Todo sobre el moco cervical

En este artículo encontrarás información valiosa que te ayudará a:

  • Comprender el papel del flujo cervical en la reproducción y la fertilidad.
  • Aprender a identificar y reconocer lo que los diferentes tipos de fluidos cervicales revelan acerca de tu estado fértil.

Datos de interés:

  • Los fluidos cervicales cambian a lo largo del ciclo menstrual y son un signo primario de fertilidad.
  • Los fluidos cervicales son la mejor señal para identificar la presencia de estrógenos en el torrente sanguíneo.
  • El moco cervical es uno de los mejores signos para saber cuándo se es más fértil antes de la ovulación.
  • Cuando el estrógeno es elevado y la mujer es más fértil, su flujo vaginal se vuelve elástico y se asemeja a la clara de huevo cruda.
  • Si se está tratando de concebir, se recomienda tener relaciones sexuales cuando se observe un flujo cervical fértil de calidad.
  • El líquido cervical tiene propiedades similares al semen y tiene funciones similares: apoyar, nutrir y transportar al esperma.
  • En un ciclo menstrual normal, el flujo cervical se muestra escaso y seco inmediatamente después de la menstruación, convirtiéndose después en un moco pegajoso o pastoso. A continuación se torna cremoso antes que lleguen los días más fértiles. Finalmente, toma una consistencia acuosa y viscosa como clara de huevo cuando se está alrededor de la ovulación. Después de la ovulación, este flujo es más escaso y seco.
  • La ovulación ocurre generalmente alrededor del último día en que se observa el moco cervical fértil de calidad. Esto a menudo llamado es el día “pico”.

moco cervicalLos términos moco cervical y flujo vaginal pueden ser utilizados indistintamente. En general se refieren al fluido producido por las criptas del cuello uterino durante el ciclo menstrual. Cambiante durante todo el ciclo menstrual en respuesta a las hormonas ováricas, el fluido cervical se observa en el cuello uterino o a medida que avanza hacia la vagina.

La forma más fácil y efectiva para saber acerca de la presencia y la cantidad de estrógeno en el torrente sanguíneo (y por lo tanto obtener pistas sobre el estado de fertilidad) es examinar el flujo vaginal, ya que como se ha mencionado antes, cambia durante el ciclo menstrual. La observación de estos cambios ofrece un signo de fertilidad primaria que nos puede decir mucho acerca de lo que está pasando en nuestro organismo.

Cuando la mujer no está en su fase fértil, en el comienzo de su ciclo y después de la ovulación, el flujo vaginal es seco, escaso o pegajoso y no puede ser penetrado por un espermatozoide. En estos momentos, la vagina es muy ácida y hostil para los espermatozoides. El fluido cervical forma una barrera que se conecta al canal cervical y evita que las bacterias entren en el útero.

Como la presencia de estrógeno aumenta dramáticamente a medida que se acerca la ovulación, esto estimula la producción de grandes cantidades de líquido cervical delgado, elástico, acuoso y alcalino, por tanto, receptivo a la penetración de los espermatozoides. Este líquido más fértil es descrito como clara de huevo cruda.

El moco cervical clara de huevo proporciona el alimento para los espermatozoides, les permite moverse y prosperar durante unos pocos días alrededor de la ovulación. Este líquido se observa por lo general en los días más fértiles justo antes de la ovulación, secándose rápidamente después de la misma.

Es más probable que la ovulación ocurra en el último día que se observa el fluido cervical fértil, aunque esto puede variar. Este día a menudo es llamado el ” día pico, a pesar de que no puede ser el día en que se observa el flujo cervical más fértil. Observar los fluidos cervicales no te dice definitivamente que has ovulado, simplemente te advierten que el estrógeno es alto y que la ovulación probablemente se está acercando.

El increíble moco cervical

La función principal del moco cervical fértil en la reproducción es similar a la del semen, sirve como un medio de alimentación y transporte para el esperma. La supervivencia de los espermatozoides y su movimiento después de tener relaciones sexuales es muy importante porque rara vez su liberación en la vagina coincide exactamente con la ovulación. Una fecundación exitosa depende del almacenamiento y la liberación constante de los espermatozoides al tracto reproductivo superior femenino en torno a la ovulación. El aumento del flujo vaginal también puede causar un aumento de la libido (deseo sexual) y producir la lubricación necesaria para tener relaciones sexuales más cómodas y placenteras en dicho momento.

