Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Flujo vaginal claro: ¿es normal?

El flujo vaginal es básicamente una secreción producida por las glándulas que se encuentran dentro de la vagina y el cuello uterino; su función principal es mantener la vagina libre de células muertas, de bacterias y cualquier otro elemento ajeno al entorno vaginal. El color y la consistencia del flujo vaginal normal depende mucho de la fase que estás atravesando en tu ciclo menstrual, por ejemplo puede ser blanco y grumoso después del período, más acuoso antes de la ovulación, claro y resbaladizo durante la ovulación, y cremoso justo antes del período.

PUBLICIDAD

Específicamente en el artículo de hoy conoceremos todos los detalles acerca del flujo vaginal claro o transparente.

Flujo vaginal claro: ¿es normal?

PUBLICIDAD

Por lo general la secreción vaginal clara es una señal de que la mujer está ovulando. Los primeros días después del período son los de menor fertilidad, ya que el flujo tiende a ser grumoso y escaso; es por esto que impide el paso de los espermatozoides. Es la etapa que se conoce como “días secos”.

Sin embargo, a medida que se acerca la ovulación comenzamos a notar un flujo claro y acuoso, con una consistencia muy similar a la clara de huevo cruda. Este flujo es muy fértil, las células de esperma pueden nadar fácilmente a través de él para llegar al útero. (Ver: Flujo vaginal como clara de huevo: el mejor amigo de las células de esperma)

El día antes o el mismo día en que se libera el óvulo la consistencia del flujo se torna muy húmeda y resbaladiza. Este es el tipo de flujo más fértil, lo que significa que puedes quedar embarazada si tienes relaciones sexuales sin protección. (Te puede interesar: ¿Puedo haber quedado embarazada?)

Como ves, tener flujo vaginal claro en esta fase del ciclo es perfectamente normal y no debe ser un motivo de preocupación. Recuerda que sin importar la cantidad de flujo que tengas, este nunca debe tener mal olor ni causar picor, ardor, dolor o irritación. En caso de existir, podrían indicar la presencia de una infección vaginal, como la candidiasis.

Flujo vaginal claro durante el embarazo: ¿sigue siendo normal?

Casi todas las mujeres embarazadas reportan un aumento repentino en la cantidad de flujo vaginal. Esta descarga generalmente es de color blanco o claro, y su consistencia es muy acuosa, similar a la que vemos en los días de ovulación. Dicho flujo abundante es conocido típicamente como “leucorrea” o “flujo blanco,” y se produce como consecuencia del aumento en los niveles de estrógeno durante esta etapa.

La cantidad de leucorrea o flujo claro suele ser muy abundante. Muchas embarazadas necesitan cambiar su ropa interior con frecuencia debido a la humedad vaginal. Como resultado de este aumento puede notarse un ligero olor a almizcle, pero no debe ser muy desagradable. (Ver: Flujo vaginal claro durante el embarazo: lo que una mujer embarazada debe saber)

¿Cómo puedo lidiar con mi flujo vaginal claro?

Si actualmente estás ovulando o embarazada, no hay nada que puedas hacer para evitar tal secreción. Ten en cuenta que su función es ayudar a mantener tu vagina limpia y saludable, así que no es recomendable intentar deshacerte de ella. Estos son algunos consejos de higiene para mantenerte fresca, seca y alejada de posibles infecciones:

malestar ovulacion flujo

Usar ropa interior de algodón. El algodón es el tejido más transpirable; por eso ayuda a ventilar tu piel y evita la proliferación de hongos en la zona genital. Además asegúrate de usar ropa interior holgada, en lugar de prendas muy apretadas. (Ver: Tipos de ropa interior que aumentan las posibilidades de una infección vaginal)

Evitar el uso constante de productos de higiene femenina, tales como jabones perfumados, desodorantes y duchas vaginales. Estos contienen productos químicos que irritan la vulva y cambian el entorno de la vagina, dando lugar a la vaginosis bacteriana o infecciones por hongos. Lo mejor es utilizar agua solamente para asear el área vaginal. Si deseas usar jabón, elije un producto suave y con pH neutro.

Limpiarse de adelante hacia atrás para evitar la introducción de materia fecal en el interior de la vagina. Hacer lo contrario puede provocar infecciones vaginales, con síntomas como flujo blanco espeso y mal olor, picazón, hinchazón, enrojecimiento y dolor al orinar. Siempre lávate las manos antes y después de usar el inodoro.

Ser consciente de la alimentación. Es importante comer alimentos saludables que mantengan tu organismo equilibrado. Come más yogur natural para aprovechar sus cultivos vivos de bacterias beneficiosas, evita los alimentos azucarados para no alterar el pH de tu vagina ni perturbar el equilibrio entre bacterias y hongos, y bebe por lo menos ocho vasos de agua todos los días para eliminar más toxinas.

Otras lectoras han consultado: Flujo vaginal claro: lo que nuestros lectores preguntan;   Flujo vaginal claro antes, durante y en lugar del período: ¿debería estar preocupada?;   Flujo vaginal claro y gelatinoso;   5 Consejos para controlar el flujo vaginal claro y grueso;   Flujo vaginal marrón: oscuro y claro

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD