Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Mi vagina es normal? Cómo saber si tu vagina, clítoris y labios vulvares son saludables

La apariencia de los genitales puede ser un motivo de preocupación para muchas personas, en especial para los más jóvenes que comienzan a descubrir su sexualidad. En este artículo estaremos hablando sobre lo que se considera normal o no con relación a la vagina, el clítoris y los labios de la vulva.

Más; Auto-examen de vulva y vagina.

Labios interiores y exteriores de la vulva

Los labios son la parte más visible de la vulva. Los labios mayores son las dos estructuras carnosas que se extienden a lo largo de la vulva desde el pubis, y los labios interiores son las dos estructuras más pequeñas que rodean la abertura vaginal. Muchas personas crecen pesando que los labios, tanto internos como externos, son de cierto tamaño, pero eso no es cierto.

La apariencia puede variar muchísimo, en algunas mujeres los labios internos son largos y visibles por fuera de los labios exteriores, en otras pueden ser muy gruesos, y a veces son delgados. En ocasiones la piel de los labios es del mismo tono que el resto de la piel, pero otras veces es más oscura. Así mismo podemos encontrar labios que son más largos en un lado que en el otro. Todas estas variaciones son perfectamente normales.

El tamaño de los labios menores no tiene nada que ver con el número de parejas sexuales que se ha tenido o la frecuencia con que se tienen relaciones sexuales.

Normal: labios de todos los tamaños y con tonalidades similares a la piel, incluyendo labios asimétricos y labios interiores que son mayores que los labios exteriores.

Anormal: una piel descolorida con parches blancos, esto puede ser un signo de la enfermedad llamada liquen escleroso; picazón, ardor y / o sangrado de la piel en la vulva.

El clítoris

Justo en la parte superior de los labios interiores se encuentra el clítoris. Este es un órgano mayormente interno, las tres cuartas partes están bajo la piel. Normalmente el clítoris está cubierto por una especie de capucha de piel. Sin embargo existen variaciones, tanto en el tamaño como en la porción que podemos ver en el exterior.

Normal: Clítoris largos, cortos u ocultos.

Anormal: dolor en el clítoris, que puede estar relacionado con un exceso de estimulación durante el sexo, la masturbación, o por una acumulación de esmegma (secreción blanca y espesa producida por el clítoris) debajo de la capa del clítoris. La picazón puede ser un signo de infección por levaduras.

La vagina

Aunque a menudo se cree que toda el área genital visible es la vagina, esto es incorrecto. La parte visible de la vagina es la abertura pequeña situada por debajo de la abertura uretral y el clítoris. La mayor parte no es visible, pero se puede palpar con los dedos. Se puede sentir la presencia de membranas y arrugas delicadas, todo eso es normal.

Sin embargo  algunas ITS, como las verrugas genitales, pueden causar pequeñas protuberancias anormales en el interior y en el interior de la abertura vaginal. Vale la pena familiarizarse con la textura normal de nuestra vagina para identificar cualquier cambio inusual.

Es importante aclarar que aunque las mujeres que han dado a luz recientemente pueden experimentar una pérdida temporal en el tono muscular vaginal, la vagina no se puede “estirar” mediante el sexo vigoroso.

Y finalmente, contrario a lo que muchos creen, tener flujo vaginal es completamente normal. Este es un mecanismo natural de auto-limpieza y protección. No hay de qué preocuparse siempre y cuando el flujo mantenga una coloración entre blanquecina y transparente, y no se acompañe de molestias como picor, mal olor, ardor, irritación, dolor.