Cómo usar la copa menstrual

Las opciones más comunes que usamos para controlar el sangrado menstrual son las almohadillas sanitarias y los tampones, peor no cabe duda de que la copa menstrual se está convirtiendo en una nueva alternativa cada vez más valorada. Para entender cómo usar la copa menstrual, primero debemos entender su estructura.

Cómo usar la copa menstrual

La copa menstrual es flexible, está hecha de silicona de grado médico, tiene forma de campana con un pequeño “tallo” que se extiende desde el fondo. Su uso es relativamente sencillo, solo debemos insertarla en la vagina y colocarla de forma correcta para recoger la sangre una vez que es liberada. A lo largo del día es necesario retirarla, lavarla con agua y colocarla nuevamente. Obviamente esto dependerá de la intensidad de tu volumen menstrual.

Si te interesa este tema, sigue leyendo para conocer más detalles sobre cómo utilizar la copa menstrual y cuáles son sus principales ventajas.

Paso 1: Doblar y mantener. Comienza lavando tus manos. A continuación une las paredes de la copa menstrual y dóblala como si fuera una letra C. Para la mayoría de las mujeres esta forma hará que la copa menstrual sea más fácil de insertar. Sin embargo debes tener en cuenta que cada mujer tiene una anatomía ligeramente diferente, es posible que necesites doblarla de otra forma para que su inserción sea más cómoda.

Paso 2: Mantén los músculos pélvicos relajados. Si tus músculos pélvicos están tensos, te resultará más difícil insertar la copa o incluso puede ser doloroso. En ocasiones practicar ejercicios de Kegel puede ayudar, ya que esto te permite relajar y controlar los músculos pélvicos. Sé paciente y recuerda que la copa menstrual será más difícil de insertar solo la primera vez, será más fácil a medida que vayas practicando. Si te sientes frustrada, toma un descanso y vuelve a intentarlo. (Ver: Ejercicios vaginales: ¿Por qué son tan beneficiosos?)

Paso 3: Siéntate cómoda. Otro detalle para aprender cómo usar una copa menstrual es que debes adoptar una posición cómoda. Algunas mujeres prefieren insertar la copa menstrual mientras están sentadas en el inodoro, mientras que otras lo prefieren en posición de cuclillas. También puedes intentar ponerte de pie con una pierna descansando en el borde de la bañera o el inodoro, acuclillando la espalda, o puedes acostarte con las piernas levantadas mientras separas las rodillas.

Paso 4: Encuentra el cuello uterino. A continuación coloca un dedo dentro de la vagina para sentir las paredes de tu cuello uterino. Esto se sentirá similar a la punta de tu nariz, es una zona blanda y pequeña. Encontrar el cuello del útero es necesario, ya que allí es donde debes colocar la copa menstrual. (Ver: Cómo comprobar tu posición cervical)

Paso 5: Inserta la copa menstrual. Ahora es el momento de aprender realmente cómo usar la copa menstrual. Dobla y sujeta la copa menstrual con una mano dejando el vástago hacia abajo. Con la ayuda de la otra mano extiende los labios para encontrar la abertura vaginal. Empuja la copa menstrual en un ángulo de 45 grados en la dirección del hueso púbico, en lugar de hacia arriba. La copa menstrual se abrirá, debes seguir empujando hasta que te sientas cómoda. La base de la copa menstrual no debe bloquear la abertura vaginal.

Paso 6: Asegúrate de que la copa menstrual esté completamente abierta. Si sientes u oyes una especie de estallido, esto indica que la copa menstrual se ha abierto completamente. Puedes abrir la copa manualmente con tu mano si es necesario o hacerla girar en círculo, haciendo ejercicios de kegel o presionando una porción de tu pared vaginal con los dedos.

Paso 7: No la utilices por más de 12 horas. Algo importante que debes tener en cuenta es que la copa menstrual no debe utilizarse por más de doce horas seguidas. La mayoría de las mujeres sólo necesitan vaciar su copa menstrual una vez por la mañana y una vez más por la noche, pero cada persona es diferente. Es posible que tengas que vaciarla más a menudo, dependiendo de tu flujo menstrual.

Paso 8: Retirar la copa menstrual. Retira siempre la copa menstrual en posición vertical, ya que esto reduce el derrame de sangre. Si no puedes quitar cómodamente la copa menstrual porque el borde es demasiado ancho, puedes doblarla antes de retirarla. Retirarla sobre un inodoro es ideal porque puedes dejar caer su contenido sin temor a mancharte.

¿Por qué usar la copa menstrual? Ahora tienes una idea clara de cómo usar la copa menstrual, pero ¿por qué usarla?

Mejor para el cuerpo

La copa menstrual es más amigable para el entorno vaginal que los tampones pues estos pueden crear desequilibrios en el pH de la vagina, absorbiendo un 35% de humedad natural y un 65% de fluido menstrual. Las copas menstruales no causan estos problemas ni depositan ninguna fibra en la pared vaginal, no causan síndrome de shock tóxico ni contienen sustancias químicas irritantes. Dado que las copas menstruales se hacen típicamente de silicona de grado médico, no causan irritación, lo que las hace ideales para las mujeres con alergias, eczema o piel sensible. Además permiten que las membranas mucosas de las paredes vaginales mantengan sus funciones de protección y limpieza.

Mejor para tu presupuesto y el medio ambiente. Usar la copa menstrual ayudará a tu presupuesto y al medio ambiente de la misma manera; limita los residuos y la cantidad de suministros que necesitas para un período menstrual. Algunos estudios han demostrado que una mujer promedio arrojará entre 125 y 150 kilogramos de compresas, tampones o almohadillas sanitarias durante su vida. Debido a que las copas menstruales son reutilizables, no es necesario cambiarlas o reemplazarlas con tanta frecuencia.

Otros temas de interés: ¿Qué tan profunda es la vagina promedio?;   6 consejos para mantener tu vagina saludable;   Cómo hacer que tu período menstrual termine más rápido;   ¿Se puede nadar cuando se tiene el período menstrual?;   Evita manchar los pantalones durante el período menstrual;   ¿Por qué tengo una sensación ardiente en el área vaginal?

LIBRO GRATIS "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).
foto "Muchas mujeres hemos logrado una cura definitiva con solo usar el método y los consejos descritos en este libro para una infección vaginal de leve a moderada, sin embargo, con tu descarga también obtendrás acceso a soluciones más efectivas en casos recurrentes y severos."

Dra. Sandra F. Alonso.

 

¿Eres nueva en el blog? Hay mucho, mucho más para ti

Recibe en tu e-mail temas de interés femenino de los cuales no se habla en ninguna otra parte ...