Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Por qué hay secreción después de la ovulación?

Muchas mujeres no saben si es normal, o no, tener una secresión vaginal después de su ovulación. La secreción vaginal normal suele ser de color blanco, muy clara o transparente. Si tu secreción no tiene un aspecto normal o huele muy desagradable, esto puede indicar alguna condición o cambio en el entorno vaginal. También debes tener en cuenta que el ciclo menstrual influye fuertemente en el aspecto de la secreción vaginal, esto significa que puedes experimentar cambios después de la ovulación. (Ver: Los cambios en el moco cervical después de la ovulación; Flujo vaginal blanco después de la ovulación)

PUBLICIDAD

Típicamente durante el proceso ovulatorio se experimenta un aumento considerable del moco cervical. La vagina se torna más húmeda de lo normal como parte de un mecanismo natural que favorece el paso de los espermatozoides. Una vez que se ha liberado el óvulo, esta naturaleza resbaladiza ya no es necesaria y la secreción comienza a secarse. Tener secreción después de la ovulación no es una regla general para todas las mujeres, puede que tú no la tengas y eso es completamente normal. En algunos casos puede ser tan poco que ni siquiera se nota. Después de la ovulación la secreción vaginal también puede volverse pegajosa y quizás tenga una apariencia nublada. En caso de ocurrir la fecundación se puede notar una secreción blanca cremosa. (Ver: Cambios en el moco cervical)

¿Por qué hay secreción después de la ovulación? Ya hemos visto lo que puede suceder en condiciones normales, pero ¿qué pasa cuándo esa secreción vaginal está influenciada por otras cuestiones?

PUBLICIDAD

Duchas vaginales. Cuando se utilizan duchas regularmente para “limpiar” el interior de la vagina, se tiene mayor riesgo de alterar el equilibrio bacteriano de la flora vaginal. Esto provoca un desbalance entre la población normal de hongos, levaduras y bacterias (beneficiosas y perjudiciales), dejando el entorno expuesto al desarrollo de infecciones y la aparición del flujo anormal. (Ver: Duchas vaginales: efectos en la salud sexual femenina; Duchas vaginales: ¿útil o perjudicial?)

Embarazo. En algunos casos, una mayor cantidad de secreción después de la ovulación puede indicar que se ha producido el embarazo. Esto se debe a varios factores, por ejemplo el aumento del flujo sanguíneo hacia la vagina incrementa la producción de flujo vaginal; los cambios hormonales, especialmente el aumento de la progesterona, conducen a una mayor lubricación vaginal.  (Ver: Flujo blanco: ¿síntoma de embarazo?; Es normal el exceso de flujo vaginal durante el embarazo)

Sangre residual. Después de la ovulación puede aparecer una secreción de color marrón claro, causada por la presencia de sangre vieja. Es normal que durante la ruptura del folículo y salida del óvulo se produzcan micro-desgarres en los vasos sanguíneos cercanos, y en consecuencia surjan pequeñas hemorragias. Como es de esperar esta sangre saldrá al exterior mezclada con el flujo vaginal normal.  

Fecundación. La secreción de color marrón después de la ovulación también puede deberse a la fecundación o sangrado de implantación, si se ha producido el embarazo. Esto sucede entre 6 y 12 días después de la ovulación, cuando el óvulo fertilizado se implanta en el útero. Ten en cuenta que no todas las mujeres experimentan este tipo de manchado al principio del embarazo.

Infección vaginal y ETS. La secreción vaginal después de la ovulación que tiene aspecto inusual y se acompaña de olor fétido, inflamación vulvar, dolor al orinar o tener relaciones sexuales, picazón o ardor, suele indicar que hay una infección o se ha adquirido alguna enfermedad de transmisión sexual.

Vaginosis bacteriana. La secreción de la vaginosis bacteriana es típicamente de color gris, amarillo o blanco turbio, y presenta un olor muy desagradable, similar al pescado en descomposición. Este olor es más notable después de lavarse con jabón o después del coito.  

Infección por levaduras. La infección por levaduras o candidiasis vaginal es la causa más común de secreción anormal antes, después y durante la ovulación. La secreción es de color blanco y por lo general su consistencia se asemeja al requesón. Otros síntomas pueden incluir ardor, picazón, molestia o dolor durante el coito. (Te puede interesar: Sistema para controlar y erradicar la Candidiasis Vaginal sin medicamentos)

Otras causas. En ocasiones la secreción después de la ovulación puede deberse a cambios dietéticos u hormonales. Por ejemplo aquellas mujeres que están tomando píldoras anticonceptivas pueden notar un aumento de la secreción debido al contenido de progesterona en la píldora. 

 

Artículos de interés: Moco cervical durante y después de la ovulación: síntomas de la ovulación; Moco vaginal claro: ¿ovulación o lubricación vaginal?

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD