Secreción vaginal amarilla: la diferencia entre un flujo normal y las infecciones

Las secreciones de la vagina son un proceso normal en el organismo de la mujer una vez que alcanza su pubertad. La cantidad, consistencia y color pueden variar dependiendo de factores tales como la ovulación, el embarazo, la terapia hormonal o la lactancia.

Definición: El flujo amarillo es el la secreción o fluido de color amarillento que desciende de la vagina. Dependiendo del tono de su coloración, su olor, y los síntomas que lo acompañan puede ser normal o deberse a algún tipo de vaginosis.

Tener un flujo vaginal amarillento, pero similar al flujo normal, puede ser normal, pero cuidado, al mismo tiempo puede ser un signo de enfermedad de transmisión sexual o de algún proceso inflamatorio. Por eso es tan importante saber cómo distinguir el flujo vaginal normal de aquellos causados por infecciones.

El flujo vaginal normal debe ser de color blanco o claro, y tiene como función ayudar a eliminar las bacterias y las células viejas de la vagina. Pero si la descarga tiene un olor fétido y su color cambia drásticamente, entonces no es normal. Si es de color amarillo y se acompaña de picor, dolor abdominal bajo, sensación de ardor e irritación, puede ser un signo de inflamación o enfermedad infecciosa.

mujer sillon amarillo¿Cuándo la descarga vaginal de color amarillo se considera como un proceso normal?

A veces el flujo puede cambiar su color debido a situaciones normales en el organismo de la mujer, por ejemplo:

• Las situaciones de estrés, los cambios hormonales, el uso de las píldoras anticonceptivas también pueden ser la causa. Por lo tanto, si el flujo es de color amarillo, pero es inodoro, no causa ninguna molestia, dolor, sensación de ardor o picazón, puede ser un proceso bastante normal.

• Si se tuvo una relación sexual sin protección, las secreciones vaginales también pueden cambiar su color. Se puede notar una secreción amarilla, como si formara pequeños coágulos, que también es bastante normal.

5 Causas típicas de la secreción vaginal amarilla

La vaginosis bacteriana: Esta condición es causada por las bacterias que normalmente viven en la vagina, pues al ser superadas en número por otras bacterias ajenas al tracto vaginal, provocan un estado de desequilibrio en el entorno. Cuando las bacterias aumentan en número, causan malestar, mal olor, secreción blanca o amarilla, que se incrementa después de la relación sexual. También puede sentirse dolor al orinar. Como tratamiento el médico puede prescribir alguno de los siguientes medicamentos: metronidazol, clindamicina o tinidazol. Se pueden aplicar en la zona vaginal o tomar por vía oral.

La vulvovaginitis: La vulvovaginitis es una inflamación de la vagina y la vulva. Esta condición es especialmente frecuente entre las chicas jóvenes debido a la higiene inadecuada y la acción de los productos químicos presentes en jabones y demás productos femeninos. Los hongos, bacterias y virus pueden causar la irritación de los genitales externos y la descarga vaginal de color amarillo con olor desagradable, conduciendo más tarde a la hinchazón y picazón de la zona afectada. Si la vulvovaginitis es causada por una infección, se debe tomar antibióticos y usar antimicóticos. A veces, los antihistamínicos y los esteroides pueden ser prescritos para gestionar la inflamación.

La cervicitis: La cervicitis es una condición caracterizada por la inflamación del cuello uterino. Puede ser causada por hongos, bacterias o virus. El cambio de parejas sexuales o las relaciones sexuales demasiado frecuentes, también se encuentran entre las causas. Los síntomas más comunes de esta enfermedad son una descarga amarilla con olor fuerte, sangrado después de la relación sexual y dolor al orinar. El médico puede prescribir antibióticos, medicamentos antivirales o algunos agentes antimicrobianos especiales con el fin de deshacerse de la cervicitis. Si los medicamentos no son suficientes para aliviar la cervicitis, se puede recurrir a la cauterización, criocirugía o tratamiento con láser.

La tricomoniasis: La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual causada por protozoos. Si la mujer está embarazada y padece esta enfermedad, corre el riesgo de sufrir un parto prematuro. Entre los síntomas más comunes de la tricomoniasis están la comezón, el enrojecimiento, la hinchazón y el flujo amarillo intenso con olor fuerte. El tinidazol y el metronidazol son dos medicamentos que se prescriben a menudo para el tratamiento de la enfermedad.

La candidiasis vaginal: Esta infección no es una enfermedad de transmisión sexual. Es causada por hongos que tienden a reproducirse en ambientes húmedos. Entre los factores que propician su aparición podemos mencionar el consumo de antibióticos o esteroides y el uso de ropa interior ajustada. Los síntomas más notorios de esta enfermedad son la comezón intensa en la zona afectada (labios y la vagina) y una secreción amarilla como “queso cottage”. La candidiasis vaginal a menudo es tratada por medio de medicamentos antifúngicos especiales, como miconazol, butoconazol y ketoconazol.

Prevención del flujo vaginal amarillo

Los siguientes consejos serán muy útiles para ti:

• Cuida bien de tu higiene personal, sin abusar
• Practica relaciones sexuales seguras
• Usa ropa interior de algodón
• Mantén siempre el área vaginal limpia y seca
• Limpia la vagina de adelante hacia atrás después de orinar
• Evita el uso de irritantes vaginales, como jabones perfumados y jabones líquidos
• Cuida tu salud: bebe mucha agua, come bien y duerme lo suficiente

En resumen, debes recordar que sólo un ginecólogo puede determinar lo que realmente causa la secreción amarilla, después de un examen cuidadoso. No practiques ningún auto-tratamiento siguiendo el consejo de tus amigas.

LIBRO GRATIS "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).
foto "Muchas mujeres hemos logrado una cura definitiva con solo usar el método y los consejos descritos en este libro para una infección vaginal de leve a moderada, sin embargo, con tu descarga también obtendrás acceso a soluciones más efectivas en casos recurrentes y severos."

Dra. Sandra F. Alonso.