Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Sangrado vaginal anormal vs Sangrado vaginal normal

El sangrado vaginal normal se refiere a la sangre menstrual que fluye periódicamente desde el útero, durante el período o menstruación. Este sangrado se conoce también como menorrea. Por su parte, el sangrado vaginal anormal es cualquier sangrado que se produzca de forma inesperada entre períodos. Es decir, un sangrado vaginal que no está asociado a la hemorragia menstrual. Resulta muy importante que cada mujer conozca cuáles son las posibles causas y principales diferencias entre ambos tipos de sangrados, de modo que pueda identificar cuándo necesita consultar al médico.

PUBLICIDAD

Sangrado vaginal anormal vs Sangrado vaginal normal

Para determinar si un sangrado vaginal es normal o anormal, así como su causa, el médico debe conocer 3 cuestiones básicas:

  • Si la mujer está ovulando
  • Si la mujer está embarazada
  • Cuál es el patrón de ese sangrado vaginal

El sangrado vaginal anormal en las mujeres que se mantienen ovulando regularmente también implica cambios en el volumen y en la frecuencia. Por ejemplo, el sangrado puede tornarse excesivo o muy escaso, o puede presentarse de forma frecuente e irregular.

PUBLICIDAD

¿Qué es el sangrado vaginal normal?

sintomas

El sangrado vaginal normal se produce como resultado de los cambios hormonales cíclicos que experimentamos cada mes durante los años reproductivos. Los ovarios son la fuente principal de hormonas sexuales femeninas, las cuales no solo controlan el ciclo menstrual, sino también el desarrollo de las características del cuerpo femenino, como los senos, la forma del cuerpo y el vello corporal. Los ovarios se encuentran en la pelvis, ubicados uno a cada lado del útero. Cada ovario tiene aproximadamente el tamaño y la forma de una almendra. En cada ciclo menstrual se libera un óvulo desde un ovario, el cual se desplaza hacia el útero a través de una trompa de Falopio. Mientras esto sucede, el revestimiento interno del útero (endometrio) comienza a engrosarse en preparación para albergar un posible embarazo.

A menos que se produzca el embarazo, cada ciclo termina con el desprendimiento de este tejido adicional que ha sido descartado, es decir con la bajada del período menstrual. Aunque la menstruación marca el final de un ciclo físico, el primer día de sangrado vaginal se considera como el “día 1” del próximo ciclo menstrual.

El sangrado vaginal normal se mantiene desde la pubertad, una vez que ocurre la menarquia (primera menstruación), hasta la menopausia, cuando cesa la función de los ovarios, alrededor de los 50 años.

¿Qué es el sangrado vaginal anormal?

El sangrado vaginal anormal es una hemorragia que se produce en el momento equivocado del mes o en cantidades inadecuadas. Por lo general se debe a la presencia de problemas uterinos o a ciertos trastornos de la ovulación (sangrado uterino disfuncional). El sangrado uterino disfuncional es la principal causa de sangrado vaginal anormal en la gran mayoría de las mujeres afectadas, y se diagnostica en casos donde no se observa ninguna de las otras causas habituales.

Toda mujer que experimente un patrón de sangrado anormal debe conocer las características específicas de dicha hemorragia; de esa forma podrá ayudar al médico a evaluar su situación particular.

Sangrado vaginal durante el embarazo

La mujer puede notar un sangrado vaginal inesperado desde el comienzo del embarazo, incluso cuando todavía no sabe que ha quedado embarazada. En este caso se trata del sangrado de implantación, una hemorragia ligera que se produce cuando el óvulo fecundado trata de implantarse en la pared del útero. El sangrado vaginal por implantación suele ser ligero, de color marrón o rosado, ocurre aproximadamente una semana antes de la fecha menstrual y solo dura 1-2 días.

La presencia de sangrado vaginal más adelante en el embarazo es un síntoma de alarma que debe ser evaluado por el médico. En ocasiones puede deberse simplemente a los cambios hormonales o a la presión ejercida sobre el útero por el feto en crecimiento, pero también puede estar asociado a complicaciones del embarazo, como embarazo ectópico, aborto involuntario o placenta previa

Ver: Sangrado durante el embarazo

Sangrado vaginal durante la ovulación  

Por lo general, cada mes se libera un óvulo maduro desde uno de los ovarios, durante el proceso denominado ovulación. Esta fase puede pasar de forma inadvertida en muchas mujeres, pero otras suelen experimentar un grupo de síntomas específicos, por ejemplo sensibilidad en los senos, retención de líquidos, dolor de espalda, dolor en el bajo vientre, cambios de humor y aumento del flujo vaginal viscoso. Incluso algunas mujeres pueden presentar manchado o sangrado vaginal durante la ovulación ligero debido a los picos hormonales y a la propia liberación del óvulo tras la ruptura del folículo. Esta pequeña hemorragia vaginal se considera normal, siempre y cuando sea escasa, momentánea y no se torne de color rojo brillante.

Ver: Sangrado de ovulación: causas comunes y preocupaciones

Sangrado vaginal anormal durante el período

La duración, la frecuencia y la cantidad pueden ayudar a determinar si un sangrado menstrual es normal o anormal.

  • Hemorragia vaginal excesiva o que dura mucho tiempo (hipermenorrea o menorragia)

La mujer presenta menstruaciones mucho más abundantes o prolongadas de lo normal (más de una semana). Típicamente puede empapar una almohadilla sanitaria cada hora, durante varias horas consecutivas. El sangrado excesivo y la presencia de coágulos suelen conducir a síntomas de fatiga, debilidad e incluso pueden causar anemia. En estos casos, la llegada del período menstrual puede interrumpir parcial o totalmente el desenvolvimiento normal de la mujer en su rutina. Las principales causas de la menorragia incluyen los desequilibrios hormonales, la disfunción ovárica, la presencia de fibromas y pólipos uterinos, la adenomiosis, el uso de ciertos DIUs, entre otros factores expuestos por los especialistas de Mayo Clinic

  • Hemorragia vaginal escasa o que dura muy poco (hipomenorrea)

Este trastorno resulta contrario a la hipermenorrea, pero también provoca un sangrado vaginal anormal durante la menstruación. La presencia de períodos muy leves y cortos suele observarse en mujeres con hipertiroidismo, con ciertas enfermedades renales o que usan píldoras anticonceptivas; muchas mujeres no saben que el uso de la píldora no indicada por un médico puede causar sangrado anormalmente escaso, e incluso ausente. (Hipomenorrea: períodos escasos)

  • Sangrado menstrual muy frecuente (polimenorrea)

Los períodos menstruales demasiado frecuentes pueden deberse a causas como la enfermedad inflamatoria pélvica por la presencia de ciertas enfermedades de transmisión sexual (clamidia o gonorrea), desajustes hormonales, síndrome de ovario poliquístico, endometriosis, entr eotras. Cuando no se encuentra la causa de la polimenorrea, se dice que la mujer tiene sangrado uterino disfuncional.

  • Sangrado menstrual poco frecuente (oligomenorrea)

Se refiere a la presencia de ciclos muy largos, con períodos menstruales escasos y muy distantes entre sí. Puede deberse a desequilibrios hormonales, al cambio frecuente de antinconceptivos, al síndrome de ovario poliquístico, desórdenes alimenticios, problemas de tiroides y enfermedades crónicas, como la diabetes. (Oligomenorrea: 2 Causas principales y 4 Opciones de tratamiento)

Nota: El sangrado uterino excesivo o prolongado, que se produce de forma irregular y frecuente, se denomina menometrorragia. Podría describirse como una combinación de metrorragia con menorragia.

¿Qué condiciones causan sangrado vaginal anormal en mujeres que ovulan regularmente?

El sangrado entre períodos menstruales o sangrado intermenstrual puede ser de origen vaginal, ovárico, uterino u hormonal, y por tanto sus causas son muy diversas. Algunas de las causas frecuentes del sangrado anormal entre períodos son:

  • Los cambios hormonales provocados por enfermedades, estrés, etc.
  • Las infecciones y ETS, como la candidiasis vaginal, la gonorrea, el VPH, entre otras.
  • La presencia de pólipos o fibromas
  • La sequedad vaginal
  • La endometriosis (presencia de tejido endometrial fuera del útero)
  • La adenomiosis (presencia de tejido endometrial dentro de la pared muscular del útero)
  • La píldora anticonceptiva y los DIUS
  • Los trastornos de coagulación de la sangre y el uso de ciertos medicamentos anti-coagulantes
  • El hipotiroidismo (baja función tiroidea)
  • El cáncer (de útero, de cuello uterino, de ovario)

Ver: Sangrados entre períodos: 1 problema, 9 causas posibles para tratar con ellos

Sangrado vaginal anormal en mujeres que no ovulan regularmente

Existen varias condiciones que pueden interferir con el funcionamiento correcto de las hormonas que intervienen en la ovulación. Por ejemplo:

  • Cuando una mujer tiene enfermedades crónicas o está bajo estrés durante mucho tiempo, puede comenzar a tener problemas con su ovulación, así como alteraciones en el patrón de sangrado vaginal normal.
  • El mal funcionamiento del hipotálamo en el cerebro puede causar oligomenorrea (períodos menstruales poco frecuentes e irregulares).
  • La anorexia nerviosa es un trastorno alimenticio que suele provocar sangrado menstrual irregular o ausente debido al bajo porcentaje de grasa corporal (delgadez extrema).
  • El síndrome de ovario poliquístico interfiere con los niveles de hormonas sexuales, afecta el proceso de ovulación y conduce a alteraciones frecuentes en el sangrado vaginal normal.

La pérdida completa de la ovulación se denomina anovulación. Teniendo en cuenta que la ovulación contribuye al equilibrio en los niveles de progesterona, la anovulación es una condición caracterizada por un exceso de estrógenos. El predominio del estrógeno estimula el sobre-crecimiento del revestimiento endometrial, lo cual se ha vinculado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de útero, especialmente en mujeres con anovulación prolongada. En estos casos se suele adoptar una terapia de reemplazo hormonal para equilibrar dichos niveles hormonales y reducir el riesgo de cáncer.

¿Qué condiciones causan sangrado vaginal después de la menopausia?

Las mujeres posmenopáusicas, es decir aquellas que no han tenido un período menstrual durante 12 meses consecutivos o más, no deberían experimentar sangrado vaginal en ningún momento. Cualquier sangrado vaginal se considera anormal en esta etapa.

Las mujeres que toman la terapia hormonal combinada de estrógeno y progesterona (HRT o HT) pueden experimentar cierto sangrado leve e irregular, pero solo durante los primeros meses del tratamiento. De igual forma, las mujeres posmenopáusicas que siguen un régimen cíclico de hormonas (estrógeno y progestina oral durante 10 a 12 días al mes) pueden experimentar un sangrado vaginal similar al período menstrual cada mes. Aquellas mujeres que experimentan sangrado abundante o prolongado durante la terapia hormonal deben consultar a su médico para descartar causas más serias.

Algunos casos de sangrado vaginal después de la menopusia se deben a causas menos frecuentes, pero graves, como el cáncer o la hiperplasia endometrial (crecimiento excesivo del tejido endometrial, que puede ser pre-canceroso).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD