Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

¿Qué significa el dolor en los pezones?

Tener dolor en los pezones es una queja común para muchas mujeres. El término dolor de pezón describe cualquier tipo de molestia dolorosa en los pezones, lo cual puede tener diferentes causas. La causa más probable es la fricción superficial durante cualquier actividad, desde la lactancia materna hasta el ejercicio físico. Pero, ¿qué pasa si no estoy lactando ni realizando ejercicios?, ¿qué significa ese dolor en los pezones?, ¿qué puedo hacer para aliviarlo?

PUBLICIDAD

¿Qué significa el dolor en los pezones? Si experimentas dolor en los pezones, o en los  senos, necesitarás identificar la causa para encontrar la mejor solución. A continuación te enumero algunas causas que probablemente no has tomado en cuenta.

Cambios hormonales. A lo largo de la vida el cuerpo de la mujer experimenta grandes cambios en sus niveles de hormonas reproductivas. En primer lugar, los cambios hormonales en la pubertad hacen que los senos crezcan y por tanto los pezones pueden llegar a ser muy sensibles y dolorosos. Durante la ovulación, a mediados del ciclo menstrual, los niveles de estrógeno y progesterona aumentan, pudiendo causar malestar y dolor en los pezones. Del mismo modo ocurre justo antes del período menstrual, cuando el exceso de estrógeno y la disminución de la progesterona también causan este tipo de dolor. (Ver: Hormonas del ciclo menstrual)

PUBLICIDAD

Embarazo y lactancia materna. Durante el embarazo, los niveles de estrógeno y progesterona aumentan considerablemente, así como el tamaño de los senos. Este aumento puede provocar que los senos estén sensibles y haya dolor en los pezones. También puedes sentir dolor intenso al amamantar a tu bebé. Para aliviar el dolor durante la lactancia debes colocar al bebé en una posición de agarre adecuada para evitar lesiones, coloca compresas de hielo o agua muy fría un rato antes de cada toma, mantén siempre tus pezones secos y aireados, evita los sujetadores demasiado apretados.

Piel seca. La pérdida de humedad en la región del pezón puede hacer que la piel se vuelva seca y agrietada, causando escozor y dolor. Alivia la sequedad mediante la aplicación regular de crema hidratante en los pezones.

Fricción. La fisura del pezón o “pezón del trotamundos”, causa dolor en los pezones debido a la fricción durante ciertos deportes como correr. La tela puede frotarse contra la piel, especialmente cuando la mujer lleva un sujetador mal ajustado, o ninguno. Esto puede conducir a la sequedad, irritación, dolor y sangrado. Las mujeres surfistas que no usan protectores de pezones también pueden ser susceptibles a esto. Para reducir la fricción en tus pezones, usa un sostén deportivo bien equipado hecho de material sintético, no de algodón. También puedes utilizar yesos impermeables, cinta quirúrgica o productos protectores específicos. Si ya tienes la piel de los pezones lastimada, evita causarle más daño.

Lesión en los senos. Cualquier tipo de trauma en los senos puede lastimar tus pezones, haciéndolos muy sensibles y dolorosos. Por ejemplo, el cinturón de seguridad del coche puede cortar tus pezones durante un accidente repentino.

Infección alérgica. Otra razón por la que los pezones duelen es una alergia. Los pezones son muy sensibles y responden a los cambios que ocurren en tu cuerpo. Pueden exhibir signos de sensibilidad o alergia, incluyendo enrojecimiento, picazón y heridas. Las reacciones alérgicas pueden ser provocadas por temperaturas cálidas o frías, jabones, gel de baño, cremas, lociones, detergentes para la ropa y ciertos tejidos como la lana.

Inflamación. Si la piel de los pezones está adolorida o agrietada por la lactancia seguramente se recuperará con el paso de las semanas. Sin embargo, una técnica deficiente de amamantamiento puede causar dolor y sensibilidad duraderos Los conductos dentro del pezón pueden resultar bloqueados y tus senos pueden inflamarse debido a condiciones como la mastitis o los abscesos. Si hay sangrado o grietas profundas, podrías tener una infección bacteriana. En estos casos siempre se requiere atención médica.

Si experimentas los siguientes síntomas, necesitarás consultar a un médico lo antes posible:

  • Síntomas parecidos a la gripe
  • Secresión o sangrado de los pezones
  • Lagrimeo o fatiga
  • Protuberancias extrañas o cambios en los senos
  • Calentamiento/enrojecimiento de los pezones o la superficie del seno
  • Heridas, dolor, grietas abiertas en el pezón o la superficie areolar

Candidiasis. La candidiasis también puede causar dolor en el pezón. La candidiasis a menudo se desarrolla después de estar lactando durante varias semanas. Puede causar ardor, picazón o dolor punzante en uno o ambos senos, que dura más de una hora después de la lactancia. También puedes tener dolor en los pezones, escamas o grietas. El bebé suele tener manchas blancas alrededor de la boca y aftas (candidiasis bucal). Una vez diagnosticada, la infección puede ser tratada con cremas anti-fúngicas, geles y pastillas orales.

Eczema y dermatitis de contacto. El eczema puede desarrollarse en el pezón debido a una irritación o reacción alérgica. La mitad de las mujeres que experimentan esto han sufrido previamente de eczema atópico. La condición se manifiesta como una sensación de ardor en el pezón, la areola y ocasionalmente en el resto de la superficie del seno. Para aliviar los síntomas del eczema, evita cualquier cosa que sea irritante para la piel o pueda causar una reacción alérgica, y mantén la zona bien hidratada. El médico también puede indicarte analgésicos tópicos y una crema de corticosteroides.

Síndrome de Raynaud. Esta condición se caracteriza por un intenso dolor en el pezón inmediatamente después de la lactancia, especialmente cuando los pezones han estado expuestos a un ambiente frío. El síndrome de Raynaud se asocia con una reducción de la circulación sanguínea en los senos y puede exacerbarse por el aumento de la secreción de epinefrina, que contrae los vasos sanguíneos. Puedes estimular el flujo de sangre en tus senos mediante la aplicación de compresas calientes y masajes suaves en el pecho.

Cáncer de mama. El síntoma más conocido del cáncer de mama es la presencia de bultos o masas en el seno, pero también puede existir dolor en los pezones. Si tienes dolor en los pezones  sin existir una causa aparente, y el malestar no mejora, acude al médico lo antes posible para recibir un examen. Aunque puede ser preocupante, cuando el cáncer de mama se diagnostica en las etapas iniciales de la enfermedad, las posibilidades de recuperación son más altas. (Ver: ¿Cómo se siente un tumor de mama?)

Enfermedad de Paget. La enfermedad de Paget es una enfermedad rara con causa desconocida. Causa dolor en los pezones y se ha asociado fuertemente con el cáncer de mama. En las etapas iniciales de la enfermedad puedes observar enrojecimiento y costras en el pezón. Los síntomas posteriores incluyen hormigueo, picazón, aumento de la sensibilidad y sensación ardiente o dolorosa en el seno. La enfermedad de Paget generalmente se trata mediante cirugía, que puede consistir en radioterapia, tumorectomía o mastectomía radical, dependiendo de la extensión de la enfermedad.

Te puede interesar: ¿Por qué los senos duelen antes del período menstrual?;  ¿Es normal que los senos piquen durante el embarazo?

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD