Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Hormonas del ciclo menstrual

El período menstrual o menstruación puede ser una montaña rusa de emociones para muchas mujeres. Las lágrimas y la ira pueden aparecer en un abrir y cerrar de ojos sin razón aparente. La razón oculta detrás de este fenómeno son las hormonas del ciclo menstrual. Todo esto sucede por una muy buena razón y si eres capaz de entender lo que hacen tus hormonas en cada fase de tu ciclo menstrual, entenderás mejor esos cambios bruscos de humor. Este artículo te ayudará a entender cómo funciona el proceso reproductivo femenino y por qué te sientes diferente durante esos días cada mes.

PUBLICIDAD

Hormonas del ciclo menstrual

Las hormonas del ciclo menstrual existen por una buena razón, entre todas crean el ambiente perfecto para que puedas concebir un bebé. La naturaleza es sabia y tiene sus misterios, por ejemplo si te sientes amable y sexy en la mitad de tu ciclo menstrual, probablemente se debe a que estás en el momento de la ovulación, es decir tu cuerpo está atravesando la ventana óptima para concebir y las hormonas conspiran para que esto ocurra. Por el contrario, antes del período es muy probable que te sientas malhumorada y enojada, no es un buen momento para que te acaricien o para interesarte en las relaciones sexuales. Curiosamente en estos días tus posibilidades de embarazo son mínimas.

PUBLICIDAD

El comienzo de todo: surgimiento de las hormonas sexuales femeninas

Las mujeres al nacer ya poseen en sus ovarios todos los óvulos que van a tener durante toda la vida, de los cuales sólo unos 500 llegarán a madurar. Al entrar en la etapa de la pubertad, tu cuerpo comienza a producir las hormonas que necesitas para madurar esos óvulos y experimentar el primer período menstrual. En condiciones normales, una vez que comienzas a menstruar, tendrás el período cada mes hasta que llegues a la menopausia.

La primera hormona que libera el cuerpo en un ciclo es la hormona folículo estimulante (FSH), que estimula a los folículos en tus ovarios para provocar la ovulación. Esto sucede en la primera semana (día 1 a 7) de tu ciclo menstrual. Tu cuerpo también libera la hormona luteinizante (LH).

Durante la segunda semana de tu ciclo (día 8 a 13), se empieza a liberar la hormona estrógeno, que ayuda a madurar completamente el óvulo y a prepararlo para su liberación. También ayudará a que el revestimiento del útero se vuelva más grueso por si necesita albergar un posible embrión en caso de embarazo. Este aumento de estrógeno en ocasiones puede hacer que no te sientas del todo bien, pero hacia el día 14 empezarás a sentirte más animada, activa y sexy. La causa de esto es el aumento en la producción de la hormona luteinizante; ya tu cuerpo está listo para la ovulación.

A mediados de tu ciclo menstrual. Alrededor del día 14 de tu ciclo menstrual, esta oleada de LH hace que se libere un óvulo. Indiscutiblemente es una fase de picos hormonales y no en todos los casos la mujer se siente bien; de hecho algunas pueden experimentar lo que se conoce como síndrome ovulatorio (calambres leves, hinchazón en el bajo vientre, manchado ligero). Este aumento hormonal también hace que la mucosa alrededor de tu cuello uterino sea muy delgada y elástica para favorecer el paso de los espermatozoides. (Ver: ¿Síntomas de la ovulación o algo más?)

Tu cuerpo entonces comenzará a producir más estrógeno y una vez pasada la ovulación aumenta la producción de progesterona, otra hormona del ciclo menstrual. Esta combinación ayudará a concebir el embarazo si tu óvulo fuera fertilizado. La progesterona se encarga de fomentar el engrosamiento de las paredes uterinas y de espesar el moco cervical. Si el óvulo no es fecundando, el revestimiento uterino es descartado y comienza a derramarse en forma de sangrado menstrual. Al mismo tiempo los niveles de estrógeno y progesterona alcanzan niveles muy bajos. (Te puede interesar: Niveles altos de progesterona)

El final y…otro principio. El final de tu ciclo menstrual da lugar a un nuevo ciclo. Es decir, el primer día del período marca el fin de un ciclo y el comienzo del siguiente. En este punto tu cuerpo ya está preparándose para liberar otro óvulo maduro.

Hablemos de otro producto químico que está presente en tu cuerpo durante el ciclo menstrual, se trata de las prostaglandinas. Estas sustancias químicas son las causantes del dolor durante tu período, entre otros malestares menstruales (dolor en la parte baja de la espalda, dolor en las piernas, dolores de cabeza y dolor en los senos). Te puede interesar: ¿Por qué sufro de cólicos menstruales?

Consejos para manejar los cambios provocados por las hormonas del ciclo menstrual

Haz ejercicios. Aumentar el flujo sanguíneo y de oxígeno hacia tu zona pélvica puede ayudar muchísimo. Además el ejercicio mejora el estado de ánimo y favorece las noches de sueño que tanto necesitas en esos días.

Observa lo que comes. El exceso de carbohidratos y azúcares refinados puede aumentar los cambios de humor debido a los picos de azúcar en sangre. Es recomendable disminuir el consumo de esos ingredientes, y de los productos de soya que contienen fito-estrógenos (pueden aumentar los niveles de estrógeno). Aumenta el consumo de frutas y verduras frescas, nueces, semillas y granos enteros.

Reduce la cafeína. Cuando tienes cólicos menstruales debes evitar la cafeína porque puede aumentar el dolor en el área pélvica.
Síndrome pre-menstrual, desequilibrio hormonal durante el ciclo menstrual. Este síndrome se caracteriza por la presencia de síntomas específicos, justo antes del período. Aquí se incluyen los dolores de cabeza, la ansiedad, la depresión y los cambios de humor. El síndrome premenstrual se debe a un desequilibrio en las hormonas estrógeno y progesterona. El exceso de progesterona causa depresión, fatiga y tristeza, mientras que el exceso de estrógeno causa irritabilidad, ansiedad e insomnio. (Ver: ¿Cómo aliviar el Síndrome pre-menstrual?)

Otra variante del síndrome premenstrual puede causar aumento de los antojos de azúcar/carbohidratos, dolores de cabeza e incremento de la fatiga. Estos casos se relacionan con la hormona insulina. Se recomienda comer siempre proteínas y aumentar la ingesta de carbohidratos complejos para evitar los niveles altos o bajos de azúcar en la sangre.

La menopausia: el fin de las hormonas del ciclo menstrual

Aproximadamente 5 años antes de quedesaparezcan los períodos, las hormonas del ciclo menstrual comenzarán a sufrir una disminución. Durante este tiempo puedes experimentar síntomas como sofocos, sangrado excesivo, períodos ausentes, migrañas y cambios de humor severos. Una vez que se ha establecido la menopausia (cuando no has tenido un período menstrual en un año), los síntomas mejoran. Algunas mujeres eligen tomar hormonas de reemplazo para tratar los síntomas, pero también hay alternativas naturales que pueden ayudar, como el estrógeno de la soja y el cohosh negro.

Artículo de interés: Cómo calcular el ciclo menstrual.

PUBLICIDAD

Descarga GRATIS

LIBRO "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).

“…He estado sufriendo de VB por más de 6 meses. Soy muy pudorosa por lo que me avergonzaba ir al médico. Por suerte encontré tu libro. Puse en práctica el tratamiento de manera instantánea y los resultados no tardaron en llegar.

He solucionado mi problema  en menos de una semana y no necesité atravesar el momento vergonzoso de la exposición ante un médico.

Muchas gracias Sandra.…”. Vanesa.

Más comentarios como este en: ¿Hablamos? ¡Ya son más de 2900 consultas respondidas!

Tests auxiliares de auto-diagnóstico (infecciones vaginales):

PUBLICIDAD