El moco cervical apoya a la supervivencia de los espermatozoides de las maneras siguientes:

  • Los espermatozoides son admitidos en el tracto reproductivo desde el ambiente vaginal.
  • Ellos son filtrados, para favorecer sólo a las células de esperma morfológicamente normales.
  • Los espermatozoides son alimentados y apoyados bioquímicamente.

Son almacenados para su posterior liberación, pues no puede haber un suministro constante si se quiere  garantizar que la liberación de los espermatozoides coincida con la ovulación y ocurra la concepción.

El patrón típico de moco cervical

Aunque el patrón de flujo vaginal puede variar de un ciclo a otro, así como de mujer a mujer, un patrón de moco cervical típico es el siguiente:

  1.  Inmediatamente después de la menstruación por lo general hay una sensación vaginal seca y poco o ningún fluido cervical.
  2.  Después de unos días de sequedad, normalmente hay un flujo vaginal que se describe como “pegajoso” o “pastoso”, pero seco. Si bien este tipo de flujo vaginal no es propicio para la supervivencia del esperma, estos días pueden ser considerados como “posiblemente fértiles” si se encuentra antes de la ovulación.
  3. Después de estos días “pegajosos”, la mayoría de las mujeres generalmente notan un flujo vaginal “cremoso”. Este líquido puede ser de color blanco, amarillo o beige y tiene la apariencia de una loción o crema. En ese punto, la vagina puede sentirse húmeda y esto indica un posible aumento de la fertilidad.
  4.  Ahora sigue el flujo cervical más fértil. Tiene la apariencia de la clara de huevo cruda, es resbaladizo y se puede estirar varias pulgadas entre los dedos. Por lo general es claro y puede ser muy húmedo. La vagina se siente húmeda y lubricada. En estos días se considera que la mujer es más fértil, pues dicho moco es el más amable y receptivo con los espermatozoides. Se parece mucho al semen y, como tal, puede actuar como un medio transporte para los espermatozoides.
  5.  Después de la ovulación, el líquido fértil se seca muy rápidamente y la vagina se mantiene más o menos seca hasta el próximo ciclo. Algunas mujeres pueden notar pequeñas cantidades de fluido fértil después de la ovulación ya que el cuerpo lúteo produce pequeñas cantidades de estrógeno, pero no son fértiles en absoluto.

Tipo de fluido cervical y su correspondiente estado de fertilidad

  • Moco seco: probablemente no fértil
  • Moco pegajoso: probablemente no fértil
  • Moco cremoso: posiblemente fértil
  • Moco acuoso: fértil
  • Moco clara de huevo: más fértil

¿Qué tiempo pueden sobrevivir los espermatozoides en el líquido cervical fértil?

El mayor tiempo que los espermatozoides pueden sobrevivir en el flujo cervical fértil (similar a la clara de huevo) es de cinco días. Todos los embarazos se pueden atribuir a la relación sexual que tiene lugar dentro de los cinco días antes de la ovulación y el día de la ovulación. A pesar de esto, los espermatozoides no suelen vivir durante cinco días, incluso en un flujo cervical fértil. Una duración mucho más típica es de 2-3 días.

Para maximizar tus posibilidades de concepción, sigue teniendo relaciones sexuales hasta que la ovulación se confirme por un cambio térmico evidente y al contrario, si deseas quedar embarazada, practica las relaciones sexuales más cerca de la ovulación.

Cuando observo mi flujo vaginal antes de tener relaciones sexuales por lo general se siente resbaloso. ¿Se trata de mi moco cervical “clara de huevo”?

El fluido de excitación se siente muy parecido al moco flujo cervical fértil, pero es secretado por la vagina, mientras que el flujo cervical es producido por el cuello del útero. Ambos se sienten húmedos, resbaladizos y hacen que las relaciones sean más placenteras y confortables. Este fluido de excitación, a diferencia de flujo cervical fértil, se puede sentir en cualquier momento durante el ciclo cuando siempre que la mujer se sienta estimulada sexualmente. También se puede sentir durante varias horas después de cualquier tipo de actividad sexualmente excitante.

espermatozoidesSi una mujer observa su flujo vaginal antes de tener relaciones sexuales estando ya está excitada, por lo general nota que este es resbaladizo y puede ser difícil diferenciarlo de otros tipos de fluidos. Aunque se sienten similares, en el caso específico del líquido de excitación por lo general se siente un poco más acuoso y no se extenderá mucho más. Para evitar confusiones, se recomienda comprobar el flujo vaginal cuando la mujer no se siente particularmente excitada.

¿Debo usar un lubricante o cualquier otro producto para aumentar mi moco cervical?

Un lubricante pretende reemplazar al fluido de excitación, no al moco cervical. Los lubricantes sólo se deben utilizar al intentar concebir si la mujer no puede tener relaciones sexuales cómodamente. No hay lubricantes, incluso ni los que dicen ser amistosos con el esperma, que estén destinados a sustituir el moco cervical. En realidad, la mayoría son poco amigables con los espermatozoides. La saliva también es hostil para los espermatozoides y no debe ser utilizada como un lubricante al tratar de concebir.

Si tienes que usar un lubricante durante las relaciones sexuales, consulta con tu médico o farmacéutico para encontrar el que es adecuado para ti. Sin embargo ten en cuenta que ningún lubricante mejora tus posibilidades de concepción. Un lubricante sólo puede ayudarte a concebir si no puedes tener relaciones sexuales sin usarlo. Además, al usar un lubricante, es posible que la identificación del moco cervical sea más difícil ya que el lubricante puede enmascarar los fluidos.

Moco cervical después de la implantación: ¿Cómo detectar el empotramiento del óvulo?

El moco cervical es un fluido que las mujeres producimos y expulsamos durante todo el ciclo menstrual. Sin embargo, no siempre tiene la misma consistencia y color. Estos dos parámetros varían en gran medida durante las diferentes fases de nuestro ciclo mensual. De hecho, el método del moco cervical es una de las maneras más fáciles de identificar los días fértiles. Por otra parte, el seguimiento de las secreciones vaginales normales también ayudará a detectar la implantación exitosa. ¿Esto es realmente posible? ¡Sí lo es! En este artículo hablaremos sobre cómo el flujo vaginal puede cambiar si se ha producido el embarazo.

¿Qué es el moco cervical y por qué es tan importante para la implantación?

El moco cervical es producido por pequeñas glándulas en el cuello uterino todos los días. Es normal y estamos muy acostumbradas a notar dicha descarga leve de vez en cuando. Sin embargo, no todas recordamos cómo luce este fluido al inicio o en el medio de nuestro ciclo. Cuando esperamos quedar embarazadas, cada nuevo síntoma se vuelve importante. Por eso te sugerimos que prestes atención.

¿Cómo podemos saber que la implantación ya se ha producido? La cantidad de moco cervical aumenta alrededor de la ovulación. Se vuelve más viscoso y contiene más agua (hasta 98%). Esta descarga ayuda a los espermatozoides a llegar al óvulo. Después de la fecundación su consistencia cambia mucho, no hay necesidad de transportar más espermatozoides al óvulo, ahora sólo es importante protegerlo de infecciones internas y bacterias.

Entonces, ¿cómo será el moco cervical después de la implantación? Las mujeres que supervisan su descarga vaginal durante todo el ciclo menstrual quieren saber cómo cambia después de la concepción y la implantación. La consistencia del moco cervical en realidad es determinada por la influencia de las hormonas estrógeno y progesterona. En medio del ciclo menstrual los niveles de estrógeno son altos y por tanto las secreciones vaginales se vuelven más finas y elásticas. El moco infértil es más grueso debido al cambio que se produce en los niveles de progesterona en el cuerpo.

Como ya sabemos, la concepción suele producirse dentro de las 24 horas después de la ovulación, cuando el óvulo es liberado de un folículo ovárico. Si durante la ovulación tiene lugar una relación sexual, la concepción puede ocurrir casi inmediatamente, una o dos horas después. El primer flujo vaginal que se observará en este caso es una mezcla de secreciones vaginales con esperma. Incluso si la mujer toma una ducha, la descarga continuará fluyendo durante un corto período de tiempo. En pocas horas se puede notar un oler desagradable debido a que los espermatozoides se descomponen y abandonan el tracto reproductivo. No hay necesidad de tomar medidas especiales para luchar con esto, la vagina puede auto-limpiarse naturalmente.

Durante la primera semana después la concepción la descarga vaginal puede cambiar, lo que se asocia con las transformaciones físicas que ocurren en el organismo, causadas ​​por la reorganización hormonal. Muchas mujeres observan que la cantidad de secreciones cervicales aumentan después de la concepción. Esta descarga puede ser de color blanquecino o amarillento.

¿Cómo se puede realizar un seguimiento del flujo vaginal? Hay dos maneras posibles: observar los fluidos después de limpiarse el área vaginal o introducir un dedo limpio en la vagina para reunir una muestra del fluido. Como resultado, se puede observar:

  • Moco cervical elástico como clara de huevo: es el más fértil durante la ovulación, ofrece las mejores condiciones para la concepción.
  • Moco cervical aguado: también es fértil, no se puede estirar entre los dedos.
  • Moco cervical cremoso: se considera infértil, ya que ralentiza el movimiento de los espermatozoides. Parece una loción cuando se toca con los dedos.
  • Moco cervical pegajoso: es totalmente infértil y se parece a la cola gruesa.

consulta medicaDicho esto, recuerda estos consejos:

  • Las secreciones del cuello uterino antes del período menstrual son leves y apenas notables.
  • El moco cervical justo antes de la ovulación luce como clara de huevo o es acuoso, siempre es más elástico, opaco y abundante.
  • El moco cervical durante la ovulación es más delgado y claro, se hace más intenso.
  • El moco cervical después de la ovulación se vuelve más pegajoso y su cantidad disminuye.
  • Después de la concepción y durante la implantación generalmente permanece más o menos abundante y claramente notable.

Monitoreo del moco cervical y otros signos tempranos del embarazo

Recuerda que no todas las mujeres se dan cuenta de los cambios en sus secreciones vaginales durante la implantación. Es por eso que no podemos llamar al método del moco cervical una de las formas más fiables de detección de la implantación. Sin embargo, las estadísticas muestran que una de cada tres mujeres recibe una señal especial, que indica que la concepción ha tenido éxito.

El sangrado de implantación es un tema muy popular entre las mujeres que están tratando de concebir. Dicha secreción con sangre se produce por lo general 1 semana o varios días antes del período. En otras palabras, si todavía es demasiado pronto para ver la menstruación y observas algo así como 1-2 gotas de sangre en tu moco cervical, puede tratarse del sangrado de implantación. Este término en sí no es muy preciso, dicha secreción sanguinolenta puede definirse mejor como un manchado. El sangrado causado por la implantación es demasiado escaso, nunca puede ser abundante. A veces incluso pasa desapercibido.

Si la mujer no experimenta nada como esto, no debe sentirse desanimada. No todas las mujeres tienen ese manchado de implantación. Además, se puede experimentar durante un primer embarazo y no en embarazos posteriores. En dichos casos se pueden buscar otros signos de implantación: náuseas, sensibilidad en los pechos, calambres abdominales, un elevado sentido del olfato.

Generalmente, la consistencia y el color del moco cervical durante las primeras 2-3 semanas después de la concepción pueden cambiar. Puede que una mujer no vea o sienta nada, pero otras pueden experimentar una descarga bastante abundante, a veces en compañía de un manchado ligero. Sin embargo, cuando la mujer note algo extraño en sus secreciones cervicales, por ejemplo, si tiene un olor desagradable, o su flujo parece queso cottage o es verdoso, si presenta malestar / picazón o tiene un sangrado repentino e intensificado, debe ponerse en contacto con su ginecólogo lo antes posible. Estos síntomas casi siempre indican condiciones serias, anomalías o enfermedades.

LIBRO GRATIS "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).
foto "Muchas mujeres hemos logrado una cura definitiva con solo usar el método y los consejos descritos en este libro para una infección vaginal de leve a moderada, sin embargo, con tu descarga también obtendrás acceso a soluciones más efectivas en casos recurrentes y severos."

Dra. Sandra F. Alonso.

 

¿Eres nueva en el blog? Hay mucho, mucho más para ti

Recibe en tu e-mail temas de interés femenino de los cuales no se habla en ninguna otra parte ...