Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Tienes problemas para alcanzar el orgasmo? Una guía para las mujeres

image1El orgasmo no es tan fácil si eres una mujer, casi todos los hombres pueden alcanzar el clímax sin dificultad, pero las mujeres no están “diseñadas” de esa manera. Por desgracia, no todo el mundo conoce este importantísimo hecho – incluso a finales de 2014.

Debido en parte a libros, películas y (sobre todo) la pornografía de Internet, que pintan un cuadro en el que las mujeres de hoy en día son calientes y con muchas ganas de sexo y se encuentran en un estado casi constante de éxtasis sexual.

Esta imagen errónea puede llevar a las adolescentes de hoy a creer que existe algo mal con ellas si no pueden alcanzar el clímax. La verdad, sin embargo, es que la mayoría de ellas son absolutamente normales.  Curiosamente, hace sólo una generación, muchos médicos creían  que una alta proporción de la población femenina, simplemente no podía llegar al clímax, en absoluto.

¿Por qué se pensaba  así? Simplemente porque la mayoría de ellos habían tenido poca o ninguna formación en medicina sexual. Además, la mayoría de ellos estaban tan avergonzados que trataban de evitar discutir esto con sus pacientes.

Además, dado que las mujeres no necesitan llegar al clímax con el fin de concebir, la mayoría de los médicos no valoraban la importancia del orgasmo femenino.

Nueva actitud 

Afortunadamente, en este siglo, la mayoría de los médicos tienen una actitud muy diferente,  en gran parte porque están ahora familiarizados con los resultados de estudios sexuales realizados por investigadores estadounidenses como Kinsey, Masters y Johnson, Shere Hite, entre otros.  Además, en los últimos 20 años se han producido una serie de encuestas sexuales con grandes muestras de personas, a través de periódicos y revistas.

Ahora sabemos que prácticamente cualquier mujer puede llegar al clímax (y de hecho tener múltiples orgasmos) si las circunstancias de su vida son correctas. Y estas circunstancias generalmente incluyen el cuidado, una pareja bien informada sobre el sexo y utilizar ese conocimiento para ayudar a relajarse y llegar al orgasmo.

Como ya hemos dicho, el orgasmo es una respuesta mucho más automática para los hombres que para las mujeres. Y sería cierto decir que en muchos hombres la capacidad de llegar al orgasmo no tiene que estar necesariamente vinculada a los sentimientos de amor y romance. Pero las mujeres con más frecuencia encuentran que su confianza y competencia sexual aumentan cuando se sienten amadas y apreciadas. Por supuesto hoy en día hay mujeres jóvenes que pueden tener sexo sin compromiso y sin complicaciones. Pero siguen siendo una minoría.

Pero para entender más sobre el orgasmo femenino, volvamos al comienzo de la vida sexual de una mujer.

Los inicios

Gran cantidad de mujeres jóvenes están preocupadas por su falta de capacidad para llegar al clímax(anorgasmia). Pero el hecho es que, a diferencia de los hombres, la mayoría de las mujeres tienen que aprender a llegar al orgasmo.  Existen investigaciones que muestran que la mayoría de las mujeres más jóvenes no logran llegar al orgasmo hasta bastante tiempo después de haber comenzado la actividad sexual. Por otra parte, cuando lo hacen y se “vienen” (eyaculación femenina) por primera vez, lo hacen de varias maneras.

En una encuesta que realizamos en flujovaginal.com, se encontró que:

  • El 47 por ciento llegó a su clímax por primera vez a través de la masturbación.
  • El 32 por ciento a través de las relaciones sexuales.
  • El 20 por ciento a través de caricias.
  • El 1 por ciento durante el sueño.

En la misma encuesta, se encontró que la edad más común del primer orgasmo fue a los 18 años pero que también podría ser tan tarde como los años 40 años.

Los años 20 y 30 

Incluso en sus 20 y 30 años, muchas mujeres tienen dificultades para llegar a ese orgasmo evasivo. En estos días, la mayoría de los terapeutas sexuales creen que si no se puede llegar al clímax (o no se llega al clímax con facilidad), es una buena idea empezar por practicar por su cuenta.

Esto puede parecer obvio, pero muchas mujeres, incluso hoy en día, se sienten inhibidas sobre el amor propio y no pueden evitar la sensación de que no es algo que deberían hacer. 
Pero la masturbación ayuda a aprender exactamente qué presiones y ritmos necesitamos con el fin de llegar al orgasmo. Así que, puede ser realmente útil.

Una vez que has aprendido a “tener un orgasmo” fácilmente por tu cuenta, a continuación, puedes mostrarle a tu pareja exactamente lo que necesita hacer con el fin de hacer que lo tengas.  Por supuesto, puedes sentir vergüenza al principio. Pero el primer paso en el cumplimiento con tu pareja es comunicarle tus sentimientos a él o ella y también hacerle saber cómo te gusta que tu cuerpo sea tocado.

Cuando no puedas encontrar las palabras, utiliza las caricias. Pero también trata de construir un vocabulario con tu pareja que sea fácil de usar. Muchas parejas encuentran que sus vidas sexuales fallan, simplemente porque no tienen el idioma correcto. Y decir: “¿Podrías frotar mi… eh… eh?” no es lo suficientemente específico para ser útil.

Algunas mujeres, por cierto, encuentran que alcanzan el orgasmo mucho más fácil con la ayuda de un vibrador. Hoy en día existen excelentes empresas de venta por correo en línea, a cargo de mujeres y para las mujeres. También venden ropa interior, literatura erótica y productos de lubricación. Son igualmente útiles para mujeres homosexuales y heterosexuales.

Más de 30 años

En el momento en que estás en tus 30, 40 o 50 años: debes ser capaz de alcanzar el orgasmo con facilidad (siempre y cuando tengas una pareja comprensiva y amorosa). Pero recuerda que la mayoría de las mujeres encuentran que su capacidad de llegar al orgasmo varía en función de en qué parte de su ciclo menstrual se encuentran. Es muy común que una mujer se sienta especialmente orgásmica a mitad de su ciclo pero otras se sientan particularmente orgásmicas justo antes de un período. Otras notan que no tienen ganas de sexo en absoluto durante algunos momentos del mes. Todo esto es normal.

Si todavía no has tenido un orgasmo en absoluto, o si sigues teniendo enormes dificultades para “llegar” es posible que desees buscar ayuda de un terapeuta sexual con experiencia.

Varios tipos de orgasmo 

Gracias a Freud, el padre del psicoanálisis, se solía creer que los orgasmos vaginales solo los tenían las mujeres maduras, mientras que los orgasmos de clítoris los tenían las mujeres inmaduras.

Los expertos ya no creen esto. Muchos de los expertos en sexo de hoy en día, así como mujeres comunes, afirman que realmente no saben la diferencia entre un orgasmo vaginal y uno del clítoris.

La mayoría de las mujeres necesitan la estimulación del clítoris para llegar al orgasmo, ya sea que estén disfrutando del juego amoroso o el coito. Algunas mujeres, por el contrario, creen que se pueden “venir” a través de la relación sexual sin estimulación manual del clítoris y afirman que es la propia vagina la que desencadena el orgasmo.

Sin embargo, muchos expertos piensan que lo que está sucediendo durante el coito es que el clítoris está siendo estimulado al ser frotado por una parte del torso del hombre. También está el punto G a considerar. Algunas mujeres experimentan un orgasmo especialmente intenso cuando esa parte de su anatomía es estimulada (puedes encontrar el punto G dentro de ti, en la pared frontal de la vagina).

De hecho, muchas mujeres que disfrutan de frotarse su punto G afirman que eyaculan durante estos intensos orgasmos. Así, puede haber motivos para decir que existe un orgasmo del punto G, así como, posiblemente, uno vaginal y uno que se origina en el clítoris. 
Nuestro sentimiento de todo esto es que realmente no importa si hay o no diferentes tipos de orgasmos. Lo importante es que debes estar teniendo buenos orgasmos cuando lo deseas y que debes estar disfrutando de ellos.

Orgasmo simultáneo

Muchas mujeres nos escriben quejándose de que no pueden alcanzar el orgasmo simultáneo con sus parejas. Pero, en realidad, el orgasmo simultáneo es muy poco común. Encuestas realizadas por el Servicio de Información Médica y otros han encontrado que la mayoría de las mujeres rara vez llegan al clímax exactamente al mismo tiempo que sus parejas. Aunque es sin duda algo agradable cuando sucede.

Y se puede lograr (si el hombre tiene un buen control de su propio orgasmo y es experto en el uso de sus dedos durante la relación sexual) para llevar a la mujer a un clímax justo en el mismo momento en que él lo hace.

image22Orgasmos múltiples

Hasta hace unos pocos años, los médicos creían que sólo una pequeña minoría de las mujeres podría tener múltiples orgasmos. Pero la investigación científica ha demostrado que, de hecho, la mayoría de las mujeres pueden tener una serie de orgasmos, uno tras otro si se encuentran felices, relajadas y si la pareja está dispuesta a estimularse para lograrlo una y otra vez.

Ten en cuenta que la capacidad de tener orgasmos múltiples parece aumentar con la edad. Es inusual a la edad de 20, pero muchas mujeres en sus 40, 50 y 60 años pueden hacerlo.

Orgasmos en la mediana edad            

Como ya hemos dicho, la capacidad de una mujer para llegar al clímax tiende a mejorar con la edad. 

Pero sabemos que algunas mujeres se encuentran a mitad de la vida antes de que se las arreglen para tener un orgasmo. Lo importante es que nunca se debe considerar como «demasiado tarde».

Una y otra vez hemos oído hablar de mujeres que han aprendido a llegar al orgasmo cuando estaban en sus 40, 50 años e incluso más tarde. El un estudio Danés, de 500 mujeres con una larga historia de dificultades con el orgasmo, donde el 25 por ciento de ellas nunca había llegado al clímax y sus edades oscilaban entre 18 y 88, fueron tratadas mediante el uso de la terapia de grupo, donde se les animaba a pensar más positivamente acerca de sus genitales y aprender la aceptación de su sexualidad a través del tacto. También se introdujeron en la práctica de la terapia sexual mediante el uso de vibradores del clítoris. De estas mujeres: 465 (93 por ciento) tuvieron un orgasmo que fue presenciado por un terapeuta. Y se informó que las mujeres post-menopáusicas eran tan capaces de alcanzar el orgasmo como las participantes más jóvenes del estudio. Así que, claramente, nunca se es demasiado vieja para ser orgásmica.

Por supuesto, puede haber otros problemas en la mediana edad, en torno a la época de la menopausia. La mayor parte de estas dificultades se producen debido a los cambios hormonales que pasan en el cuerpo. Es muy común que las mujeres se “apaguen” temporalmente (simplemente porque la vagina se vuelve demasiado seca e incómoda).

Afortunadamente, existen todo tipo de formas de remediar esto hoy en día. Existen buenos lubricantes de venta libre que, por cierto, son todos adecuados para cualquier edad de la mujer.

Algunos consejos para ellos: ¿Cómo puedes ayudarla?

Recordando que la mayoría de las mujeres necesitan estimulación del clítoris. Esta parte es tan importante para las mujeres como lo es el pene para un hombre.

  • Recordando que el amor, el romance, los abrazos y un buen ambiente son muy importantes para las mujeres en las primeras etapas de una sesión de sexo.
  • Tomándose su tiempo.
  • Acariciando sus pechos – algunas mujeres aprenden a llegar al clímax a través del solo acariciado de su pecho.
  • Dando sexo oral. La mayoría de las mujeres lo adoran y algunas afirman que no se pueden venir a menos que un hombre se lo haga.
  • No siendo demasiado orgulloso para pedirte que le muestres lo que quieres.
  • No dudes en usar un vibrador, si le gusta la idea. Los nuevos “vibradores lengua” pueden ser útiles.
  • Teniendo algunas sesiones de sexo en las que la animas a tomar la iniciativa y decidir el orden del día.
  • Si pierdes el control y llegas antes que ella, trata de reunir un poco de energía para besarla y estimularla, para que ella pueda llegar al clímax.
  • Diciéndole que ella es maravillosa, sexy y hermosa.

Resumiendo

Tener un orgasmo es una sensación hermosa y tienes derecho a ello. Pero no es fácil de hacer si estás tensa, cansada, estresada o infeliz en tu relación. Si tienes alguna duda, busca la ayuda de un asesor experto.