Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿A qué se debe mi flujo vaginal rosado? Los expertos responden a tus preguntas

El flujo vaginal rosa es una ocurrencia común que puede derivarse de cambios hormonales, como la ovulación o el embarazo. Aunque puede ser normal y no indicar necesariamente una condición de salud grave, hay momentos en los que una mujer necesita ayuda médica para asegurarse de que todo va bien con su salud.

PUBLICIDAD

Pero la distinción entre lo que es normal y lo que no, a menudo puede ser difícil. Si esta es la primera vez que experimentas sangrado vaginal, podrías sentirte alarmada y con razón. Dado que muchas mujeres han pasado por la misma experiencia, aquí podrás encontrar algunas de las situaciones más frecuentes relacionadas con el flujo de color rosa, así como la respuesta que han recibido de los especialistas.

Caso 1. Hace unos días pude observar algo de líquido rosáceo en mi ropa interior, pero al final del día ya había desaparecido. Yo sé que cada mujer experimenta flujo vaginal sobre una base diaria, pero la presencia de sangre me asustó. La descarga era de color rosado pálido y de consistencia viscosa. La última vez que tuve relaciones sexuales fue hace dos semanas y mi período debe aparecer en 8 días. También he notado que siento una especie de calambres cada vez que realizo alguna actividad física (tomo clases de yoga dos veces por semana). Aparte de eso, todo parece relativamente normal. ¿Qué está causando ese flujo rosado?

PUBLICIDAD

Respuesta: Hola amiga, dices que tuviste relaciones sexuales hace dos semanas, y que tu período debe aparecer en 8 días. Entonces es probable que hayas tenido relaciones sexuales durante la ovulación y que ahora estés embarazada. Las manchas leves son uno de los primeros signos de embarazo y por lo general ocurre como resultado de la fijación del óvulo fecundado a la pared interna del útero. Este proceso puede romper diminutos vasos sanguíneos y por tanto, causar un poco de sangrado vaginal. Esto ocurre aproximadamente de 12 a 6 días antes de tu próximo período y tiene una duración de pocos minutos o un par de horas. ¿Has experimentado otros síntomas del embarazo, como sensibilidad en los senos? te recomiendo que adquieras una prueba de embarazo para comprobar si estás embarazada o si el sangrado se deriva de otra condición.

Por otra parte, es bueno saber que la descarga es acuosa en lugar de espesa y grumosa, y que no tiene mal olor. Si tuvieras una infección por hongos, podrías experimentar un flujo muy anormal, de consistencia lechosa o como requesón, con mal olor, picazón, hinchazón, enrojecimiento de la vagina, ardor al orinar y dolor durante el coito. Las enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, clamidia y tricomoniasis habrían exhibido síntomas similares, pero no creo que sea tu caso.

Dado que el manchado fue tan ligero que al final del día ya había desaparecido, lo más probable es que hayas visto el manchado de implantación. Sin embargo, los signos varían de una mujer a otra, por eso debes consultar a un médico tan pronto como sea posible. Si no estás embarazada, debes someterte a otras pruebas para descartar posibles infecciones o enfermedades. Por ejemplo, una prueba de Papanicolaou ayudará a descartar la posibilidad de cáncer de cuello uterino.

Caso 2. Estoy embarazada de siete semanas y nunca antes he experimentado manchas. Es bastante embarazoso hablar de esto, pero en el último par de días, he notado una secreción vaginal acuosa, viscosa y de color rosado. Es más abundante por las mañanas cuando me despierto, y la cantidad tiende a duplicarse si hago cualquier tipo de actividad física. No tiene ningún olor, pero se siente muy “carnosa”, por así decirlo, cuando la froto entre mis dedos. El color es rosa-rojizo, pero se torna rosa brillante si tengo relaciones sexuales. Tengo dolor de estómago y cólicos leves, similar a cómo me siento durante el período. ¿Qué significa este flujo de color rosa? ¿Es normal?

Respuesta: Por lo que me has contado, la pérdida de sangre que experimentas ya no son manchas, estás sangrando! Mientras una pequeña cantidad de flujo vaginal de color rosa es normal en el embarazo temprano, un sangrado más abundante puede ser un signo de aborto involuntario. Por lo general, dura un par de días y se acompaña de calambres y dolor de estómago, entre otros síntomas. La cantidad se incrementa de forma natural durante la actividad física. Su consistencia puede sentirse “carnosa”, porque es probable que estés eliminando partes de la concepción desde el útero. En este punto, es probable que ya no experimentes los síntomas del embarazo, como la sensibilidad en los senos o el abdomen hinchado.

Llama a tu médico o acude al hospital de inmediato para obtener una prueba de ultrasonido. Si has abortado, es probable que tu útero no haya eliminado toda la materia de concepción, por lo que estarás sangrando durante el próximo par de días también. Si la cantidad de sangre disminuye de repente, tu cuerpo podría haber fracasado en eliminar dicha materia.

Ante casos como este mi sugerencia es que visitar al ginecólogo lo antes posible. Ten en cuenta que el aborto espontáneo nos hace propensas a las infecciones vaginales. Como medidas preventivas puedes comenzar a tomar suplementos multivitamínicos y probióticos para apoyar al organismo a través de este proceso. Descansa mucho y no comiences a realizar tareas hasta que te sientas bien.

Caso 3. Yo tengo 20 años y nunca he experimentado sangrado vaginal en otro momento que durante el periodo. Ayer me di cuenta de algunas manchas de sangre en mi ropa interior. Eran de color rosa marrón y parecían bastante recientes porque la ropa interior todavía estaba húmeda. Mi período debe comenzar en 12 días, por lo que es poco probable que sea sólo el inicio. He estado utilizando métodos de control de la natalidad durante algunos meses, pero no he tenido relaciones sexuales en las últimas dos semanas desde que rompí con mi novio. ¿Por qué mi flujo ahora tiene ese color rosa?

Respuesta: Dado que faltan aproximadamente 12 días para que comience tu período, debes estar ovulando ahora. Muchas mujeres experimentan un sangrado leve durante la ovulación, y es algo totalmente normal. Cuando el óvulo es liberado del folículo roto, viaja a través de la trompa de Falopio hacia el útero, listo para la fertilización. Esto puede causar una serie de síntomas que incluyen manchas, calambres, dolor de espalda, dolor de estómago y sensibilidad en los senos, que juntos se conocen como el síndrome ovulatorio. No todas las mujeres lo experimentan, pero al parecer tú eres de las que sí.

Otra posible causa de la mucosidad rosa son los anticonceptivos. La mayoría de las píldoras anticonceptivas causan sangrado leve durante los primeros meses de uso. O peor, podrías tener una enfermedad de transmisión sexual a pesar de no haber tenido relaciones sexuales durante los últimos dos meses. La gonorrea, clamidia, tricomoniasis y el Virus del Papiloma Humano (VPH) pueden causar manchas entre períodos.

Mi consejo sería que llames al médico, que describas tus síntomas y hagas una cita tan pronto como sea posible. Si no hay una infección u otra enfermedad subyacente causando tu descarga ligeramente rosa, entonces estás sana. Por el contrario, si tienes una infección, asegúrate de seguir muy bien las instrucciones del médico sobre cómo tomar los medicamentos. Considera también la posibilidad de hacerte una prueba de Papanicolaou para ver si existe algún riesgo de cáncer de cuello uterino. Una ecografía puede ayudar a identificar un posible embarazo ectópico, una causa más grave que también puede causar sangrado leve.

Caso 4. He tenido la menopausia desde hace unos seis meses, pero he comenzado a experimentar flujo de color rosa brillante desde ayer. Es bastante rojizo y parece tener sangre. Ya que no he tenido mi periodo durante más de seis meses, ¿cuáles son las posibles razones para que mi flujo sea de este color? ¿Tengo una infección vaginal? No he tenido relaciones sexuales en mucho tiempo, así que estoy completamente segura de que no es una enfermedad de transmisión sexual.

 Respuesta: El sangrado vaginal después de la menopausia no suena muy bien para mí. Primero debemos echar un vistazo a las causas del flujo vaginal rosado que no amenazan la vida. Una de ellas sería la vaginitis, no estoy hablando de una enfermedad de transmisión sexual, me estoy refiriendo a una infección por levaduras o la vaginosis bacteriana, que no necesariamente se contraen por contacto sexual. Si esto fuera lo que está causando el flujo anormal, entonces deberías haber experimentado otros síntomas, como mal olor, prurito vaginal, inflamación y enrojecimiento, ardor al orinar y dolor pélvico.

Otra causa relativamente inofensiva del sangrado vaginal después de la menopausia es el desequilibrio hormonal. Esto no es muy común, pero si recientemente has comenzado a tomar cualquier tipo de medicación hormonal, eso puede ser el culpable. Al mismo tiempo, el sangrado puede ocurrir por haber dejado de tomar pastillas anticonceptivas.

La mayoría de las veces, el flujo vaginal de color rosa después de la menopausia es causado por una afección más grave como la enfermedad pélvica inflamatoria, el cáncer cervical, uterino o de ovario. En este punto, obtener una prueba de Papanicolaou es fundamental para identificar la causa exacta de la descarga rosada. Ve al médico lo más rápido que puedas, y habla acerca de los síntomas que estás experimentando. No se avergüence – muchas mujeres posmenopáusicas se ocupan de sangrado ocasional. El objetivo es identificar lo que está causando el problema antes que sea demasiado tarde.

Caso 5. La semana pasada di a luz a mi hermosa hija, pero desde entonces he estado experimentando un sangrado abundante. Mi flujo es de color marrón oscuro y cremoso, y huele muy mal, similar a como huele mi período. Me temo que puede haber algo mal en mí. No he hablado con mi doctor porque pensé que el sangrado desaparecería por su cuenta. ¡Pero no lo hizo! ¿Qué tengo que hacer? ¿Esto es normal después del parto?

Respuesta: Ante todo, muchas felicitaciones por su bebé. En cuanto a tu problema, me suena muy normal. Pocos días después del parto, la mujer puede experimentar un sangrado abundante que podría parecerse mucho al período. Cuando la placenta se separa del útero, los vasos sanguíneos de la zona se ven afectados. Ellos comienzan a sangrar y por lo tanto comienzas a experimentar sangrado vaginal. Normalmente, se experimenta una descarga rosácea junto con el sangrado. Esta descarga se conoce como loquios, y se compone de sangre, bacterias y tejido desprendido de la pared uterina.

Durante los primeros días después del parto, habrá una buena cantidad de sangre en tu descarga, y por lo tanto el color será rojo brillante o rosa. Esta puede aparecer de forma intermitente en pequeños chorros o fluir de manera más uniforme. Debes comenzar a experimentar un poco menos de descarga  medida que pasan los días. En general el sangrado y la descarga pueden continuar incluso después de un par de semanas, así que no hay nada de qué preocuparse.

Para gestionar la presencia de los loquios, comienza utilizando toallas sanitarias para absorber el líquido y evitar manchas o mojar tu ropa. Evita los tampones a toda costa, ya que aumentan el riesgo de infección. Al ser muy vulnerable después del nacimiento, es más probable que suceda. Usa el baño muy a menudo, incluso si no sientes la necesidad. La vejiga es menos sensible durante los primeros días después del parto, por lo que puedes no sentir la necesidad de orinar a pesar de que tu vejiga está llena.

Asegúrate de hacerte chequeos regulares para estar segura de tu estado. Pregúntale al ginecólogo acerca de cómo mantener el área genital limpia durante las primeras seis u ocho semanas después del parto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD