Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Qué significa el flujo blanco? ¿Cuándo debes preocuparte?

El flujo blanco húmedo que se manifiesta a través de la vagina, se considera molesto por algunas mujeres. Sin embargo, es una reacción natural del organismo en la mujer, desde su pubertad hasta la menopausia, por lo tanto, deberás a aprender a vivir con este proceso, durante toda tu vida. Aprende qué significa el flujo blanco y cuándo debes preocuparte.

PUBLICIDAD

¿Por qué se produce flujo blanco?

Este flujo vaginal se presenta de manera muy variable durante los ciclos menstruales y durante el embarazo. Las trazas de flujo blanco comienzan a aparecer un año antes de que se presente el primer período durante la pubertad, esto debido a que el proceso interno está relacionado con las hormonas, todo este cambio, se mantiene durante toda la vida de la mujer.

PUBLICIDAD

La limpieza automática de la vagina, produce residuos que se deben eliminar, este desecho, manifestado por medio del flujo blanco, son las células de la zona vaginal interior que se renuevan muy rápidamente y se eliminan por medios naturales.

¿Cómo es el flujo blanco?

Durante el ciclo, el flujo blanco puede variar en los días antes de la ovulación; durante esta etapa, se pueden producir pérdidas muy transparentes, muy fluidas, con aspectos de clara de huevo. En este momento este fluido es muy valiosos porque es muestra de la fertilidad. Su función es nutrir el esperma y ayudarlo a llegar al útero. Esta secreción se conoce como “moco cervical”.

Más tarde en el ciclo, este flujo blanco se vuelve más denso y ligeramente amarillo. Lo cual es muy fácil de detectar en la ropa interior antes de la menstruación. En ese momento, se encuentran obstruyen el cuello del útero y se vuelven impermeables a los espermatozoides, evitando la fertilización.

¿Cuándo debes preocuparte?

Normalmente, el flujo blanco tiene poco olor, no molesta y no irrita. Cuando notas que se torna muy abundante, de color amarillo o verde espumoso, sientes irritación o picazón, es necesario que te preocupes y realices una consulta con tu ginecólogo, ya que este cambio, puede deberse a una infección fúngica u otra infección que debe ser tratada de manera inmediata.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD