Fumar durante la lactancia

El hábito de fumar puede causar serios daños a la salud de cualquier persona, pero este riesgo se vuelve aun más preocupante en las mujeres durante el embarazo o la lactancia, ya que no solo es dañino para la madre, sino también para el bebé. Específicamente, fumar durante la lactancia pone al bebé en riesgo de padecer una amplia variedad de enfermedades.

Fumar durante la lactancia es peligroso para el bebé

Una mujer que fume y se encuentre dando de mamar a su bebé, debe dejar de fumar de inmediato. La nicotina y demás sustancias químicas del cigarro pasan a la leche materna, y aunque se dice que las cantidades no llegan a ser tan significativas, es un hecho que estos compuestos afectan la calidad (menos yodo, proteínas, vitaminas A, C, E,) y cantidad de leche materna. Según datos estadísticos, las madres fumadoras tienen niveles más bajos de la hormona prolactina, por tanto producen menos leche y sus bebés experimentan un retraso en la ganancia de peso.

La cantidad de compuestos químicos y tóxicos que entran al cuerpo del bebé depende de la cantidad de cigarrillos que la madre fume al día y del tiempo que haya pasado desde la última vez que fumó. Cuanto más fume, mayor será el riesgo de provocarle vómitos, diarreas, cólicos, irritabilidad, problemas del comportamiento y alteraciones del sueño al bebé.

Por su parte el humo de segunda mano es realmente perjudicial. Este humo contiene miles de sustancias tóxicas, que se han asociado con una mayor incidencia de enfermedades como el asma, la otitis, las infecciones respiratorias y pulmonares, el cáncer e incluso la muerte súbita del bebé.

Los bebés de madres que fuman durante la lactancia son más propensos a tener bajos niveles sanguíneos y más enfermedades relacionadas con las alergias. En general necesitan atención médica muchas más veces que los demás. 

¿Debo continuar con la lactancia si fumo?

Dejar de fumar puede ser muy difícil para algunas personas. Si estás decidida a seguir fumando, entonces debes tomar ciertas medidas para no dejar de amamantar al bebé. La lactancia materna es fundamental para crear el sistema inmune del recién nacido, y sigue siendo la mejor opción de alimentación.

Dicho esto, es importante que sepas cómo puedes minimizar los riesgos que implica fumar durante la lactancia.

Nunca fumes cuando estás amamantando, ni justo antes de hacerlo. Mejor fuma cuando hayas terminado o varias horas antes, de modo que haya pasado un tiempo considerable y puedas minimizar el contenido de sustancias en la leche.

Siempre fuma fuera de la casa o lejos de tu bebé para no exponerlo al humo de segunda mano.

Fuma menos cigarros al día. Cuanto menos fumes, menos riesgos correrán el bebé y tú.

No duermas en la misma cama o muy cerca del bebé.

Cambia tu ropa después de fumar y si es posible toma una ducha antes de amamantar. El humo del cigarro se adhiere a tu ropa, al pelo y a la piel, esto significa que el bebé estará expuesto al humo, aunque no fumes dentro de la casa. Se recomienda cubrir el cabello con un gorro de ducha o cualquier elemento impermeable.

Aunque estas medidas pueden disminuir el riesgo que corre la salud del bebé si fumas durante la lactancia, lo mejor que puedes hacer es dejar este hábito por completo. Puedes consultar a un médico para valorar las opciones disponibles, por ejemplo los parches de nicotina, o puedes poner en práctica algunos remedios populares.

Otras personas han consultado: Fertilidad y control de la natalidad después del parto;   Primer período menstrual después del nacimiento del bebé;   ¿Puedo tomar medicamentos para las alergias si estoy amamantando a mi bebé?;   La vagina después del parto

LIBRO GRATIS "FLUJO VAGINAL. LA SOLUCIÓN"

  • Disminuye tu flujo vaginal excesivo.
  • Limpia tu vagina de forma natural.
  • Aumenta tus sensaciones durante el sexo.
  • Elimina cualquier olor desagradable en tu vagina.
  • Ahorra dinero y tiempo al no tener que comprar protectores diarios y afines.
  • (Premium) Previene y cura tus infecciones vaginales (candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, etc.).
foto "Muchas mujeres hemos logrado una cura definitiva con solo usar el método y los consejos descritos en este libro para una infección vaginal de leve a moderada, sin embargo, con tu descarga también obtendrás acceso a soluciones más efectivas en casos recurrentes y severos."

Dra. Sandra F. Alonso.

 

¿Eres nueva en el blog? Hay mucho, mucho más para ti

Recibe en tu e-mail temas de interés femenino de los cuales no se habla en ninguna otra parte ...