Saltar al contenido
FLUJO VAGINAL

Síntomas de infecciones bacterianas que imitan a las infecciones por hongos (candidiasis)

Las infecciones bacterianas y las infecciones por hongos, en especial la candidiasis, son los dos tipos de infección vaginal por excelencia. Se dice que toda mujer experimentará una de ellas, o ambas, a lo largo de su vida, incluso varias veces. Y esta afirmación es totalmente cierta.

Existe un método para erradicar la candidiasis vaginal sin medicamentos (más al final de este artículo)

PUBLICIDAD

Debido a que estas infecciones pueden presentar síntomas muy similares en algunas fases de su desarrollo, es importante que las mujeres no traten de auto-medicarse sin antes buscar asesoramiento médico. Muchas mujeres acostumbran a comprar medicamentos anti-fúngicos de venta libre para tratar sus síntomas vaginales inusuales, cuando en realidad tienen una infección bacteriana o lo que es peor, cuando no tienen ninguna condición. Administrar un tratamiento inadecuado solo hará que la situación empeore o que los síntomas desaparezcan por un tiempo, pero al estar diseñado para atacar otro tipo de microorganismo, lógicamente no será efectivo (las infecciones bacterianas son causadas por bacterias y las infecciones fúngicas son causadas por hongos).

También es importante resaltar que las infecciones bacterianas suelen ser más serias que las infecciones por hongos. Si no se tratan de forma correcta y responsable, pueden conducir a otras complicaciones en el aparato reproductor femenino. Esto es especialmente importante para las mujeres embarazadas.

PUBLICIDAD

Partiendo de que no debemos diagnosticar y tratar una infección vaginal solo por los síntomas que se presentan, te propongo conocer cuáles son las infecciones vaginales bacterianas que pueden confundirse con una infección por hongos.

Vaginosis bacteriana

mujer infeccion vaginal

Al igual que las infecciones fúngicas, la vaginosis bacteriana es una causa común del flujo anormal, olor vaginal desagradable y sensación de incomodidad e irritación en la zona genital. En este caso el flujo vaginal puede tornarse abundante, de color blanquecino y consistencia extraña. A medida que la condición avanza el flujo sigue siendo abundante y acuoso, sobre todo después de las relaciones sexuales y el lavado con jabones perfumados; aparece con un color grisáceo turbio y el olor a pescado es cada vez más fuerte.

En realidad los síntomas pueden variar un poco en cada mujer debido a que la vaginosis bacteriana es causada por diferentes tipos de bacterias anaerobias. De ahí que su tratamiento se base en el uso de medicamentos antibióticos. No se considera una enfermedad de transmisión sexual, sin embargo es más común entre las mujeres sexualmente activas.

En las mujeres embarazadas es muy importante diagnosticar el tipo de infección que se tiene, ya que las consecuencias de una infección bacteriana mal tratada podrían poner en peligro el buen desarrollo del embarazo. Una infección bacteriana no tratada puede causar parto prematuro, infección intra-amniótica, (infección del líquido amniótico, membranas, placenta, y/o el útero), e infecciones post-parto en el útero que podrían enviarte de vuelta al hospital.

Vulvitis

La vulvitis es una condición de múltiples causas, que muestra casi los mismos síntomas externos que una infección vaginal, y que incluso puede ser causada por la candidiasis. Sin embargo, existen otras causas frecuentes, como las infecciones bacterianas (la gonorrea, la clamidia), la tricomoniasis, los piojos púbicos, la dermatitis, el eccema, la reacción alérgica a sustancias químicas que se encuentran en el jabón, papel higiénico, aerosoles vaginales, detergentes, entre otros. Para aplicar un tratamiento efectivo es necesario identificar la causa potencial de la vulvitis, de lo contrario podríamos estar enmascarando los síntomas solamente.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual causada por el parásito Trichomonas vaginalis. Esta condición puede transcurrir sin causar síntomas en algunos casos, pero otras personas experimentan flujo vaginal anormal, irritación, picor y olor desagradable en las primeras etapas. A medida que la tricominiasis va tomando fuerza, los síntomas más típicos se van estableciendo, por ejemplo flujo abundante, verde-amarillento, delgado o espumoso, dolor durante las relaciones sexuales o al orinar, dolor en la parte baja del abdomen, manchado leve. Para deshacerse de esta infección se requiere un tratamiento con antibióticos. (Te puede interesar: Vaginosis bacteriana vs. Tricomoniasis)

Clamidia y Gonorrea

La clamidia y la gonorrea son dos enfermedades de transmisión sexual que también pueden causar síntomas similares a las infecciones por hongos, pero en realidad son de origen bacteriano. La clamidia es causada por la bacteria Chlamydia trachomatis y la gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Ambas pueden desarrollarse sin causar síntomas, lo cual dificulta muchísimo el tratamiento oportuno desde las fases iniciales. Cuando se presentan, incluyen flujo abundante, blanquecino o amarillento, irritación vaginal, sensación de ardor al orinar, manchado entre períodos, malestar durante las relaciones sexuales, etc. Como es de esperar, el tratamiento para las infecciones fúngicas no funcionará en este caso; se requiere un curso de antibióticos fuertes recetados por el médico. 

Cuando la clamidia y la gonorrea no se tratan a tiempo, pueden causar complicaciones en el aparato reproductor, por ejemplo enfermedad inflamatoria pélvica, y aumentar el riesgo de embarazo ectópico e infertilidad.

Infecciones del tracto urinario

La infección urinaria suele deberse al ascenso de una bacteria que ha infectado la uretra. Típicamente causa varios síntomas que podrían confundirse con la candidiasis vaginal, por ejemplo irritación y dolor o ardor al orinar. Otros síntomas más específicos suelen ser rastros de sangre o moco en la orina, micción frecuente pero escasa, presión en la espalda baja o el abdomen, y fiebre leve. (Ver: Infección por hongos vs infección del tracto urinario)

Una infección urinaria no es algo que debamos pasar por alto. Es necesario acudir al médico y seguir un tratamiento antibiótico indicado para el tipo de bacteria que ha causado la infección.

✿ ¿Sufres de candidiasis vaginal? ¿Estás cansada de probar un tratamiento detrás del otro pero no ves grandes resultados? ¿La picazón y el flujo anormal han estado arruinando tu calidad de vida desde hace tiempo? Continúa en: Sistema para controlar y erradicar la Candidiasis Vaginal sin medicamentos »

PUBLICIDAD

Descarga GRATIS

LIBRO "VENCIENDO LA VAGINOSIS BACTERIANA"

  • Alivia todos tus sístomas de vaginosis bacteriana en 3 días o menos.
  • Realiza el tratamiento sin tener que moverte de tu hogar.
  • Ahorra el dinero de medicamentos costosos…los elementos necesarios los podrás conseguir dentro de tu casa.
  • Recupera la sensación de sentirte sana y limpia otra vez.
  • Y más, mucho más…¡Gratis!
apenb
 

“…ojalá todo el mundo conociera acerca de tu libro...hay tantas mujeres sin esperanza por ahí. Sé que nunca tendré que pasar por eso otra vez…”.

Carla.

Más comentarios como este en: ¿Hablamos? ¡Ya son más de 2900 consultas respondidas!

Tests auxiliares de auto-diagnóstico (infecciones vaginales):

PUBLICIDAD