso es muy sencillo, solo tienes que añadir unas pocas gotas a un recipiente con agua tibia y utilizar esa mezcla para enjuagar la vagina. Repite este paso durante varios días para poner en jaque a las bacterias infecciosas.

Ver: Aceite del árbol del té para la vaginosis bacteriana

Consumo y aplicación del ajo

El ajo no puede faltar en una lista de remedios caseros para tratar la vaginosis bacteriana. Es un reconocido agente anti-bacteriano y anti-fúngico. Al igual que con el vinagre de manzana, consumir el ajo crudo puede ser muy beneficioso para poner a nuestro organismo en equilibrio. Sin embargo una opción mucho más rápida es aplicarlo dentro de la vagina, por ejemplo envolviendo muy bien un diente de ajo pelado con ayuda de una gasita, o machacándolo hasta formar una especie de pasta untable. Al principio puede causar ardor en la vagina, pero esta sensación es normal y durará poco tiempo.

Ver: ¿Cómo utilizar ajo para curar la vaginosis bacteriana (VB)?

La vitamina C

Este es un remedio particular, ya que no se trata de aplicar una sustancia en tu zona vaginal. La vitamina C te va a ayudar a combatir la vaginosis bacteriana mediante el fortalecimiento de tu sistema inmunológico. Si tu inmunidad es pobre, las bacterias malas tienen más facilidad para multiplicarse, al contrario de cuando tienes una inmunidad fuerte. La recomendación es tomar abundante agua con limón todos los días, además de consumir alimentos ricos en vitamina C como los frutos cítricos, los pimientos, los tomates, el kiwi, las fresas, etc.

Ver: 2 formas de usar Vitamina C para la vaginosis bacteriana

Consumir probióticos

La presencia natural de probióticos en la vagina es un buen mecanismo para inhibir el crecimiento de bacterias perjudiciales, pero si padeces de vaginosis bacteriana recurrente, es probable que tengas una deficiencia probiótica. Para corregir esta posible causa debes tomar suplementos probióticos y consumir más alimentos que los contengan, como el yogurt, el kéfir, la col y los pepinos encurtidos, el chocolate negro, entre otros.

Enjuague con peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es un desinfectante natural que puedes utilizar también para tratar la vaginosis bacteriana y deshacerte del mal olor característico. De hecho, hay estudios que hablan sobre la producción de esta sutancia por parte de las bacterias lactobacilos, y de cómo ayuda a proteger la mucosa vaginal del efecto causado por microorganismos patógenos. El remedio consiste en crear una solución a partes iguales de agua y peróxido de hidrógeno al 3%, para luego utilizarla a modo de enjuague vaginal. 

Aplicación del aceite de coco

Este aceite tan especial posee fuertes propiedades anti-bacterianas, de modo que nos puede ayudar a neutralizar la población de bacterias patógenas. Tenemos dos alternativas: aplicar un poco de aceite directamente en la zona vaginal con ayuda de los dedos, o empapar un tampón en aceite de coco diluido para introducirlo y dejarlo actuar durante 20-30 minutos. Ten presente que debes usar aceite de coco virgen.

Esperamos haberte ayudado con este resumen de los mejores remedios caseros para la vaginosis bacteriana; si en algún momento eres diagnosticada con esta condición no dudes en probar alguno de ellos. Recuerda que también hay medidas de prevención que pueden evitar que tu situación empeorePor ejemplo:

Siempre debes usar preservativo durante las relaciones sexuales o mejor aún, evítalas hasta que te hayas curado. El líquido seminal masculino es una sustancia de naturaleza alcalina, por tanto puede alterar el equilibrio ácido de tu pH vaginal y empeorar los síntomas de la vaginosis bacteriana.

Nunca dejes un tratamiento antibiótico a medias, esto puede crear resistencia en algunas cepas bacterianas y disminuir su respuesta al medicamento en el futuro.

Evita el uso exagerado de productos de higiene femenina; lejos de eliminar la producción de flujo anormal o aliviar el mal olor, estarás empeorando el desequilibrio bacteriano y alterando los niveles de pH vaginal.

Para finalizar, te sugerimos otros temas de interés sobre esta condición vaginal, por ejemplo complicaciones relacionadas con la vaginosis bacterianalos antibióticos y la vaginosis bacteriana: ¿cuál es la conexión?la vaginosis bacteriana durante el embarazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD