Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Conoce los síntomas de tu ovulación

Dado que la ovulación es una parte fundamental para lograr el embarazo, es importante saber cuándo se está ovulando, ya sea para aumentar las posibilidades de concepción o para evitarla. La mejor manera de saber cuándo estás ovulando, sin tener que acudir al médico, es prestar mucha atención a los síntomas que se presentan.

PUBLICIDAD

¿Cuáles son los síntomas normales durante la ovulación?

Cuando se trata de la ovulación, no existen reglas para definir lo que es normal y lo que no. Los síntomas pueden variar de mujer a mujer, y es muy probable que muchas mujeres no experimenten ningún síntoma de ovulación. Por otra parte, algunas mujeres ovulan en el mismo día de cada mes, mientras otras mujeres pueden ovular en diferentes días. Aún más sorprendente puede ser el hecho de que no todas las mujeres ovulan cada mes. En esos casos el revestimiento del útero se desarrolla de forma normal, sin embargo no se produce la liberación del óvulo.

PUBLICIDAD

¿Por qué ocurre la ovulación?

Para entender realmente los síntomas de la ovulación, es importante conocer por qué ocurre la ovulación en primer lugar. La ovulación es sencillamente el proceso en que un óvulo se libera del ovario y viaja a través de una trompa de Falopio hacia el útero.

temperatura-basalEn preparación para la ovulación, los folículos que contienen a los óvulos, comienzan a desarrollarse. La hormona folículo-estimulante provoca el crecimiento de 5-12 folículos, pero solo uno de ellos liberará un óvulo. El estrógeno liberado por los folículos en crecimiento estimula la producción de la hormona luteinizante (LH) y cuando esa hormona llega a un nivel alto, la ovulación tiene lugar en un período de 24 horas. Si hay células de esperma en el camino hacia el útero, existe la posibilidad de un embarazo.

Los síntomas comunes de la ovulación

1. Cierta sensación en el abdomen. Durante la ovulación puede aparecer una sensación repentina en el bajo vientre, sin embargo no debe ser muy dolorosa. Si hay dolor fuerte punzante, agudo o debilitante, se recomienda visitar al médico.

2. Aumento de la temperatura basal. La temperatura basal es la temperatura más baja del cuerpo en un período de 24 horas. El momento perfecto para registrar la temperatura basal es a primera hora de la mañana antes de realizar cualquier actividad. Esto se realiza con un termómetro basal que es capaz de determinar cambios de temperatura muy pequeños, a diferencia de otros termómetros.

Durante la ovulación, la temperatura basal puede elevarse desde 0,4 hasta 1,0 grados. Este aumento va a durar hasta que comience el próximo ciclo menstrual. (Normalmente si se produce el embarazo, se mantendrá elevada).

Esta es una manera confiable de saber cuándo se está produciendo la ovulación, pero requiere que la mujer tome su temperatura cada mañana a la misma hora. Es preciso usar un termómetro basal y un gráfico para registrar las variaciones de temperatura durante todo el mes.

3. Secreción cervical. Uno de los síntomas más reconocidos de la ovulación es un cambio en la secreción cervical, que pasa a ser una sustancia elástica y resbaladiza. Muchas personas lo describen como la clara de huevo cruda. El problema es que ciertas cuestiones como la fertilidad, los medicamentos, enfermedades, viajes, cambios de dieta o el estrés pueden hacer que la mujer no tenga secreciones durante la ovulación, por lo que puede no ser la manera más confiable para determinar si la ovulación está ocurriendo.

4. Sensación y posición del cuello uterinoA medida que la ovulación se está acercando, el cuello del útero se mueve hacia una posición más alta y se vuelve más suave. Es posible realizar un seguimiento de los cambios en el cuello del útero simplemente a través del tacto. Para esto es necesario introducir el dedo del medio en la vagina, hasta o más allá del nudillo medio.

Justo antes de la ovulación, el cuello del útero se siente suave al tacto (similar a los labios), y después de la ovulación se sentirá más duro (como la punta de la nariz). Para ser capaz de notar estos cambios es aconsejable palpar el cuello uterino varias veces en diferentes ciclos menstruales.

Otros posibles síntomas de la ovulación incluyen el aumento de la libido y la energía, tener los sentidos agudizados, la retención de líquidos, sensibilidad en los senos y manchado vaginal. Estos no son síntomas fiables de la ovulación, pero una vez que sabes lo que experimenta tu cuerpo normalmente, pueden convertirse en un indicador bastante constante de la ovulación.

¿Qué es un kit de ovulación?

Si experimentas síntomas irregulares de la ovulación, o ninguno, un kit de ovulación puede ayudarte a predecirla. El kit más popular funciona comprobando el aumento de la hormona luteinizante (LH) en la orina, ya que cuando esta hormona llega a un nivel alto, la ovulación ocurre dentro de 24 a 48 horas.

Es importante tener en cuenta que siempre hay un poco de esa hormona en la orina, pero su aumento antes de la ovulación puede ser de hasta cinco veces. Se dice que los kits de ovulación no siempre son la mejor opción porque pueden ocurrir picos falsos en el nivel de hormona luteinizante, antes que el aumento real de la ovulación tenga lugar. También hay algunos fármacos que interfieren con los resultados de la prueba, especialmente fármacos que contienen LH.

Existe un kit de ovulación que utiliza la saliva para determinar los niveles de estrógeno. El contenido de sal en la saliva aumenta a medida que aumenta el estrógeno, el kit viene con un microscopio que puede detectar qué patrón ha dejado la sal. Cuando la sal se seca formando un patrón similar a un helecho, es probable que la ovulación ocurra dentro de unos días. Al igual que en la prueba de orina, algunos medicamentos como los que contienen clomid, pueden afectar los resultados del examen.

Además de usar los métodos mencionados y prestar atención a los posibles síntomas, simplemente se puede realizar un seguimiento del período para calcular en que momento del ciclo debe producirse la ovulación.

PUBLICIDAD

Descarga GRATIS

LIBRO "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).

“…después de años de sufrir un gran número de síntomas, de ir de médico en médico, sin ninguna esperanza al final del túnel, finalmente conseguí el alivio que soñaba después de seguir el método de tu libro.

Muchas gracias por existir Sandra…”. Sulmira.

Más comentarios como este en: ¿Hablamos? ¡Ya son más de 2900 consultas respondidas!

Tests auxiliares de auto-diagnóstico (infecciones vaginales):

PUBLICIDAD